Suficiente!

Ya hemos escuchado tanta politiquería, tanta demagogia y la suficiente basura en boca de los “expertos”, que hay que darle gracia a Dios porque, por fin la Corte Suprema tomó las dos decisiones más importantes que debía tomar este año, y en las que, de una manera u otra las vidas de quienes aquí residen se van a ver afectadas.

El primer fallo tuvo que ver con la ley SB 1070 de Arizona, y aunque los ciegos seguidores del gobierno dijeron que había sido un triunfo, pues hay que aguarles la fiesta porque no lo fue. Ahí tanto el gobierno, como la comunidad inmigrante perdió, y no porque la Corte así lo hubiera querido, sino porque dentro de sus competencias, ella no puede juzgar sobre “supuestos” o “temores”, simplemente sobre realidades y evidencias.

Para ser más claros, darle la competencia a las policías locales a que pregunten por los “papeles” a los inmigrantes o a quienes no luzcan como “legales”, es algo que tiene que pasar primero, para luego demostrar que a través de esas acciones se pueden violar los derechos civiles y aplicar el perfil racial, solo así, podrá entonces ser demandada de nuevo esa medida.

Parece contradictorio, pero así dicen las leyes en este país que debe suceder, para que luego se actúe en su derogación…o en su perpetuidad…ahí veremos!

El segundo fallo sobre la reforma a la salud, en el que unos 26 estados de la nación, todos con gobernadores republicanos como el de Georgia, habían demandado la ley porque de alguna manera desfavorece sus intereses egoístas y mercantilistas, sí fue un triunfo para el gobierno de Obama, tanto así, que de inmediato salió el candidato Mitt Romney a decir, que de llegar a ser presidente él derogaría esa ley.

Ahí se mide entonces que fue un triunfo para el país y para su clase pobre, media y trabajadora a la que por supuesto multimillonarios como el republicano Mitt Romney no solo espolió y dejó sin trabajo en las empresas que negoció, llevó a la quiebra y luego mandó a la China, sino que ahora amenaza con quitarles un poco de lo que con esta reforma pueden ganar.

Esos dos fallos han permitido que un desfile de “estrategas”, demócratas y republicanos pasen por cuanto medio de comunicación han querido y es tan repugnante escucharlos que antes que hacerle un favor a sus partidos les hacen un daño irreparable.

Aquí hay en este momento solo una cosa. Elecciones. A parte de eso, dos fallos que fueron esperados por su impacto. El primero, el de Arizona, hubiera podido evitarse si Obama, el hombre por el que el 67% de los latinos votó en las elecciones del 2008, hubiera cumplido su promesa de impulsar junto a la gente de su partido una verdadera reforma migratoria en su primer año de gobierno y no lo hizo. Echó mentiras, fue falso, se burló de la comunidad!

El segundo fallo, el de la reforma a la salud, no le interesa a los republicanos, simplemente porque saben que con los cambios, la clase obrera y trabajadora se va a inclinar hacia el partido demócrata y eso en este año de elecciones es cavarle la tumba a Romney, y en esa labor su propia lengua, sus propios desaciertos y sus “estrategas” habladores de paja, han contribuido de manera brillante.

Suficiente hemos tenido en estos días de “estrategas” y “expertos”, gracias a Dios que esos dos fallos ya han sido dados y que al menos nos quitaremos de encima tanta palabrería barata y tanta basura de todos estos politicuchos.


Sálvese Quien Pueda
About ENG