Comerciantes, rechazan la HB-87

Por: Rafael Navarro- ENG

Julio Peñaranda gerente del centro comercial Plaza Fiesta, está seguro que si en el estado de Georgia comenzara a aplicarse el contenido del proyecto de ley aprobado HB-87, tal como fue aprobado por ambas cámaras, el desastre económico sería total, porque la economía se volvería insostenible.

“Estoy aquí porque quiero solicitarle al gobernador que vete la HB 87, y para dejarles saber que no solo los negocios de los inmigrantes se van a ver afectados, también los negocios de los americanos van a sufrir las consecuencias de esta ley, y también quiero que sepan que los inmigrantes indocumentados también contribuyen pagando sus impuestos”, dijo Peñaranda.

El gerente del centro comercial emblemático de la comunidad latina de Atlanta, dijo que cada vez que un inmigrante o cualquier persona hace una compra está pagando impuestos, de manera que es una mentira de quienes quieren ocultar esa verdad cuando dicen lo contrario.

Auguró un panorama sombrío para las ciudades y condados que verán disminuidos sus impuestos y sus fuentes de trabajo.

“Las municipalidades que tienen problemas de bancarrota van a estar peor si no reciben los impuestos sobre las ventas, el estado va a bajar sus ingresos sino recibe los impuestos que ahora recibe”, dijo Peñaranda.

40 y 50 por ciento bajan las ventas

Interrogado sobre el impacto que Plaza Fiesta ha sentido en las últimas semanas desde que se inició la discusión de la HB 87 y las amenazas del gobernador de firmarla, Peñaranda dijo que sabe que a los comerciantes de su centro comercial, las ventas les han bajado entre un 40 y un por ciento.

“Ellos ahora están trabajando con los ahorros que tienen, pero qué va a pasar en 6 meses cuando esos ahorros se acaben” se interrogó.

A pesar de que, advierte no tener mayores dificultades, teme que en el futuro próximo la situación empeore.
“La gente ya no está comprando como antes, ahora solo compran lo indispensable y el día a día, pero eso es por la incertidumbre de si se van quedar o los van a sacar”, precisó.

Peñaranda hace parte de un grupo de alrededor de 40 propietarios y administradores de negocios que se han unido a la campaña para presionar al gobernador Nathan Deal para que vete la HB-87.

Este es el proyecto de ley que da facultades a la policía para actuar como agentes de inmigración, obliga a los empleadores de más de 10 empleados a usar el sistema de verificación federal E-Verify, y castiga a quienes transporten, den alojo o incentiven a indocumentados a venir al estado de Georgia.

Crece la petición de veto

“No somos partidarios de estos proyectos anti inmigrantes, los legisladores están obligados a comprometer sus esfuerzos para la seguridad de las comunidades inmigrantes”, dijo Alejandro Coss, Presidente de la Cámara de Negocios de América Latina.

“Protegiendo los derechos de los inmigrantes protegemos la economía de Georgia”, anotó, quien presidiera en el pasado la Cánara de Negocios México Americana.

Así mismo Martha Toribio, comerciante, dijo que la HB 87 no solo pone a la gente humilde en la mira del odio, sino que pone en peligro la salud de la economía de Georgia.

“Vamos a retirar las inversiones a los promotores del odio y asegurar que nuestros clientes y la comunidad en este estado estén a salvo de la discriminación y el acoso”, concluyó.

“Sin los hispanos no podemos seguir adelante, esta es una ley que no solo va a afectar a los que no tienen papeles, a los que tenemos papeles también nos va a afectar, y por eso estamos apoyando hoy todos los esfuerzos para que el gobernador vete esta ley”, dijo María García, representante de las tiendas El Progreso y la Única, una cadena de supermercados hispanos en el área metropolitana de Atlanta.

Negocios similares, han visto disminuir las ventas en proporciones de entre el 20 y el 30 por ciento en los últimos tiempos, y muchas tiendas similares han tenido que cerrar sus puertas en toda el área de Atlanta, especialmente en los condados de Cobb y de Gwinnett.

El gobernador sigue analizando la ley…

Interrogado por Jorge Buzo, reportero de la cadena Telemundo, Natahn Deal, dijo recientemente que el proyecto HB 87, sigue bajo estudio pero se abstuvo de dar fecha para su firma.

Así mismo dijo que, los inmigrantes que tuvieran papeles de residencia legal en el estado “gozaban de toda su protección”, y que a ellos no los afectaría el contenido de este proyecto legislativo que en sus manos se convertiría en ley.

Entretanto gobiernos como el mexicano reiteraron su preocupación por lo que pueda pasar en Georgia, y compararon la situación con Arizona donde un boicot comercial ha permitido que el estado deje de recibir millonarias sumas de dinero por varios conceptos que se desprenden de su actividad comercial.

“Si llegara a entrar en vigor, la versión final de la iniciativa HB 87 mantiene elementos que podrían ser lesivos para los derechos humanos y civiles de los nacionales mexicanos que viven en este estado al criminalizar aún más el fenómeno migratorio”, dijo el cónsul mexicano Salvador De Lara a través de un comunicado.

“Ciertas disposiciones aprobadas abren espacios para la aplicación indebida de la ley migratoria por parte de agentes locales, siendo ésta de competencia exclusiva del gobierno federal. La HB 87 también contiene restricciones a la Matrícula Consular de Alta Seguridad que no tiene ninguna relación con la situación migratoria de las personas que la portan, y que son expedidas bajo un proceso riguroso y en apego a la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares ratificada por México y Estados Unidos. La iniciativa tampoco reconoce las importantes contribuciones de los inmigrantes a la sociedad de este país”, reclamó el cónsul.

Sigue en pie proyecto de Boicot

“Georgia no es de Arizona y las iniciativas legislativas al estilo de Arizona harían un daño grave para nuestra economía”, dijo la Asociación de Funcionarios Latinos Electos de Georgia—GALEO, por sus siglas en inglés.

En análisis de GALEO, estas legislaciones ahuyentan la inversión extranjera, y recuerda que solo en turismo, por ejemplo, Arizona ha perdido $ 140 millones de sus ingresos.
Según el Departamento de Desarrollo Económico de Georgia, el impacto económico total del turismo (directos, indirectos e inducidos) es de unos 34,8 mil millones dólares, que es considerado el segundo renglón de la industria del estado.

Los turistas gastaron $ 19.4 mil millones en Georgia. ($ 17.5 mil millones gastados por los viajeros de EE.UU. / 18.000.000.00 gastado por los viajeros internacionales).
GALEO recuerda que el propio senador Saxby Chambliss (R) ha estimado que la mano de obra agrícola de nuestro país se compone de entre el 50-70% de inmigrantes indocumentados.

La industria agrícola es la número uno de Georgia, generando $ 68 billones de dólares y que da empleo a uno de cada siete georgianos. “Si las iniciativas en cuestión pasan, es probable que haya un éxodo masivo de mano de obra inmigrante de nuestro estado que dañaría directamente a la industria agrícola”.

Por todo ello han pedido que se llame al gobernador si es que estos proyectos son aprobadas para que los vete y evite sean ejecutados. Gobernador Nathan Deal (R), (404) 656-1776.

Aspecto de la reunión de los comerciantes en el capitolio estatal.


Sálvese Quien Pueda
About ENG