Activistas denuncian acoso de la policía a inmigrantes en zonas rurales de Georgia

Por: Rafael Navarro- ENG

Un reforzamiento en los procedimientos de lucha para el año 2011 anunció en su última reunión la Alianza Latina de Georgia por los Derechos Humanos, cuyos miembros solicitaron a sus directivos, actuar frente a aquellas organizaciones hispanas que se benefician de la comunidad pero que no participan para nada en su defensa.

Igualmente pidieron hacer partícipes a los comerciantes y negocios latinos de gran envergadura para que éstos se animen a apoyar las acciones de GLAHR, sabiendo que van dirigidas a la defensa de sus consumidores.

En ese sentido Abad Vargas, uno de los miembros de la organización, propuso llevar a cabo una campaña de concientización entre el comercio local que nunca se ha vinculado con ninguna causa social y menos en estos momentos en los que se requiere apoyo económico para defender a la comunidad.

“¿Ellos nunca han participado, nunca se han hecho presentes?”, se cuestionó Vargas refiriéndose a quienes según él, están sufriendo también por la falta de clientes, pero tampoco se animan a hacer algo por ponerle freno a los ataques en contra de los inmigrantes.

“La lucha es cruel, pero ahí vamos”

El arquitecto Teodoro Maus, uno de los fundadores de la GLAHR, admitió que durante el 2011 van a tener que sortearse muchos obstáculos en el tema migratorio, justamente por la forma cómo se han venido desarrollando algunos eventos y el discurso de los políticos en torno al tema.

“Si hemos aguantado los dos últimos años, no agachados ni escondidos, podremos aguantar y resistir más, pero el trabajo que resta por hacer requiere de fondos y de más apoyo, porque se necesitan seguir haciendo demandas”, dijo Maus.

“Si logramos crear los fondos suficientes de defensa y podemos con ellos pagar buenos abogados constitucionalistas, vamos a hacer un excelente trabajo”, dijo el activista.

Maus hizo un breve esbozo de lo que actualmente se vive en los campos de cultivo de Georgia, donde los agricultores organizados han venido solicitando moderar la posición frente a los inmigrantes debido a que están siendo afectados por la falta de mano de obra para trabajar la tierra y recoger las cosechas.

En ese sentido dijo que los agricultores del Estado lo que trataban de hacer era asegurar la producción de sus haciendas y que eso estaba bien, ya que entre el 70 y el 80% de la mano de obra en ese sector corre por cuenta de mano de obra inmigrante.

“Legales o ilegales, pero eso es una realidad que ni ellos ni nadie puede ocultar”, aseveró. Dijo además que para este año 2011 tres aspectos iban a ser fundamentales para el éxito de la lucha a favor de los derechos humanos.

“Sacrificio, voluntad y convencimiento, es lo que vamos a necesitar, no tenemos que hacer nada violento, pero debemos seguir buscando las formas para llevar el mensaje de la lucha” aseguró Maus.

Acoso y ataques en las comunidades rurales

Por su parte Adelina Nicholls, denunció que los inmigrantes que habitan en las comunidades rurales del estado vienen siendo víctimas de acoso y de persecución por parte de las policías locales, y que eso era algo preocupante dado que las organizaciones de defensa en su mayoría se concentran en las ciudades.

“En las comunidades rurales la policía está acosando y atacando a las personas, independientemente si son pueblos donde se apliquen programas como la 287 (g) o Comunidades Seguras”, señaló.

Denunció que la policía haciendo uso de una autoridad que no tienen, decomisan a los inmigrantes sus documentos de identidad como pasaportes y matriculas consulares argumentado que son falsos.

“Este va ser un tiempo de prueba, ahora ya no solo para la gente de los centros urbanos sino en las zonas rurales.”

Las propuestas que vienen

El Foro Nacional de Inmigración reveló en un informe a finales de año que los estados de Georgia, Mississippi, Nebraska, Oklahoma, Pensilvania, Carolina del Sur y Tennessee, buscarán implementar medidas similares a la ley SB 1070 de Arizona.

El director del FNI, Ali Noorani, dijo que los Republicanos, quienes lograron el control de la Cámara de Representantes, y aumentaron cargos de gobernadores y las legislaturas estatales, enfrentan decisiones difíciles debido a las crecientes comunidades latinas y asiáticas.

‘Varios líderes republicanos han expresado su fuerte deseo de impulsar dura legislación antiinmigrante similar al método de Arizona pese a pruebas de que es venenoso para los intereses electorales del partido a largo plazo’.

En ese sentido la directora ejecutiva de GLAHR, recordó que hay varias propuestas esperando para ser presentadas en la legislatura estatal que una vez sean hechas públicas deben comenzar a combatirse por lo peligrosas que puedan llegar a ser.

“Hay dos propuestas para enmendar la enmienda 14, hay 14 estados que participan en un proyecto piloto y Georgia es uno de ellos, lo que quieren es regresar a los estados esa responsabilidad y que cada uno pueda expedir su propia acta de nacimiento”, dijo Nicholls.

Explicó que en ese orden de ideas, lo que propondrán tiene que ver con que, si un niño es nacido en Georgia y sus dos padres son indocumentados, ese niño tendrá un acta que confirme su nacimiento pero no su nacionalidad americana, sino la de sus padres.

Otra de las proposiciones que entrarán este año a la legislatura estatal, es la que busca que el programa de verificación electrónica E-Verify, no solo se haga de manera voluntaria como hasta ahora, sino que se amplíe a todas las empresas y compañías con sede en el estado y debe ser obligatoria su aplicación.

Eso implicará que los empleadores deben poner a disposición de la base de datos del gobierno federal todos los aspirantes a un trabajo independientemente de qué tipo de labores se vaya a cumplir.

Paros laborales, demandas y más desobediencia

Tanto los miembros de la comunidad que hacen parte de la Alianza Latina de Georgia por los Derechos Humanos, como sus directivos coincidieron en afirmar, que toda la problemática planteada y denunciada, no tendrá solución si todos deciden quedarse de brazos cruzados.

“Seguiremos con las demandas, propondremos paros laborales, utilizaremos los recursos que vayamos teniendo”, dijo Adelina Nicholls, quien adelantó que lucharán este año para que en los arrestos no se violen los derechos de las personas por no tener documentos.

“Nadie puede permanecer más de 48 horas detenida si no hay razón para ello, y eso viene pasando, eso hay que atacarlo”, advirtió.

La última reunión de GLAHR, donde se denunciaron graves atropellos contra los inmigrantes en las comunidades rurales y se marcaron directrices para la lucha de este año.


Acepta tarjetas de débito y crédito desde tu celular con Phone Swipe
About ENG