Una mujer bienaventurada

Por: Luis Parra, pastor evangelista

Según la historia mexicana el 9 de diciembre de 1531 se celebraba la fiesta de la inmaculada concepción, se le presentó a Juan Diego y dicen que la santa virgen María, madre de Dios escogió a Juan Diego para que fuera su mensajero y le hiciera saber al obispo de la ciudad de México lo que ella deseaba.

Pero de acuerdo con un investigador católico mexicano Juan Diego no existió, por lo que se deduce que fueron el Obispo de la ciudad de México y el Obispo franciscano Fray Juan Zumarraga los inventores de esta fábula.

Soy un creyente del evangelio que guardo un profundo respeto por María la madre de Jesús de Nazaret, porque ella fue parte importante del evangelio y del plan de Dios; por eso deseo compartir algunos puntos para aclarar confusiones.

1.) María que para los mexicanos es Guadalupe fue la única mujer que continuó siendo virgen después de concebir, porque su embarazo ocurrió de manera sobrenatural, fue la obra del Espíritu Santo de Dios.

2.) María era fiel creyente del evangelio y por eso su estilo de vida fue ejemplar digno de imitar, ella vivió en obediencia y sometimiento a la palabra de Dios su creador y salvador.

3.) Todos tenemos la responsabilidad delante de Dios de darle a María el lugar que su Hijo Jesús le dio en la Santa Biblia, porque así cumplimos dos propósitos: Respetamos y obedecemos la Biblia, y también respetamos la voluntad de María.

La Inmaculada Concepción: La palabra inmaculada significa sin mancha, concepción es concebir, quedar embarazada. Se comenzó a llamar a María “La inmaculada concepción” con el fin de darle mayor exaltación al dogma católico declarando que ella fue concebida sin mancha del pecado original en las entrañas de su madre.

Este privilegio romanista fue establecido como dogma el 8 de Diciembre de 1854 por el papa Pío IX y deja establecido que todos los demás seres humanos nacemos con el pecado original.

El salmo 51:5 dice: “En maldad he sido formado y en pecado me concibió mi madre”, no podemos desconocer que María tuvo mamá y papá y heredó el pecado de Adán y Eva la desobediencia a la palabra de Dios.

¿A quién le creemos, al papa Pío IX y su religión o le creemos a Dios? Ahora los invito para que busquen en una Biblia Católica y van a encontrar que ni siquiera en esas biblias el Espíritu Santo quien la inspiró no menciona una Inmaculada Concepción de María o un pecado original.

María no es la madre de Dios, veamos por qué: Ella no podía ser madre de Dios porque fue el mismo Dios quien la creó y quien la escogió para cumplir el ministerio más importante que una mujer pudiera recibir y que jamás se volverá a repetir; ser la madre de Jesús.

“¿Pero acaso Jesucristo no es Dios?” ¡Si él es Dios! en su manifestación carnal como hombre, esto quiere decir que María es madre de esa manifestación carnal de Jesús, pero en ninguna Biblia ni siquiera católica, podemos leer que Dios tuvo madre.

Y para probar esto con la infalible palabra de Dios María habla y con sus propias palabras avergüenza a Roma católica echando por tierra su imposición doctrinal falsa, en LUCAS. 1:46 Entonces María dijo:

“Engrandece mi alma al Señor; VS. 47 Y mi espíritu se regocija en Dios mi salvador. VS.48 Porque ha mirado la bajeza de su sierva; pues he aquí, desde ahora me dirán bienaventurada todas las generaciones”. ¡Una cosa es inmaculada y otra bienaventurada!

Ahora la iglesia cristiana antigua nunca la llamó madre de Dios, y María declaró que necesitaba la salvación de Dios que necesita usted, yo y toda persona que vive en este círculo de la tierra.

Me despido de ustedes con esta palabra de Dios 2 Timoteo 2:7 “Considere lo que le digo, y el Señor le de entendimiento en todo”!

Sinceramente su amigo el pastor evangelista Luis Parra.


Cada semana estamos rifando iPads, Laptops, TVs cada semana y la rifa de un Nissan Versa Note en Agosto del 2015
About ENG