SERIE: Cuatro cosas que hacen que la vida valga la pena. Permanecer (Parte 3)

Eduardo SilvaEn las dos ediciones anteriores compartimos primero que la vida vale la pena si APRENDEMOS, luego compartimos que la vida vale la pena si INTENTAMOS aquello que hemos aprendido. Ahora vamos a ver que la vida vale la pena si PERMANECEMOS.

Como puedes notar, una cosa va de la mano con la otra, ya que de nada sirve aprender algo si no lo intentamos; y de nada sirve intentar algo si no permanecemos hasta lograr lo que anhelamos.

Esto resulta sencillo entenderlo si lo aplicamos a cualquier deporte. Por ejemplo, una persona puede aprender a jugar soccer, aprender todas las técnicas, las reglas, etc. Luego puede intentar jugar en un equipo algunos partidos, pero si PERMANECE el tiempo necesario para completar el torneo, incluso, el jugar en cada torneo futuro, va a resultar que algún día llegue a destacar y a convertirse en un gran jugador.

En gran medida prácticamente todo lo hagamos en la vida es similar al proceso de la siembra y la cosecha. Hay quienes siembran en la primavera con gran ilusión y sueños esperando cosechar abundantemente. Pero resulta que cuando las cosas se ponen difíciles en el verano; cuando se pone más pesado el trabajo; cuando a mitad de la jornada se está totalmente agotado; es cuando la gente tira la toalla y deja aquello porque resulta muy difícil, y no espera, ni se esfuerza hasta que pase el verano para poder ver en su tiempo la cosecha.

El reto es PERMANECER aún cuando las cosas no vayan como se habían planeado. Si se permanece, es posible que la cosecha sea abundante, o que incluso, no sea una buena cosecha debido a varios factores, pero lo importante, es que si se PERMANECE, se pueden corregir los errores y hacerlo mejor el próximo año.

Si comienzas algo PERMANECE hasta que hayas pasado por cada etapa del proceso. Es como en un partido de soccer en donde un equipo puede ir perdiendo miserablemente cinco a cero, pero debe permanecer hasta el final del partido. Te imaginas si vas a ver un partido y tu equipo va perdiendo y el equipo dice “vamos perdiendo y mejor nos vamos ya que no tiene caso seguir jugando”, seguramente te sentirías totalmente defraudado de que tu equipo tomara esa postura tan pesimista.

Esto mismo pasa con las personas que comienzan algo y a medio camino dicen “no vale la pena continuar” y se retiran derrotados antes de que haya terminado “su partido”. Estudiantes que abandonan los estudios porque se puso difícil la cosa, o que al carecer del dinero necesario simplemente dejan la universidad, sin hacer hasta lo imposible por trabajar y estudiar si es necesario.

Hay cientos de miles de personas que han tenido que trabajar y estudiar, y que han permanecido sin importar que tan difícil se pongan las cosas; ya que han mantenido la llama encendida con su mirada fija en la meta de un día llegar a tener un título universitario y poder aspirar a un mejor nivel de vida.

Esto mismo aplica a toda persona que se propone lograr cualquier meta en la vida; ya sea una carrera universitaria, un puesto importante en alguna compañía, llegar a ser el mejor empleado de su departamento, destacar en los deportes o en las artes, llegar a tener su propio negocio, etc. solo se puede lograr si se PERMANECE hasta el final sin importar los obstáculos que tengan que superarse.

Deseándote éxito en la vida,
Eduardo Silva
¡Posibilidades… Nada es imposible para el que cree!
www.EduardoSilva.biz


Sálvese Quien Pueda

Fuego cruzado

Maribel HastingsPor: Maribel Hastings*

El Congreso está a punto de iniciar su receso de verano antes de las elecciones intermedias y las estrategias electoreras de ambos partidos pueden, como suele ocurrir, entorpecer la solución de asuntos cruciales para la nación, como la inmigración, o potencialmente romper el impasse del alivio administrativo para millones de indocumentados en Estados Unidos.

La emergencia humanitaria de la frontera, con miles de niños que cruzan solos provenientes de Honduras, Guatemala y El Salvador, eclipsó la discusión del alivio administrativo para indocumentados sugerido ante el bloqueo republicano a un plan de reforma migratoria amplia.

El presidente Barack Obama, empero, anunció en medio de la emergencia que presentará medidas administrativas, dentro de su autoridad legal, para ofrecer alivio migratorio potencialmente a millones de indocumentados, invitando así a una confrontación con los republicanos.

Es el mismo Obama que desde que asumió su cargo desoyó los llamados a enfrentar a la oposición republicana por el tema migratorio. Sólo ejerció mano dura contra los inmigrantes para apaciguar a los extremistas deportando a millones con la esperanza de que los republicanos colaboraran para impulsar la reforma.

Obama subestimó la mala voluntad que le tienen los republicanos, quienes para no concederle ninguna victoria legislativa prefieren hundir el barco con todos adentro.

Es el mismo Obama que afirmaba no tener la autoridad de conceder alivio administrativo para algunos indocumentados, pero enfrentado en 2012 con la apatía de votantes latinos molestos por la falta de reforma y millones de deportados, amparó a jóvenes indocumentados mediante la Acción Diferida o DACA.

Obama fue reelecto con 71% del voto latino, mayor al 67% de ese sufragio que acumuló en el 2008. El mensaje fue claro: abordar sin miedo la reforma migratoria energiza los sectores electorales requeridos para ganar la Casa Blanca.

Pero de 2012 a la fecha impulsar esa reforma ha sido un vía crucis con Obama deportando más inmigrantes que ningún otro presidente, y los republicanos atacando a los inmigrantes para apelar a su base, acusando a Obama de no aplicar las leyes, y ahora culpando a DACA de la emergencia humanitaria fronteriza, aunque el éxodo de niños comenzó antes de 2012 y no cualifican para DACA.

La emergencia humanitaria plasma quiénes controlan el Partido Republicano. Han explotado el éxodo afirmando que la frontera no es segura (aunque los niños se entreguen a la Patrulla Fronteriza), que Obama no aplica las leyes (aunque esté aplicando la ley anti tráfico de personas de 2008 que provee alivio legal y humanitario a menores de países sin frontera con Estados Unidos), y que el presidente concedió DACA (aunque estos menores no cualifiquen).

Los republicanos acusan a Obama de excederse en sus poderes por girar medidas administrativas, pero quisieran que firmara una para cambiar la ley de 2008 y lograr la inmediata deportación de niños centroamericanos.

Y aquí confluyen todos los intereses electoreros. En el Senado la medida para encarar la emergencia fronteriza no incluye cambios a la ley de 2008 porque muchos demócratas se oponen a desproteger a los menores. La Cámara Baja de mayoría republicana impulsa una medida con menos fondos que los solicitados por Obama y con cambios a la ley de 2008. La Casa Blanca quiere “flexibilidad” para aplicar la ley de 2008 y deportar velozmente a los niños, como se hace con los menores mexicanos.

Súmele que los republicanos de la Cámara Baja se aprestan a votar para autorizar una demanda contra el presidente Obama por “exceder” su autoridad ejecutiva. Añádale que los republicanos no aprendieron ninguna lección del juicio de destitución al presidente Bill Clinton por el mal manejo de sus líos de faldas y ahora coquetean con la destitución de Obama.

Más aún, todas estas amenazas de demanda y de destitución movilizan a la base demócrata, lo que no ha pasado inadvertido para los estrategas y, de hecho, ha representado más dinero de esa base al Comité Demócrata de Campañas al Congreso (DCCC).

La inmigración moviliza votantes y los demócratas finalmente parecen comprenderlo. De lo contrario no veríamos a Obama prometiendo cambios administrativos meses antes de las elecciones intermedias, si no pensara que los anticipados ataques republicanos por el anuncio movilizarían a la base demócrata a las urnas, algo históricamente Difícil en comicios intermedios.

Los republicanos también esperan movilizar a su base con las amenazas de demanda y destitución, medidas de control fronterizo y deportación de niños. Los demócratas esperan minimizar las anticipadas pérdidas de noviembre que amenazan con despojarlos del Senado y apuestan a que lo sembrado ahora les ayude en 2016. Los republicanos apuestan todo a movilizar a su base, algo que los ayudará este noviembre, pero no en 2016.

Y en este fuego cruzado algunos inmigrantes perderán. Todo parece indicar que muchos serán los niños recién llegados y los que traten de venir después. Los republicanos no los quieren aquí y Obama ya advirtió que el asilo no se otorga “con base en una necesidad económica o porque una familia viva en un mal vecindario”, aunque ese vecindario sea en la nación más violenta del planeta, como Honduras.

Otros indocumentados que ya viven aquí podrían beneficiarse de algún alivio administrativo, fruto de un mar de cálculos políticos y electoreros que prueban otra vez que para los políticos no se trata de hacer lo correcto sino lo conveniente.

Maribel Hastings es asesora ejecutiva de America’s Voice


Sálvese Quien Pueda

Muchos no llegan a la orilla, se ahogan

Jorge RamosEl río es Bravo y Grande, traicionero e impredecible. Debajo de su aparente placidez, fuertes corrientes y remolinos te pueden enrollar con basura y ramas. El lodo del fondo te chupa. Es color café oscuro, impenetrable y contaminado. Imposible verse los pies. Sus piedras te desgarran la piel. En los últimos nueve meses, 33 personas se han ahogado (solo en el área de Laredo). Casi todos inmigrantes.

Este es el río que una tarde cruzó Orbin, un niño hondureño de 15 años de edad. Lo conocí poco después de “la cruzada”, como muchos le dicen a la aventura de nadar de México a Estados Unidos.

Orbin ya lo ha sufrido todo. Nunca conoció a su papá, su mamá se fue de San Pedro Sula, Honduras a Estados Unidos cuando él tenía seis años de edad, las pandillas le mataron a su mejor amigo frente a sus ojos –“le dieron en la cabeza y él se murió”-y luego lo amenazaron de muerte a él. Tras 25 días viajando absolutamente solo por Honduras, Guatemala y México, le faltaba únicamente cruzar el río para llegar a Estados Unidos y comenzar una nueva vida.

“Sí, tenía miedo”, me confesó Orbin. Pero más miedo tenía de quedarse en su casa en Honduras. “Querían que yo entrara a las maras”, me contó, refiriéndose a la peligrosa Mara 18. “Y como yo les dije que no, entonces me dijeron que en un mes me iba a pasar algo.”

Orbin no esperó y con un poco de dinero que le dio su tío, se vino a Estados Unidos. Además, quería reunirse con su madre, quien vive en la Florida, a quien dejó de ver hace nueve años.

La historia de María es similar. A su hija Ana de 17 años la trataron de violar miembros de la pandilla Los Chinos en Honduras. Un vecino intervino y “lo mataron”, me dijo Ana llorando.

María supo inmediatamente qué hacer. “Cuando nos dijeron que nos matarían”, me contó, “me asusté tanto y decidí irme.” Viajó con Ana y con su otra hija, Juana, de 14 años. No sabe cómo, pero lo hizo solo con 300 dólares y sin “coyote”. Las tres cruzaron el río Bravo en ropa interior y mordiendo una bolsa negra de plástico, donde guardaban sus pocas pertenencias.

Con la ayuda de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos yo también crucé el río para saber lo que pasan inmigrantes como Orbin, María, Ana y Juana. (El reportaje para la televisión está aquí http://fus.in/1pc29SN). Y por las fuerte corrientes terminé a casi 200 metros de mi punto de partida. Cruzar es muy difícil para un adulto y casi imposible para un niño.

Pero ¿qué lleva a un niño a jugarse la vida? Estos niños están huyendo de la violencia, de las pandillas y de la pobreza extrema. Nada de eso es nuevo en Centroamérica. Tampoco es nuevo que una vieja ley, del 2008, prohíbe la deportación inmediata de niños solos que vienen de El Salvador, Guatemala y Honduras. Y eso, en la práctica, significa que la política extraoficial de Estados Unidos es que no deporta a niños centroamericanos.

Entonces ¿qué es lo nuevo? Lo nuevo es que las familias centroamericanas claramente entendieron que la reforma migratoria había muerto en el congreso de Estados Unidos y que el presidente Obama, de alguna manera, estaba dispuesto a ayudarlos. Obama ya había protegido legalmente a más de medio millón de Dreamers (estudiantes indocumentados) y lo podría hacer por millones más con una acción ejecutiva.

Pero aún si eso no fuera cierto, está el factor emocional. Esto es importantísimo para entender la actual crisis de los niños en la frontera. Las familias centroamericanas llevan años separadas, con madres y padres en Estados Unidos y sus hijos encargados a tíos y abuelos en los países más pobres del hemisferio. Ante la certeza de que nada se resolvería legalmente pronto, tomaron la desesperada decisión de mandar por sus niños a pesar de los riesgos. Ya no había nada más que esperar. El “rumor” de que a los niños solos no los deportaban a Centroamérica resultó cierta –son muy pocas las deportaciones de los 24 mil niños arrestados en el 2013- y la frontera sur se llenó de menores de edad.

Nada de esto pasaría con una reforma migratoria. Estas son las consecuencias de la falta de acción de políticos que están más preocupados por la política que por el bien del país. Y esta no es la última crisis. Más inmigrantes seguirán llegando ilegalmente, niños y adultos, hasta que encontremos la manera de hacerlo ordenadamente con una nueva ley.

Mientras tanto, más niños centroamericanos como los que conocí en Laredo seguirán arriesgando sus vidas en las crueles aguas del río Bravo. El riesgo de ahogarse en la orilla no es nada comparado con lo que dejaron atrás.

Posdata: Los nombres de los inmigrantes que entrevisté no son reales. Me pidieron que los cambiara por temor a represalias de las pandillas, aún aquí en Estados Unidos.


Sálvese Quien Pueda

Networking, estrategia importante para todo emprendedor

JUAN CAMILO PERALTAPor: Juan Camilo Peralta

En artículos anteriores hablamos de lo importante que es tener una actitud positiva para los negocios y lo importante que es el apoyarnos mutuamente en nuestra comunidad. Emprender es una tarea difícil, pero se vuelve más fácil de llevar si no nos ayudamos unos a otros. Un emprendedor solo, soporta la presión solo.

Hoy vamos a hablar de lo importante que es el Networking para tu negocio. Empezaremos explicando que el Networking no es otra cosa más que el arte de conseguir una red de contactos que te sirven para tu negocio. En otras palabras, significa que tú puedes ser importante para otros y ellos para ti.

Para ello es importante ofrecer confianza, amistad y valor incluso antes de que tus esfuerzos empiecen a dar los primeros frutos. Recuerda que en el Networking se trata de mantener y construir relaciones personales a largo plazo que impliquen un beneficio mutuo.

Tu reputación como emprendedor nace y crece en el Networking, por eso es importante que cumplas tus compromisos y promesas. Es decir, si conoces un contacto y le prometes mandarle una información, hazlo y verás como comienzas a construir tu red de contactos.

Ten en cuenta que no conseguirás una buena red de contactos desde tu casa. Por eso, debes hacer el esfuerzo de aumentar tu vida social y moverte mucho en círculos empresariales.

Hay muchos eventos de Networking que toman lugar todos los días de la semana, lo importante es que identifiques unos cuantos y los visites frecuentemente. Difícilmente los clientes llamarán a tu puerta si no te conocen y por eso necesitas construir una red de contactos en los que puedes apoyarte y colaborar.

La experiencia de Networking va a ser más placentera y positiva para tu negocio si aplicas las siguientes pautas:
-Aprende a desarrollar tus habilidades sociales y de comunicación, escribe unas frases cortas acerca de ti y de tu negocio y memorízalas bien.
-Se una persona generosa. Mira más allá de tus propios intereses y aprende de los negocios de las otras personas.
-Genera confianza y amistad.
-Da valor a tu propuesta, pregúntate: ¿Qué puedo ofrecer a otros emprendedores?
-Agradece todo lo que recibas.
-Contesta todos los correos, llamadas y comentarios de tus nuevos contactos.
-Se muy profesional.

Ten paciencia. El Networking es parte importante de tu estrategia de mercadeo y como todo tipo de publicidad, puede pasar tiempo antes de conseguir resultados. No se te olvide de tener suficientes tarjetas de presentación a la mano y listas para distribuir.

Este 31 de julio tienes la oportunidad de experimentar y poner en práctica todos estos consejos. Estas cordialmente invitado a nuestro Networking de Emprendores Latinos USA el cual tomara lugar en el Defoor Center ubicado en la 1710 Defoor Ave NW Atlanta 30318.

Tendrás la oportunidad de conocer a otros emprendedores que como tú quieren ser parte del cambio en nuestra comunidad y de galardonar a emprendedores destacados por ser creativos, perseverantes, innovadores, e influenciar a la comunidad. Esperamos contar con más de 200 emprendedores como tú en una noche de compañerismo, innovación e inspiración.

En caso de que estés leyendo este artículo después del 31 de julio, te animo a que te unas a nuestro grupo de emprendedores y te hagas miembro individual gratis. Y tú, ¿Tienes ya tus tarjetas de presentación?


Cada semana estamos rifando iPads, Laptops, TVs cada semana y la rifa de un Nissan Versa Note en Agosto del 2015

SERIE: Cuatro cosas que hacen que la vida valga la pena. Intentar (Parte 2)

Eduardo SilvaEn la edición anterior iniciamos esta serie, y en esa ocasión dije que “La vida vale la pena si APRENDES”. En esta ocasión vamos a continuar la serie diciendo que La vida vale la pena si INTENTAS.

En la vida hay que INTENTAR hacer algo en relación a lo que has aprendido; es ponerlo en acción, ya que de nada sirve aprender algo si no lo pones en práctica. Si no lo intentas nunca vas a saber lo que pudiera suceder.

Si le pidiéramos a un grupo de niños que intenten hacer el salto de altura con una barra de un metro de alto. Algunos niños van a decir que no pueden, otros van a decir que es fácil, otros van a decir que no saben si lo pueden lograr. La única forma de saber si lo van a lograr o no, es que cada niño haga la prueba saltando.

Hasta que no tratan de hacer el salto es imposible saber si lo van a lograr o no. ¿Qué pasa si lo intentan y algunos niños tocan la barra y la tumban; acaso eso significa que no lo pueden hacer? por supuesto que no, simplemente deben intentar una y otra vez, y con un poco de práctica; con ayuda de un entrenador que les de técnicas de salto; con el tiempo se dan cuenta que saltar un metro es fácil, y si continúan intentándolo, con el tiempo puede llegar a saltar aún más alto; pero si NUNCA lo intentan, NUNCA van a saber si lo podían lograr o no.

Si piensas que lograr tal o cual cosas es difícil, o que no lo vas a poder hacer; la realidad es que hasta que lo intentes, y lo continúes intentando; es entonces que realmente vas a saber si lo puedes lograr o no.

A la edad de 19 años tenía una clase de metalurgia en la universidad que para mí era muy difícil, y que además no me gustaba, ni tenía nada que ver con mi carrera de ingeniería en electrónica, pero que de todas formas tenía que cursarla y pasarla.

El maestro nos dijo que podíamos obtener puntos adicionales si preparábamos la clase y la dictábamos a todo el grupo. En ese momento, yo no sabía qué tan complicado pudiera ser preparar la clase, y peor aún, tenía pavor de pasar al frente a dictar la clase.

Al día siguiente cuando el maestro pidió un voluntario yo levanté la mano y pasé al frente a dictar la clase. Las piernas y la voz me temblaban; continuamente tenía que ver mis notas porque se me olvidaban las cosas que iba a decir. Eso fue terrible, pero de alguna manera lo hice.

Para hacer la historia corta, en todas las clases del curso yo fui el único voluntario que tuvo las agallas de pasar al frente. Conforme pasaban los días mi confianza iba en aumento, cada vez me desenvolvía mejor en la clase, y con el tiempo el maestro simplemente me daba la señal para pasar al frente, y él simplemente concluía la clase al final. Esto me permitió en cierta medida perder el temor de hablar en público, y fue una tremenda enseñanza que me llenó de confianza en mí mismo, cosa que nunca hubiera logrado si no lo hubiera intentado jamás.

De la misma manera, si intentas cualquier cosa que pudiera llevarte a alcanzar tus metas y tus anhelos; todas esas barreras y obstáculos que se te van a presentar en el camino vas a poderlas superar, si tan solo lo intentas una y otra vez hasta lograr tu meta.

Es como en el béisbol (baseball), si al principio no logras pegarle a la pelota, eso no significa que nunca lo vas a lograr. De hecho, si lo piensas por un momento, los beisbolistas profesionales en muchas ocasiones solo logran pegarle 3 de cada 10 veces, eso significa que 7 veces “fallan” y de todas formas ganan millones de dólares.

Por esa misma razón, LA VIDA VALE LA PENA SI INTENTAS aquellas cosas que te pudieran llevar al siguiente nivel en las metas de tu vida. De cualquier forma, si lo intentas no pierdes nada, y por el contrario puedes ganar mucho.

Deseándote éxito en la vida,
Eduardo Silva
¡Posibilidades… Nada es imposible para el que cree!
www.EduardoSilva.biz


Cada semana estamos rifando iPads, Laptops, TVs cada semana y la rifa de un Nissan Versa Note en Agosto del 2015

La doble moral

Maribel HastingsPor: Maribel Hastings*

La Ley de 2008 de Protección a Víctimas de Tráfico de Personas está al centro del debate político para encarar la crisis de los niños migrantes. Dicha ley concede protecciones legales y humanitarias a menores migrantes de países que no tienen frontera con Estados Unidos.

En la caótica cobertura del flujo de menores en la frontera ya han comenzado a presentarse historias que intentan buscar las verdaderas razones del éxodo de menores, lo cual va más allá de repetir lo que ciertos sectores quieren hacer creer: que la Acción Diferida de 2012 para jóvenes indocumentados, los Soñadores, es la razón central de la crisis. DACA tiene fecha límite y quienes ingresen ahora no cualifican. Además, el flujo de menores comenzó a intensificarse desde 2011 cuando todavía DACA no se anunciaba. Ya hay más cuestionamiento a quienes dicen que lo ocurrido demuestra que no hay control en la frontera; una falacia, considerando que estos migrantes se están entregando voluntariamente a la Patrulla Fronteriza. Se cuestiona a quienes dicen que la administración no está aplicando las leyes y que por eso el fenómeno persiste.

Este punto es especialmente irónico porque el gobierno, al detener, albergar y procesar a estos menores centroamericanos, está aplicando la ley de 2008 promulgada por el presidente republicano George W. Bush. Los republicanos dicen que Obama no aplica las leyes, pero ahora la ley que aplica no les gusta aunque hayan votado por ella.

Los republicanos quieren enmendar o revocar la ley de 2008 buscando, como en el caso de los menores mexicanos, la deportación expedita de los menores centroamericanos. La Casa Blanca también quiere “flexibilidad” bajo la ley para agilizar la repatriación de los menores. Temen que sigan llegando con la idea de que ser detenidos supone la permanencia automática en Estados Unidos. Empero, la oposición de legisladores demócratas ha puesto un freno, por ahora, a la petición. Muchos demócratas prefieren que se atienda la petición de fondos para encarar la crisis y que los cambios de política pública se atiendan por separado.

Si la ley de 2008 no se enmienda, eso supone que estos menores, aunque no todos, serían entregados a sus guardianes en Estados Unidos en tanto se procesan sus casos; lo cual, muchas veces, puede tomar de tres a cinco años, porque ya hay un rezago en los tribunales de inmigración que estaban atendiendo miles de casos previos a la crisis.

Un sector argumenta que enmendar la ley para lograr la deportación expedita de los menores frenará a otros que intenten llegar para entregarse a la Patrulla Fronteriza. El senador republicano de Arizona, John McCain, autor de uno de dos proyectos del Senado que buscan enmendar la ley del 2008, dijo que “lo único que detendrá a estos niños es si sus padres ven los aviones llegando llenos de ellos a sus países de origen”.

Si la ley de 2008 se enmienda, muchos temen que eso suponga que los niños sean repatriados a la violencia de sus países y a una muerte segura. El gobernador de Maryland, Martin O’Malley, posible contendiente por la nominación presidencial demócrata en 2016, declaró que “va en contra de todo lo que defendemos el tratar de enviar sumariamente a niños a su muerte”.

¿Qué hacer? No me cabe la menor duda de que la actual no es una crisis migratoria sino de refugiados y como tal debe ser tratada. Estos niños deben tener acceso a asistencia legal, a plantear sus casos debidamente ante jueces de inmigración y funcionarios expertos en asilo para tratar de obtener el alivio que les permita rescatar lo que puedan de sus vidas, tras sus horríficos primeros años de formación en países violentos y después del infierno que han tenido que vivir para llegar a esta orilla.

Sus testimonios son desgarradores. Huyen de las narcopandillas que controlan vecindarios y regiones enteras, que buscan reclutarlos, que los violan y que matan a mansalva. Huyen porque sus propios gobiernos no pueden o no intentan protegerlos. Un reporte de la Agencia de Refugiados de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) encontró que no menos de 58% de estos menores enfrentan condiciones que ameritan protección internacional. Las peticiones de asilo de nacionales de Honduras, Guatemala y El Salvador no sólo se han disparado en Estados Unidos sino en otros países centroamericanos, lo que comprueba el temor a la violencia y no la intención de venir a territorio estadounidense motivados por programas como DACA. Hay también otras opciones, como por ejemplo, otorgarles un parole por razones humanitarias.

Quienes utilizan esta crisis para acumular puntos con su base, como han hecho muchos republicanos, prefieren ignorar el fuego que hace años arde en el patio trasero de Estados Unidos. Un fuego alimentado por cuestionables políticas estadounidenses hace décadas, por la corrupción de gobiernos aliados de este país y por la narcoviolencia que alimenta el mercado de consumidores de drogas también en este país.

Hay quienes dicen que Estados Unidos no puede dejar entrar a todo mundo. Y que si los que han entrado se quedan, le seguirán otros miles que busquen el mismo trato. Pero son niños y una crisis humanitaria merece una solución humanitaria. Estados Unidos espera que en otras regiones del mundo diversas naciones alberguen refugiados de países vecinos, particularmente niños que huyen de guerras.

No hacer lo propio con niños de países vecinos que vienen huyendo de guerras no convencionales sería predicar la moral en calzoncillos.

Maribel Hastings es asesora ejecutiva de America’s Voice


Sálvese Quien Pueda

El niño que murió en el desierto

Jorge RamosEncontraron el cadáver del niño Gilberto Ramos con un rosario blanco. Es el que le había dado su mamá al salir de San José de Las Flores, una población pobre y montañosa al norte de Guatemala. Murió de hambre y sed en el desierto de Texas, a una milla de la frontera con México. Tenía solo 15 años.

Gilberto estaba cansado de ser pobre y de no tener dinero para las medicinas que necesita su mamá, Cipriana Juárez, para controlar sus ataques epilépticos. La familia junto casi tres mil dólares para pagarle al “coyote” y así Gilberto llegó a la ciudad fronteriza de Reynosa. Desde ahí, del lado mexicano, hizo su última llamada a su papá, antes de cruzar ilegalmente hacia Estados Unidos.

Su cuerpo estaba sin camisa –quienes sufren deshidratación suelen quitarse la ropa antes de morir- y en su cinturón encontraron escrito un número de teléfono. Era de su hermano Esvin, quien hace dos años hizo el mismo trayecto y hoy trabaja en Chicago.

“Estaba esperando la llamada de él”, me dijo Esvin en una entrevista. Pero “nunca pasó eso.” Quien le llamó, en cambio, fue una representante de la Patrulla Fronteriza en Texas avisándole que habían encontrado el cuerpo de su hermano Gilberto.

“Yo le dije que estaba muy pequeño, que mejor se quedara otro rato más allá” en Guatemala, recordó Esvin, “y él me dijo que no, que no quería estar allá, estaba desesperado.” El cadáver de Gilberto, con el rosario blanco, fue repatriado a Guatemala.

La pobreza extrema lleva a muchos, como Gilberto y Esvin, a intentar emigrar a Estados Unidos. Otros lo hacen por la violencia de las pandillas, como los hijos de la hondureña María (quien prefiere no dar su apellido por motivos de seguridad).

María, quien vive en Miami, me enseñó el mensaje de texto que recibió de la Mara 18 de Tegucigalpa. “Te doy hasta mañana para que tengas mil dólares en tus manos y si no tu hijo o hija morirá”, decía el texto que aún guarda en su celular.

En lugar de darle el dinero a los pandilleros, María le pagó siete mil dólares a un “coyote” para que llevara a su hijo Eduardo desde Tegucigalpa hasta Estados Unidos. “Mi hijo pasó la frontera como un menor no acompañado”, me dijo con lágrimas en los ojos. “Lo llevaron a Illinois. Me lo entregaron en dos semanas pero él está traumatizado. Aún no quiere ir al colegio.” Pero ella cree que le salvó la vida.

Las amenazas de la pandilla contra esta familia, sin embargo, no se detuvieron. Zaira, la hija de María, recibió meses después el siguiente mensaje: “O depositas o vas a encontrar a tu hija, Yaritza, en una bolsa de basura”.

María, al saber lo que estaba pasando en Honduras, juntó nueve mil dólares y mandó traer ilegalmente a su hija Zaira y a sus nietos Yaritza, de 8 años, y Naum, de 4 años. Los tres cruzaron caminando la frontera de Estados Unidos y se entregaron a las autoridades. No fueron deportados y ya se encuentran viviendo en Miami.

María ha podido salvar a un hijo y a una hija de las amenazas de las pandillas. Pero aún le quedan tres hijos en Honduras. Y, si puede, se los va a traer también. Imposible culparla.

Estas dos historias, una de Guatemala y otra de Honduras, demuestran claramente por qué más de 52 mil niños han huido de centro américa y se están refugiando en Estados Unidos. Huyen de la pobreza y la violencia. Si se quedan allá, se mueren. Por eso hay que tratarlos como refugiados.

Hay que tratar a estos niños como niños, como si fueran nuestras hijos. Y uno no deporta a sus propios hijos ni los quiere tener en otro país.

Entiendo el dilema del gobierno de Barack Obama. No quiere enviar un mensaje equivocado y que le lleguen decenas de miles de niños más a la frontera. Pero no podemos tratar a niños como delincuentes.

Sí, el trayecto desde Guatemala, El Salvador y Honduras hacia Estados Unidos es peligrosísimo. Ya ven lo que le pasó a Gilberto en el desierto. Pero hay que cuidar a los que ya llegaron. Regresar a Eduardo y a Zaira a Tegucigalpa podría ser una sentencia de muerte.

Con los niños en la frontera, la primera orden es no hacer más daño. Ya luego veremos qué sigue.


Sálvese Quien Pueda

Como aumentar nuestro poder económico y empresarial

cesar-restrepoPor: César Restrepo

No toma mucho tiempo para ver como se interconectan ciertos grupos culturales de nuestra comunidad. Al emigrar a este país, las personas buscan estar dentro de su “nicho geográfico”, es decir, buscan estar cerca unos de otros por razones validas: Por añoranza de su país, por identidad cultural, por asuntos del idioma, entre otras. Uno casi que pudiera indicar en un mapa en que parte exacta de la ciudad se encuentra la mayoría de población coreana, vietnamita, china, rusa, judía, brasilera, rumana, etc.

Pero cuando nos referimos a Latinos (mexicanos, caribeños, centroamericanos y sudamericanos) es difícil encontrar su “nicho geográfico” porque literalmente estamos “en todos lados” y nos integramos muy bien. Casi que nos une la misma historia y el mismo futuro. Solo hay que ir a cualquier supermercado latino para ver perfectamente cómo se manifiesta este fenómeno de integración cultural.

Además de productos mexicanos, encontramos productos colombianos, argentinos, guatemaltecos, etc. Existe una aceptación grande entre nosotros porque son más las cosas que nos unen (futbol, comida, música, por nombrar algunas) que las que nos separan. Yo diría que gracias a esta integración nuestro nicho es mucho más grande y variado que los otros que existen en Atlanta y sus alrededores.

Infortunadamente a la hora de negocios lo que sumamos culturalmente, económicamente lo restamos. Es como si nuestra fama de emprendedores no fuese la mejor. Déjame decirte el porqué del éxito de los emprendedores coreanos, judíos, rusos, y de otros grupos étnicos: el judío apoya al judío, el coreano solo le compra al coreano, el rumano solo contrata al rumano, etc.

El éxito está en su integración empresarial, porque bien saben ellos que en la unión esta la fuerza “económica” y que al hacer crecer a uno de ellos, crecen todos. Por el otro lado, éste no es el parámetro entre nosotros: El latino le compra al chino porque es más barato, le trabaja al americano porque le paga mejor y a tiempo, no hace negocio con otros latinos por el temor a ser defraudado.

El unirnos como comunidad empresarial y el apoyarnos unos a otros, hará que nuestro poder económico vaya en aumento y tengamos más reconocimiento, influencia y prosperidad. Recuerda que tenemos todo lo que se necesita para ser exitosos empresarialmente: contamos con una comunidad de talentosos carpinteros, cocineros, abogados, panaderos, comerciantes, doctores, mecánicos, fotógrafos, estilistas, etc. y también contamos con un “nicho geográfico” grande.

Si, es hora de derribar las barreras que nos dividen y empezar a invertir en y con los nuestros. Es hora de crear una cultura de respeto en la cual tu reputación como emprendedor va a ser la mejor carta de presentación que tienes. Valora y respeta a tus clientes y empleados para crear una fuerza económica en donde crezcamos todos.

Este jueves 31 de Julio tendrás la oportunidad de conocer a otros emprendedores que como tú quieren ser parte del cambio en nuestra comunidad y de galardonar a emprendedores destacados por ser creativos, perseverantes, innovadores, e influenciar a la comunidad.

El evento será realizado en las hermosas instalaciones de la galería de arte del Defoor Center ubicado en el 1710 Defoor Ave NW. Atlanta, GA 30318. Esperamos contar con más de 200 emprendedores como tú en una noche de compañerismo, innovación e inspiración.

Para más información visítanos en www.EmprendedoresLatinosUSA.com o llámanos al 404.849.2173. La membresía es totalmente gratis. También estamos en Facebook como Emprendedores Latinos USA. Te invitamos a ser parte de nuestro nicho empresarial.


Sálvese Quien Pueda

SERIE: Cuatro cosas que hacen que la vida valga la pena. Aprender

Eduardo SilvaEn esta serie vamos a compartir cuatros cosas esenciales que hacen que la vida valga la pena. El primer punto es: La vida vale la pena si APRENDES. En la vida debemos que tener conocimientos, debemos tener la información necesaria para realizar cosas, para tomar decisiones, etc. Cuando los niños van a la escuela deben aprender todo lo que puedan; obtener tanta información como les sea posible. Lo que hagan en un futuro con dicha información dependerá de ellos; ya sea que la aprovechen o la tiren a la basura; ya lo decidirán cuando llegue su tiempo, pero mientras estén en la escuela, es vital que aprendan todo lo que puedan, ya que en ese momento no saben el enorme beneficio que esto les puede traer en el futuro.

No hay nada peor que desaprovechar la escuela, ya que ese tiempo jamás se podrá recuperar, y no hay nada más triste que ser un estudiante flojo o tonto. Flojo, al no querer esforzarse por dedicar el tiempo necesario para estudiar, y tonto, no porque carezca de inteligencia, sino porque se quieren pasar de listos, pensando que la escuela es una pérdida de tiempo. Lo peor del asunto es que se dan cuenta demasiado tarde, que desaprovecharon una época única en la vida que jamás podrán recuperar, al menos, no bajo las mismas condiciones de un niño que depende cien por ciento de sus padres, y que cuya única responsabilidad es estudiar, y si acaso ayudar en los quehaceres del hogar.

La falta de conocimiento trae como consecuencia un estilo de vida limitado, la falta de conocimiento es frustrante. La ignorancia tiene consecuencias devastadoras a lo largo de la vida. Como padres queremos que nuestros hijos tengan mejores oportunidades en la vida, pero todo comienza por la educación en casa y en la escuela. Si en verdad aprovechan los estudios, estos les traerán beneficios sin igual.

Conozco a un joven hispano de unos 20 años de edad que está ganando alrededor de $4,000 por mes en una compañía desarrollando software. Esto gracias a que se dedicó a estudiar, y ahora está viendo el fruto de sus esfuerzos.

También debemos aprender de nuestras propias experiencias; tanto de las buenas como de las malas que nos ayudarán a salir adelante y a no cometer los mismos errores del pasado. Sobre todo aprende de las experiencias de otros que han salido adelante, ya que esto te evitará cometer errores y te ahorrará un tiempo valioso; por lo tanto, escucha los buenos consejos de la gente, lee libros de aquellos que han triunfado en la vida, escucha sus seminarios. Lo que aprendas por medio de ellos te podría llevar más pronto a alcanzar tus metas.

Por supuesto que todos podemos levantarnos de las caídas, claro que podemos volver a enderezar el camino y recuperarnos de las situaciones adversas; podemos salir de la bancarrota y comenzar de cero; pero qué tal si tuviéramos la información necesaria frente nuestro y ponemos en acción lo aprendido; esto nos ahorraría un sinnúmero de problemas, y del dolor y la frustración que traen consigo. Por eso aprende todo lo que puedas de las experiencias de otros.

Sin duda alguna la educación formal en las escuelas nos prepara para poder desempeñarnos en la vida social, laboral y de los negocios; pero más allá de la educación esencial y básica, es primordial que continuamente seguimos aprendiendo, ya que eso marcará en gran manera nuestra forma de vivir, y el impacto positivo que podremos dejar a nuestras familias, nuestra comunidad y a la humanidad en general.

Deseándote éxito en la vida,
Eduardo Silva
¡Posibilidades… Nada es imposible para el que cree!
www.EduardoSilva.biz


Cada semana estamos rifando iPads, Laptops, TVs cada semana y la rifa de un Nissan Versa Note en Agosto del 2015

Un negocio conforme al corazón

cesar-restrepoPor: César Restrepo

Si le preguntas a alguien: “¿Por qué crearías un negocio hoy? “ Las respuestas no se harían esperar y tal vez te diría: “Para un mejor futuro, para salir de pobre, para tener estatus, para poder comprarme todo lo que quiero, para enviar a mis hijos a la mejor escuela o universidad, para darle a mi madre o padre todo lo que se merecen”.

Déjame decirte que todas estas respuestas son muy válidas porque representan la intención misma que hay en nuestros corazones al venir desde tan lejos: El de salir adelante. El anhelo de casi todos nosotros al llegar a este país fue, es y seguirá siendo el de prosperar.

Pero prosperar no solo para nosotros mismos, prosperar para poder impactar la vida de aquellos más cercanos a nosotros. Es como si estuviéramos jugando la final del mundial de futbol y en las graderías del estadio están nuestros padres, esposo(a), hijos, amigos, etc. Y sabemos que la presión es fuerte porque tenemos que ganar, tenemos que prosperar. El salir adelante se convierte cuestión del destino, no de suerte.

Al crear un negocio debes recordar que no solo es cuestión de destino, sino de llamado también. Tienes que recordar que el que está en el terreno de juego poniéndole el pecho a la vida eres tú. Si, tú eres quien tiene la pelota. Tienes que crear un negocio conforme a tu corazón. Un negocio que tú ames, que represente lo que eres y que sea puente entre tu presente y lo que vas a llegar a ser.

Pero si todavía no sabes cual es tu llamado o la idea de negocio perfecta para ti, déjame darte estos tres prácticos consejos:
Mira tus talentos. Todos tenemos algo que nos apasiona hacer. Es más, lo haríamos aun si no nos pagaran. Este es el indicador más importante de que dirección debes de tomar. Muchos de nosotros aprendimos a hacer algo en nuestros países.

A unos les gusta la repostería, otros saben cómo bordar, otros saben cómo maquillar, otros saben cómo hacer queso, otros saben cómo enseñar, etc. ¿Por qué no convertir esto en tu negocio? No solo recibirás dinero, recibirás también satisfacción personal. Vas a sentir que no estás trabajando, sino construyendo un futuro.

Aprende como crear un negocio en los Estados Unidos. La preparación es importante a la hora de tener un negocio. Por fortuna hay muchas organizaciones que te pueden dar las herramientas que necesitas para empezar a desarrollarlo. Existe el SBA (Administración de negocios pequeños, por sus siglas en inglés), cámaras de comercio, entidades no gubernamentales, y por supuesto Emprendedores Latinos USA. Pero no esperes a aprender el cómo primero, hazlo y ve aprendiendo.

Planea para llegar a tus metas. Los latinos tenemos un sentido de tiempo muy diferente a los demás. Pero esto no es excusa para no aprender a planear. Muchas veces no planeamos por temor a no alcanzar a llegar, pero déjame decirte que al planear vas a aprender a alcanzar metas. Cuando tengas tu negocio calcula donde estarás en un ciclo de seis meses, un año, tres años y cinco años.

Y ahora que sabes qué te apasiona, enfócate a aprender cómo hacerlo negocio y trázate metas que parezcan inalcanzables, porque lo más probable es que las alcances.

En Emprendedores Latinos USA estamos creando programas de inspiración y capacitación para personas que como tú quieren prosperar empezando un negocio propio. En Julio 31 tendremos nuestro segundo foro para los Emprendedores, ven y conoce a otros que como tú, empezaron con este mismo deseo. Tenemos Mesas Redondas cada mes con énfasis a la mujer latina. En agosto tendremos los Grupos E, que consta de reuniones en departamentos e iglesias para aquellos que quieran trabajar en grupos y desarrollar ideas para crear negocios nuevos. Tendremos además seminarios de capacitación, entre otras cosas.

Para más información en cómo ser parte de Emprendedores Latinos USA visítanos en www.EmprendedoresLatinosUSA.com o llámanos al 404.849.2173. La membresía es totalmente gratis. También estamos en Facebook y Twitter.


Sálvese Quien Pueda