La nueva póliza de Obama genera mezcla de emociones dentro de la comunidad hispana

Por: Rolando Zenteno*, especial para El Nuevo Georgia.

Los rumores generados por el anuncio del presidente han llevado a ciertos individuos al borde de un frenesí emocional. La nueva póliza del presidente ha exaltado los ánimos de la comunidad causando que las pólizas pasadas sean opacadas y en el peor de los casos olvidadas. En las palabras del activista y defensor de los derechos civiles, Malcolm X, “No clavas un cuchillo en la espalda de un hombre 9 pulgadas, le retiras 6 pulgadas, y le llamas a eso progreso”

Los acontecimientos recientes exponen nuestra corta memoria, ya que nadie recuerda el record de deportaciones llevado a cabo por esta administración. ¿Que no fue el presidente Obama el que dijo que se tomaría discreción a la hora de deportar y se enfocaría solo en aquellos con un extenso record criminal?

¿Por qué entonces dreamers como Jesús Cruz tienen holds de deportación a pesar de que esta póliza sería aplicable en su caso? ¿Por qué entonces fue rechazada su petición para ser protegido bajo dicha póliza? La respuesta es corta y sencilla; el reciente anuncio del presidente como los anuncios hechos en el pasado son solamente pólizas, sin firma, sin autoridad, sin garantía.

Yo creo que el acto de contener una acción con el simple hecho de hablar no se merece la exaltación del acontecimiento. El presidente estaba consciente de los actos de desobediencia civil que se estaban llevando a cabo a lo largo y ancho del país. Muchos medios de comunicación no difundieron las protestas de aquellos estudiantes que tomaron las oficinas de la campaña del presidente y en el momento en que Obama expuso su mensaje muchos lo recibieron como un acto noble y sincero pero descartaron la razón por la cual el presidente tomó tal decisión.

El presidente tenía miedo que un grupo de estudiantes llamados “DREAMERS”, le costase el voto hispano y en el peor de los casos, la presidencia de los Estados Unidos. Obama ha removido el parche de la discreción fiscal y en su lugar ha colocado la póliza que le daría licencias de conducir y permisos de trabajo a todos aquellos que califiquen con los requerimientos de la nueva póliza. Lo que la prensa amarillista no informa a la comunidad es lo siguiente:

Esto es una póliza, no una orden ejecutiva. En un estado tan conservador como Georgia, ICE puede ignorar dicha póliza y seguir en lo suyo. El Departamento de Homeland Security—DHS– puede rechazar cualquier aplicación sin importar el hecho de que la persona califique para los beneficios. Todos los que apliquen estarán a discreción del DHS.

Las provisiones que involucren convicciones criminales causaran que el DHS niegue aplicaciones. No hay una definición sólida que aclare el significado de un crimen menor así que un arresto pude ser considerado algo grave. ( Un D.U.I. puede ser considerado un crimen mayor) La acción diferida puede ser terminada, si se le niega a una persona acción diferida la primera vez no habrá manera de re aplicar, incluso, algunos pueden ser deportados en el momento de aplicar.

¿Qué pasara cuando el permiso expire en dos años o cuando la persona cumpla treinta años de edad? ¿Qué pasará al terminar la presidencia de Obama?

Esta póliza no es un camino a la ciudadanía. Los estudiantes indocumentados seguirán siendo negados en las cinco mejores universidades de Georgia. No se podrá aplicar para beneficios estatales como in- state- tuition.

Me da tristeza que con una póliza más Obama logró dar esperanzas a miles de estudiantes indocumentados en Georgia. Esta póliza fue una táctica más y la comunidad hispana fue el peón que Obama utilizó para asegurar su reelección. Les pido a todos aquellos que puedan beneficiarse de esta póliza que sean cautelosos, esperemos a ver cómo es implementada.

Muchos dicen que el esfuerzo dado a una acción da resultados equivalentes al trabajo hecho. Yo he puesto mi futuro en riesgo, he hecho actos de desobediencia civil, y he protestado por una orden ejecutiva que acapare a todos los dreamers en este país. YO NO me he puesto la soga al cuello para que aquellos que se autonombran activistas se dejen dar atole con el dedo.

NO. Esto no es por lo cual yo he luchado. Una póliza más no me podrá callar, porque yo valgo más que una póliza. Tengamos dignidad, no es tiempo de celebrar, es tiempo de luchar.


(*) Rolando Zenteno es del movimiento Dreamers de Georgia, tiene 17 años y su última participación en público fue en la jornada de protestas frente a varias oficinas de la campaña de Obama, incluida la de Atlanta.


Acepta tarjetas de débito y crédito desde tu celular con Phone Swipe
About ENG