USA: La tierra del olvido

Por: María Isabel Pérez

Uno no sabe si reír o llorar con todo lo que está pasando alrededor de la inmigración en los Estados Unidos que se ha convertido en un tema que solo interesa a las organizaciones de apoyo a los inmigrantes y a los políticos oportunistas en épocas electorales.

A pesar que en otros tiempo fue tema de debate en los medios de comunicación llamando la atención nacional por las protestas y reclamaciones que a todo lo largo y ancho de la Unión Americana se vieron durante meses, hoy es un tópico que pasa a segundo plano frente a otros menesteres más importantes para los intereses del gobierno estadounidense como la crisis económica y las guerras que lidera en el plano internacional.

Las imágenes de cientos de miles de personas marchando por las calles de las principales ciudades americanas en un esfuerzo para presionar al congreso a que aprobara una reforma migratoria justa es solo historia.

Hoy, un escándalo de acoso sexual, unas fotos comprometedoras, una declaración de mal gusto, eventos todos ellos menos trascendentes, ocupan no obstante las primeras planas de los tabloides y los medios de comunicación audiovisual y electrónicos, dejando de lado el tema migratorio que involucra la vida de millones de seres humanos y sus familias. Tal parece que se ha perdido la sensibilidad hacia este asunto por cuestiones más vanas.

Pero así son las cosas, al presidente Barack Obama se le olvidó rápido su promesa de campaña y de nuevo los ilusionados inmigrantes que estaban a la espera de la misma se quedarán con las esperanzas burladas, porque el actual gobierno no fue capaz de llevar una agenda para la discusión y más aun liderar el debate en el seno del congreso estadounidense. Hoy, todos son consientes que el tema queda aplazado de nuevo por las elecciones que se avecinan, cosa que ya paso en las anteriores administraciones.

Mientras tanto, los políticos oportunistas y me atrevo a decir que el mismo presidente, tendrá entre sus temas de campaña para los comicios del 2012, el eterno tema de la inmigración. De nuevo escucharemos de la boca de ellos, que este es un asunto de interés nacional que debe ser resuelto.

Pero una vez se acaban las elecciones, resulta que ya no tiene prioridad y se tira al olvido con cinismo y falta de seriedad. Pero eso sí, las medidas represivas y las leyes antiinmigrantes están en la mente de los que torpemente han manejado el asunto y que son responsables del ambiente hostil en que poco a poco domina la realidad nacional en torno a las comunidades extranjeras.

Y es a que a muchos se les olvida que Estados Unidos nació de una oleada de inmigrantes que llegaron de Europa, al mismo Obama se le olvida que su padre fue un inmigrante, a los americanos de Estados Unidos se les olvida que ellos abrieron la puerta a la inmigración porque necesitaban mano de obra para trabajar en los oficios y tareas que ellos rechazaban, a los estadounidenses se les olvida que los inmigrantes han forjado la nación, sean hispanos, asiáticos, europeos, africanos, etc, son estas comunidades las que han enriquecido su cultura y ayudado a convertirlo en una potencia mundial.

Es cuestión de olvido, que la principal causa de la inmigración es la pobreza de las naciones tercermundistas, porque precisamente hay un desequilibrio en la economía que permite que haya ricos, pobres y los que no tienen nada. Un olvido así, trae como consecuencia adopciones de medidas insensibles que no responden a una realidad coherente y mucho menos la soluciona.

Medidas antiinmigrantes como las deportaciones permanentes de indocumentados, medidas extremas como las aprobadas en Arizona, Georgia, a las que se le sumarán otras como Utah, Alabama, Florida, nos llevan a pensar en un caos en el futuro, un limbo jurídico de tales legislaciones exageradas, que podrían estar atentando contra el espíritu de libertad de los que crearon la Unión Americana y la misma Constitución. Dicho esto, por las múltiples demandas de que están siendo objeto.

Y como si fuera poco, en el estado de Georgia, escuchar la salida en falso del gobernador Nathan Deal, no solo al firmar la ley antiinmigrante sino a su más reciente declaración en la que sugiere que se envíe a miles de personas que tienen antecedentes criminales y que están en periodo de prueba a recoger las cosechas, como respuesta a las quejas de los empresarios del campo a quienes se les perjudicó con la mencionada legislación porque no es fácil encontrar quien realice el trabajo del campo.

Ante la necesidad de trabajadores en los campos, el gobernador apoyó el envió de miles de personas con libertad condicional y como salida grandiosa según él, para que cultiven y recojan las cosechas de su estado.

Se le olvida al señor Deal, que si estas personas gozan de antecedentes es porque seguro no tienen como su principal preocupación, el trabajo honesto. Se le olvida además que otorgando el estatus de criminal a un ser humano que estaba haciendo un trabajo honesto y está ahora sí, dándole dicho trabajo a quien si tiene en su haber el estigma de haber sido una amenaza para la sociedad, deja mucho que desear como mandatario estatal.

Y quizás a mí se me olvidan muchas cosas que quisiera decir, pero, espero que usted señor lector reflexione sobre los muchos olvidos en que caemos y que luego nos hacen tomar decisiones que tarde o temprano lamentamos. Eso pasa en Estados Unidos…La tierra del olvido!.


Sálvese Quien Pueda
About ENG