Todo en la vida tiene un principio y un fin; y éste es mi momento para decir adiós

Eduardo SilvaDespués de mucho pensarlo, ha llegado el momento de cerrar este capítulo de mi vida escribiendo esta columna para el periódico, para poder enfocarme en varios proyectos que me están demandando mucho tiempo.

He disfrutado cada momento desde su inicio en Enero del 2011, hasta el día de hoy. Durante estos casi 4 años, he tenido el privilegio de escribir 89 artículos incluyendo éste último. La verdad es que entre mis planes estaban el seguir escribiendo hasta que Dios me preste vida, y de alguna manera poner mi granito de arena, buscando dejar algo positivo en las vidas de cada lector. Sin embargo, debo ser sabio, y dejar de lado mi anhelo de continuar escribiendo para poder enfocarme en los retos que tengo por delante.

De hecho, más que decir adiós, prefiero decir “hasta pronto”, ya que si Dios y los directivos de El Nuevo Georgia me lo permiten; me gustaría volver a escribir en un futuro.

Es muy importante saber cuándo es el momento apropiado de parar.
En la vida nos enfrentamos con situaciones que requieren de paciencia, dedicación, esfuerzo, perseverancia, etc. y con frecuencia nos apasionamos tanto en lo que hacemos, que podemos llegar al punto de descuidar otras áreas importantes de nuestra vida, y de nuestros seres queridos.

Todo marcha bien mientras mantengamos cierto balance en nuestras vidas; pero es muy importante que de vez en cuando hagamos una pausa en el camino, y meditemos detenidamente si vamos por el rumbo correcto; o si en nuestra carrera por la vida, resulta que nos hemos desviado de la meta.

Creo que para lograr mantenernos enfocados, hay tres factores que debemos tener siempre en cuenta: Tiempo, dinero y la dirección en la que vamos; ya que bien administrados, nos pueden permitir llegar muy lejos, pero sobre todo llegar al lugar correcto; que triste sería que al final del camino llegaremos al destino equivocado. Por eso debemos mantener un ojo en la brújula de nuestra vida, para asegurarnos que vamos por buen camino.

Todos quisiéramos pasar más tiempo haciendo cosas que nos gustan, o que nos producen placer o bienestar, y a casi nadie le gusta dedicar tiempo en cosas que no son de su agrado; y se puede caer en el error de pasar mucho tiempo haciendo solo lo que nos gusta; en lugar de también dedicar el tiempo necesario a cosas que aunque no nos gusten, son necesarias para salir adelante.

Por ejemplo, hay gente que pasa varias horas al día viendo televisión, o hasta leyendo publicaciones que entretienen pero que no dejan nada bueno o positivo. La verdad sea dicha, todos necesitamos momentos de esparcimiento que nos ayuden a relajarnos y a divertirnos, pero todo en exceso es malo. Por eso es importante saber parar, y también dedicar un buen tiempo a cosas productivas.

Resulta irónico que a nuestros hijos les exigimos y animamos para que estudien y lleguen a ser alguien en la vida; y nosotros como adultos, a veces no nos exigimos de la misma manera, y nos damos el lujo de desperdiciar el tiempo, el dinero y otros recursos, y no miramos hacia el horizonte para ver si todavía vamos por el rumbo correcto.

En fin; quiero decirte que ha sido un placer poder compartir contigo y con los tuyos esta columna durante todo este tiempo. Espero que haya sido de bendición, y que de alguna manera haya causado un efecto positivo en sus vidas.

Me gustaría muchísimo escuchar tus comentarios, testimonio o hasta críticas sobre esta columna, y para eso te voy a pedir que por favor llames a mi CENTRO DE VOZ al 559-670-1037 en donde puedes compartir tu opinión. El centro de voz te permite dejar mensajes sin limite de tiempo, es decir, puedes tomarte tu tiempo para dejar tu mensaje sin importar que tan largo sea.

Hasta pronto y que Dios te bendiga!

Deseándote éxito en la vida,
Eduardo Silva
¡Posibilidades… Nada es imposible para el que cree!
www.EduardoSilva.biz


Sálvese Quien Pueda

SERIE: Cuatro cosas que hacen que la vida valga la pena. Interesarse (Parte 4)

Eduardo SilvaCon este artículo culminamos esta serie en donde cubrimos cuatro puntos que hacen que la vida valga la pena: Aprender, Intentar, Permanecer y por último vamos a cubrir en esta ocasión el INTERESARSE.

En la vida se pueden lograr algunos resultados aún cuando la persona se interese poco o nada en las situaciones que vive día a día; pero se puede tener logros extraordinarios cuando uno se interesa lo suficiente.

Independientemente de qué actividad se trate, normalmente esta involucra a otras personas, y ya sea que se trate del núcleo familiar, escolar, social, religioso, de trabajo o de negocios, siempre vamos a lograr algún resultado, pero si cultivamos un verdadero interés en la gente que nos rodea, dejando de lado los intereses personales, y en verdad nos interesamos por los demás y por las cosas que valen la pena, vamos a lograr cosas extraordinarias que van a afectar de forma positiva las vidas de las personas, y nuestra propia vida.

Hay una frase que impactó mi vida a muy temprana edad desde que la leí por primera vez cuando estaba en los Boy Scouts que dice:

“Trata de dejar a este mundo en mejores condiciones de como lo encontraste. La verdadera manera de obtener la felicidad, es haciendo felices a los demás” Robert Baden-Powell, fundador del movimiento Scout mundial.

Hoy en día se ve con más frecuencia que la gente pisotea y pasa por encima de cualquiera que esté en su camino a la cima, y de esta manera logran sus metas; pero en el fondo es gente que vive con un vacío que nada, ni nadie puede llenar, y al final de sus días solo lo rodean sus bienes materiales y aquellas personas que todavía van a conseguir algún beneficio de él o ella; pero no se les ve rodeados de verdaderas amistades y seres queridos que no buscan nada material, sino que fueron profundamente tocados por su manera desinteresada de proceder en la vida.

A lo largo de la vida puede llegar a suceder que nos veamos envueltos en cosas o situaciones que nos van endureciendo y hasta amargando, y es vital que hagamos una pausa en el camino, y meditemos si lo que estamos haciendo en nuestra carrera alocada por salir adelante en verdad vale la pena o no.

Qué mejor legado puede dejar uno que sembrar abundantemente con amor, cariño, dedicación y un corazón dispuesto a servir sin esperar nada a cambio. Eso es algo que hace que cualquier persona viva una vida plena, sabiendo que nuestro paso por este mundo es breve.

Te invito a que trates de dejar este mundo en mejores condiciones de como lo encontraste. A que encuentres la verdadera felicidad haciendo felices a los demás, y a que camines diariamente con Jesucristo el Príncipe de Paz.

Si te perdiste los temas anteriores, te recomiendo que los leas todos ya que van unidos entre sí:
Parte 1 Aprender
Parte 2 Intentar
Parte 3 Permanecer

Deseándote éxito en la vida,
Eduardo Silva
¡Posibilidades… Nada es imposible para el que cree!
www.EduardoSilva.biz


Sálvese Quien Pueda

SERIE: Cuatro cosas que hacen que la vida valga la pena. Permanecer (Parte 3)

Eduardo SilvaEn las dos ediciones anteriores compartimos primero que la vida vale la pena si APRENDEMOS, luego compartimos que la vida vale la pena si INTENTAMOS aquello que hemos aprendido. Ahora vamos a ver que la vida vale la pena si PERMANECEMOS.

Como puedes notar, una cosa va de la mano con la otra, ya que de nada sirve aprender algo si no lo intentamos; y de nada sirve intentar algo si no permanecemos hasta lograr lo que anhelamos.

Esto resulta sencillo entenderlo si lo aplicamos a cualquier deporte. Por ejemplo, una persona puede aprender a jugar soccer, aprender todas las técnicas, las reglas, etc. Luego puede intentar jugar en un equipo algunos partidos, pero si PERMANECE el tiempo necesario para completar el torneo, incluso, el jugar en cada torneo futuro, va a resultar que algún día llegue a destacar y a convertirse en un gran jugador.

En gran medida prácticamente todo lo hagamos en la vida es similar al proceso de la siembra y la cosecha. Hay quienes siembran en la primavera con gran ilusión y sueños esperando cosechar abundantemente. Pero resulta que cuando las cosas se ponen difíciles en el verano; cuando se pone más pesado el trabajo; cuando a mitad de la jornada se está totalmente agotado; es cuando la gente tira la toalla y deja aquello porque resulta muy difícil, y no espera, ni se esfuerza hasta que pase el verano para poder ver en su tiempo la cosecha.

El reto es PERMANECER aún cuando las cosas no vayan como se habían planeado. Si se permanece, es posible que la cosecha sea abundante, o que incluso, no sea una buena cosecha debido a varios factores, pero lo importante, es que si se PERMANECE, se pueden corregir los errores y hacerlo mejor el próximo año.

Si comienzas algo PERMANECE hasta que hayas pasado por cada etapa del proceso. Es como en un partido de soccer en donde un equipo puede ir perdiendo miserablemente cinco a cero, pero debe permanecer hasta el final del partido. Te imaginas si vas a ver un partido y tu equipo va perdiendo y el equipo dice “vamos perdiendo y mejor nos vamos ya que no tiene caso seguir jugando”, seguramente te sentirías totalmente defraudado de que tu equipo tomara esa postura tan pesimista.

Esto mismo pasa con las personas que comienzan algo y a medio camino dicen “no vale la pena continuar” y se retiran derrotados antes de que haya terminado “su partido”. Estudiantes que abandonan los estudios porque se puso difícil la cosa, o que al carecer del dinero necesario simplemente dejan la universidad, sin hacer hasta lo imposible por trabajar y estudiar si es necesario.

Hay cientos de miles de personas que han tenido que trabajar y estudiar, y que han permanecido sin importar que tan difícil se pongan las cosas; ya que han mantenido la llama encendida con su mirada fija en la meta de un día llegar a tener un título universitario y poder aspirar a un mejor nivel de vida.

Esto mismo aplica a toda persona que se propone lograr cualquier meta en la vida; ya sea una carrera universitaria, un puesto importante en alguna compañía, llegar a ser el mejor empleado de su departamento, destacar en los deportes o en las artes, llegar a tener su propio negocio, etc. solo se puede lograr si se PERMANECE hasta el final sin importar los obstáculos que tengan que superarse.

Deseándote éxito en la vida,
Eduardo Silva
¡Posibilidades… Nada es imposible para el que cree!
www.EduardoSilva.biz


Cada semana estamos rifando iPads, Laptops, TVs cada semana y la rifa de un Nissan Versa Note en Agosto del 2015

SERIE: Cuatro cosas que hacen que la vida valga la pena. Intentar (Parte 2)

Eduardo SilvaEn la edición anterior iniciamos esta serie, y en esa ocasión dije que “La vida vale la pena si APRENDES”. En esta ocasión vamos a continuar la serie diciendo que La vida vale la pena si INTENTAS.

En la vida hay que INTENTAR hacer algo en relación a lo que has aprendido; es ponerlo en acción, ya que de nada sirve aprender algo si no lo pones en práctica. Si no lo intentas nunca vas a saber lo que pudiera suceder.

Si le pidiéramos a un grupo de niños que intenten hacer el salto de altura con una barra de un metro de alto. Algunos niños van a decir que no pueden, otros van a decir que es fácil, otros van a decir que no saben si lo pueden lograr. La única forma de saber si lo van a lograr o no, es que cada niño haga la prueba saltando.

Hasta que no tratan de hacer el salto es imposible saber si lo van a lograr o no. ¿Qué pasa si lo intentan y algunos niños tocan la barra y la tumban; acaso eso significa que no lo pueden hacer? por supuesto que no, simplemente deben intentar una y otra vez, y con un poco de práctica; con ayuda de un entrenador que les de técnicas de salto; con el tiempo se dan cuenta que saltar un metro es fácil, y si continúan intentándolo, con el tiempo puede llegar a saltar aún más alto; pero si NUNCA lo intentan, NUNCA van a saber si lo podían lograr o no.

Si piensas que lograr tal o cual cosas es difícil, o que no lo vas a poder hacer; la realidad es que hasta que lo intentes, y lo continúes intentando; es entonces que realmente vas a saber si lo puedes lograr o no.

A la edad de 19 años tenía una clase de metalurgia en la universidad que para mí era muy difícil, y que además no me gustaba, ni tenía nada que ver con mi carrera de ingeniería en electrónica, pero que de todas formas tenía que cursarla y pasarla.

El maestro nos dijo que podíamos obtener puntos adicionales si preparábamos la clase y la dictábamos a todo el grupo. En ese momento, yo no sabía qué tan complicado pudiera ser preparar la clase, y peor aún, tenía pavor de pasar al frente a dictar la clase.

Al día siguiente cuando el maestro pidió un voluntario yo levanté la mano y pasé al frente a dictar la clase. Las piernas y la voz me temblaban; continuamente tenía que ver mis notas porque se me olvidaban las cosas que iba a decir. Eso fue terrible, pero de alguna manera lo hice.

Para hacer la historia corta, en todas las clases del curso yo fui el único voluntario que tuvo las agallas de pasar al frente. Conforme pasaban los días mi confianza iba en aumento, cada vez me desenvolvía mejor en la clase, y con el tiempo el maestro simplemente me daba la señal para pasar al frente, y él simplemente concluía la clase al final. Esto me permitió en cierta medida perder el temor de hablar en público, y fue una tremenda enseñanza que me llenó de confianza en mí mismo, cosa que nunca hubiera logrado si no lo hubiera intentado jamás.

De la misma manera, si intentas cualquier cosa que pudiera llevarte a alcanzar tus metas y tus anhelos; todas esas barreras y obstáculos que se te van a presentar en el camino vas a poderlas superar, si tan solo lo intentas una y otra vez hasta lograr tu meta.

Es como en el béisbol (baseball), si al principio no logras pegarle a la pelota, eso no significa que nunca lo vas a lograr. De hecho, si lo piensas por un momento, los beisbolistas profesionales en muchas ocasiones solo logran pegarle 3 de cada 10 veces, eso significa que 7 veces “fallan” y de todas formas ganan millones de dólares.

Por esa misma razón, LA VIDA VALE LA PENA SI INTENTAS aquellas cosas que te pudieran llevar al siguiente nivel en las metas de tu vida. De cualquier forma, si lo intentas no pierdes nada, y por el contrario puedes ganar mucho.

Deseándote éxito en la vida,
Eduardo Silva
¡Posibilidades… Nada es imposible para el que cree!
www.EduardoSilva.biz


Sálvese Quien Pueda

SERIE: Cuatro cosas que hacen que la vida valga la pena. Aprender

Eduardo SilvaEn esta serie vamos a compartir cuatros cosas esenciales que hacen que la vida valga la pena. El primer punto es: La vida vale la pena si APRENDES. En la vida debemos que tener conocimientos, debemos tener la información necesaria para realizar cosas, para tomar decisiones, etc. Cuando los niños van a la escuela deben aprender todo lo que puedan; obtener tanta información como les sea posible. Lo que hagan en un futuro con dicha información dependerá de ellos; ya sea que la aprovechen o la tiren a la basura; ya lo decidirán cuando llegue su tiempo, pero mientras estén en la escuela, es vital que aprendan todo lo que puedan, ya que en ese momento no saben el enorme beneficio que esto les puede traer en el futuro.

No hay nada peor que desaprovechar la escuela, ya que ese tiempo jamás se podrá recuperar, y no hay nada más triste que ser un estudiante flojo o tonto. Flojo, al no querer esforzarse por dedicar el tiempo necesario para estudiar, y tonto, no porque carezca de inteligencia, sino porque se quieren pasar de listos, pensando que la escuela es una pérdida de tiempo. Lo peor del asunto es que se dan cuenta demasiado tarde, que desaprovecharon una época única en la vida que jamás podrán recuperar, al menos, no bajo las mismas condiciones de un niño que depende cien por ciento de sus padres, y que cuya única responsabilidad es estudiar, y si acaso ayudar en los quehaceres del hogar.

La falta de conocimiento trae como consecuencia un estilo de vida limitado, la falta de conocimiento es frustrante. La ignorancia tiene consecuencias devastadoras a lo largo de la vida. Como padres queremos que nuestros hijos tengan mejores oportunidades en la vida, pero todo comienza por la educación en casa y en la escuela. Si en verdad aprovechan los estudios, estos les traerán beneficios sin igual.

Conozco a un joven hispano de unos 20 años de edad que está ganando alrededor de $4,000 por mes en una compañía desarrollando software. Esto gracias a que se dedicó a estudiar, y ahora está viendo el fruto de sus esfuerzos.

También debemos aprender de nuestras propias experiencias; tanto de las buenas como de las malas que nos ayudarán a salir adelante y a no cometer los mismos errores del pasado. Sobre todo aprende de las experiencias de otros que han salido adelante, ya que esto te evitará cometer errores y te ahorrará un tiempo valioso; por lo tanto, escucha los buenos consejos de la gente, lee libros de aquellos que han triunfado en la vida, escucha sus seminarios. Lo que aprendas por medio de ellos te podría llevar más pronto a alcanzar tus metas.

Por supuesto que todos podemos levantarnos de las caídas, claro que podemos volver a enderezar el camino y recuperarnos de las situaciones adversas; podemos salir de la bancarrota y comenzar de cero; pero qué tal si tuviéramos la información necesaria frente nuestro y ponemos en acción lo aprendido; esto nos ahorraría un sinnúmero de problemas, y del dolor y la frustración que traen consigo. Por eso aprende todo lo que puedas de las experiencias de otros.

Sin duda alguna la educación formal en las escuelas nos prepara para poder desempeñarnos en la vida social, laboral y de los negocios; pero más allá de la educación esencial y básica, es primordial que continuamente seguimos aprendiendo, ya que eso marcará en gran manera nuestra forma de vivir, y el impacto positivo que podremos dejar a nuestras familias, nuestra comunidad y a la humanidad en general.

Deseándote éxito en la vida,
Eduardo Silva
¡Posibilidades… Nada es imposible para el que cree!
www.EduardoSilva.biz


Cada semana estamos rifando iPads, Laptops, TVs cada semana y la rifa de un Nissan Versa Note en Agosto del 2015

La Guerra de la Comunicación Virtual con StartMeeting

Eduardo SilvaHace varios años salió al mercado la compañía GoToMeeting, ofreciendo una plataforma para llevar a cabo CONFERENCIAS VIRTUALES, de tal forma que permite a compañías e individuos el poder llevar a cabo estas conferencias desde sus computadores, ahorrando enormes cantidades de dinero al no tener que viajar de un extremo del país al otro para realizar reuniones cara a cara.

Esto revolucionó la industria de las telecomunicaciones, ya que ahora cada participante puede ver una misma presentación de PowerPoint, e interactuar entre el orador principal y cada uno de los participantes.

Otro de los protagonistas de este tipo de servicio es WebEx que ofrece servicios y precios similares a GoToMeeting.

Hasta ese momento tanto GoToMeeting como WebEx competían uno contra el otro, pero en el 2011 aparece en el mercado StartMeeting, ofreciendo los mismos servicios pero con una enorme diferencia: SUS PRECIOS son mucho más bajos.

Resulta que aunque los servicios son básicamente los mismos, y cada compañía ofrece varios planes a escoger; si comparamos planes más o menos similares tenemos lo siguiente:

  • GoToMeeting: Hasta 25 participantes en la conferencia por $49/mes (39/mes si se paga un año por adelantado).
  • WebEx: Hasta 25 participantes en la conferencia por $49/mes (39/mes si se paga un año por adelantado).
  • StartMeeting: Hasta 50 participantes por solo $19.95/mes. Esto es menos de la mitad del precio, por el doble de participantes.

Los servicios de StartMeeting

  • Audio Conferencias (GRATIS): Hasta 1,000 participantes, y las conferencias pueden ser grabadas. Con acceso vía teléfono tradicional, celulares y VoIP de alta definición (HD VoIP)
  • Studio (GRATIS): Permite hacer presentaciones pre-grabadas de todo lo que sucede en la pantalla de tu computador, para luego compartirlo con un número ILIMITADO de personas. Puedes subir los videos a YouTube posteriormente. Excelente para dar entrenamientos, etc.
  • Panel de Reuniones personalizable (Customizable Meeting Wall) (GRATIS): Puedes subir tu foto y/o logo, compartir documentos y enlaces (links), sesión de chat, etc.
  • Compartir Pantalla (Screen Sharing) $19.95/mes: Sin contratos, ni pagos anuales. Conocido también como webinar. En este servicio puedes compartir en TIEMPO REAL todo lo que quieras mostrar desde la pantalla de tu computador a tus participantes en VIVO. Excelente para conferencias que pueden incluir control del panel de preguntas y respuestas de los participantes. Además, incluye el servicio de Control Remoto en donde los participantes, te pueden dar acceso a su computador, para que le muestres algo, o hasta para llevar a cabo actividades de diagnóstico de computadores, etc.
  • Todas las cuentas incluyen las funciones gratuitas, y al crear una cuenta nueva puedes desactivar el servicio de Screen Sharing que es el que tiene un costo mensual y disfrutar de todos los demás servicios que son gratuitos.

Por si esto fuera poco, en este momento StartMeeting tiene una promoción especial de $14.95/mes con el PROMO CODE: CMEDGRDRS4

Mi pagina de StartMeeting es www.startmeeting.com/wall/silva

Deseándote éxito en la vida,

Eduardo Silva
¡Posibilidades… Nada es imposible para el que cree!
www.EduardoSilva.biz


Sálvese Quien Pueda

EN BUSCA DE LA FELICIDAD de la manera incorrecta

Eduardo SilvaTodos anhelamos ser felices y buscamos la felicidad de muchas maneras diferentes a lo largo de nuestra vida.

El concepto de la felicidad es algo que todos percibimos, pero que cada persona lo interpreta o vive de forma diferente de acuerdo a sus propias creencias, valores y principios.

Hace poco el pastor de la iglesia en donde me congrego predicó de este tema, y mencionó algo que me pareció muy interesante. Dentro de la prédica él nos habló del narcisismo, el hedonismo y el materialismo, entre otras cosas.

En el caso del narcisismo encontramos personas que se aman demasiado así mismos, y aunque es importante que uno se ame a sí mismo para poder apreciar y amar a otras personas; en el caso del narcisismo puede presentarse en un grado tal, que se vea severamente comprometida la habilidad de la persona para vivir una vida feliz o buena ya que la persona es egoísta y desconsiderada hacia las necesidades y sentimientos de los demás.

Pudiéramos pensar que eso solo le sucede a personas con problemas psicológicos, pero en cierta medida la sociedad en donde vivimos, podemos fácilmente caer en esta situación al interesarnos más y más en nosotros mismos, dejando de lado a los demás y con el tiempo podríamos llegar a no ser felices.

En el caso del hedonismo, la persona trata de ser feliz por medio de la búsqueda del placer y la supresión de las angustias y el dolor. En sus inicios en la Grecia antigua se planteaba que los deseos personales se debían satisfacer de inmediato sin importar los intereses de los demás.

Hoy en día vemos que mucha gente sin darse cuenta vive de esta manera, buscando la felicidad de una forma incorrecta por medio de satisfacer sus placeres personales. Esto va desde la forma de alimentarse, el tiempo que se pasa frente al televisor, etc. hasta casos más delicados en donde hay abuso de bebidas alcohólicas, drogas, etc. Esto puede llegar a ser devastador ya que la persona puede buscar satisfacer sus deseos a cualquier precio.

Por otro lado está el materialismo con el cual todos estamos más familiarizados. En este caso, la persona busca la felicidad de la manera incorrecta por medio de las cosas materiales. Y nuevamente, creo que en este caso muchos caemos en el error de volvernos materialistas al querer darle lo mejor a nuestras familias.

Una cosa es que cubramos las necesidades esenciales de nuestra familia, y otra muy diferente es que siempre busquemos darles “lo mejor”, para que nuestros hijos no carezcan de nada. Sin embargo, en el afán de darles lo mejor, terminamos trabajando excesivamente y en muchos casos no pasamos tiempo de calidad con nuestra pareja e hijos.

Al tratar de darles lo mejor, llegamos a hacer cosas tan ridículas como comprarle a un niño pequeño un iPhone o smartphone, ya que todos sus amigos en la escuela tienen uno. Lo mismo aplica cuando le enseñamos a nuestros hijos a volverse materialistas comprando solamente ropa de marcas reconocidas, y no nos damos cuenta que hemos caído en el juego del consumismo, en donde los únicos que ganan son las compañías que ofrecen dichos productos o servicios.

Te invito a que reflexiones por un momento, y veas detenidamente en tu interior si has caído en el error de buscar la felicidad de la manera incorrecta. Lamentablemente, este tipo de felicidad es temporal y engañosa. Nunca es tarde para buscar la verdadera felicidad y compartir con tu familia lo que verdaderamente tiene valor, como el amarse y apoyarse uno al otro; eso dará buen fruto toda la vida.

Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza. Entonces ustedes me invocarán, y vendrán a suplicarme, y yo los escucharé. (Jeremías 29:11-12)

Deseándote éxito en la vida,
Eduardo Silva
¡Posibilidades… Nada es imposible para el que cree!
www.EduardoSilva.biz


Cada semana estamos rifando iPads, Laptops, TVs cada semana y la rifa de un Nissan Versa Note en Agosto del 2015

EL ENEMIGO # 1 DE LOS MATRIMONIOS

Eduardo SilvaRecientemente mi esposa y yo asistimos a un evento para matrimonios en nuestra iglesia. El pastor invitado Marco Castañeda y su esposa Charito procedentes de Dallas, TX, compartieron con muchas parejas varios temas muy importantes, que pueden ayudar a los matrimonios a permanecer fuertes “hasta que la muerte nos separe”.

A lo largo de los años, mi esposa y yo hemos asistido a varios eventos y retiros para matrimonios, y hemos salido más unidos que nunca, edificados y renovados. Sinceramente creo que todos los matrimonios necesitan darse un tiempo para asistir a este tipo de eventos, ya sean charlas, retiros o hasta cursos que pueden tener varias semanas de duración.

El pastor Marco y su esposa Charito, así como nuestros pastores Eric y Cristina Millarc llevan cada pareja más de 30 años de casados, y definitivamente, son un verdadero ejemplo a seguir, ya que han logrado sobrellevar los altibajos que todo matrimonio enfrenta.

Es sumamente triste ver como hoy en día, muchos matrimonios jóvenes se dan por vencidos apenas comienzan a enfrentar el proceso de adaptación en el cual; ninguno de los dos quiere ceder, y solo quiere salirse con la suya. Un buen número de estos matrimonios terminan en divorcio en sus primeros cinco años.

En el evento de matrimonios que tuvimos, se habló de varios enemigos del matrimonio. Uno de ellos es la monotonía, que debido a la rutina diaria, va arrebatando la vida de la pareja día tras día. Si nos descuidamos, poco a poco se va perdiendo la espontaneidad, los detalles, las sorpresas, las flores, las cartas, etc. y estos detalles se van aislando cada vez más; y con el tiempo, solo le damos flores el día de las madres o el día de su cumpleaños, etc.

Otro de los enemigos del matrimonio que ha llegado a ser el número uno, son los problemas financieros. Estos azotan a todas las parejas en su carrera desenfrenada por darle a su familia todo lo necesario para que sus hijos no carezcan de nada.

Es paradójico lo que sucede con los años, cuando queriendo darle un mejor estilo de vida a nuestros hijos, las parejas se ponen al borde del divorcio, o de una situación de enorme estrés que los consume continuamente al tener que trabajar largas jornadas; o hasta tener más de un trabajo para poder mantener el estilo de vida que llevan. En la mayoría de los casos, esto termina separando o distanciando a los miembros de la familia por no pasar tiempo de calidad juntos.

Uno de los puntos que se recalcó en el evento de matrimonios; es que las parejas llegan al matrimonio buscando la felicidad personal, es decir, se casan esperando que su pareja los haga felices; pero en realidad para que el matrimonio funcione de verdad, debemos hacer todo lo posible para hacer feliz a nuestra pareja. Es algo así como lo que dijo Robert Baden-Powell, el fundador de los Boy Scouts, “La verdadera manera de obtener la felicidad, es haciendo felices a los demás.” Referencia: http://es.wikiquote.org/wiki/Robert_Baden-Powell

Te invito a que hagas todo lo posible por asistir a los cursos, reuniones y retiros para matrimonios que se ofrecen en diversas iglesias u organizaciones. También puedes encontrar muchos recursos y ayuda en ENFOQUE A LA FAMILIA en su sitio www.enfoquealafamilia.com

Aprovecho la oportunidad para felicitar a todas las madrecitas, que han dado su vida entera a su familia, y que con tantos sacrificios nos han todo, sin esperar nada a cambio. Dios las bendiga.

Deseándote éxito en la vida,
Eduardo Silva
¡Posibilidades… Nada es imposible para el que cree!
www.EduardoSilva.biz


Sálvese Quien Pueda

LA EXCUSA PERFECTA PARA CADA OCASIÓN

Eduardo SilvaPor el título pudieras pensar que voy a sugerir una lista de excusas que se pueden utilizar para cada situación en la vida; pero la realidad es que no hace falta hacer dicha lista ya que pareciera que de una forma u otra TODOS tenemos siempre la excusa perfecta para librarnos de algún problema o situación, así sea de forma temporal o “permanente”.

En realidad quiero compartir algo que pudiera ser muy revelador para algunos, y que pudiera servir para que más de uno se dé cuenta del potencial tan grande que tiene, si tan solo deja de lado las excusas que lo único que hacen es limitar su estilo de vida presente y futuro.

Comencemos diciendo que la mayoría de las personas tienes excusas similares; por ejemplo, hay quienes dicen cosas como: no tuve una niñez feliz, no tuve oportunidad de ir a la universidad, no tengo dinero, mi jefe no me entiende, mi matrimonio no funciona, nadie aprecia lo que hago, la economía es terrible, etc. Pareciera que se han contagiado con el virus de la excusitis, que es fatal para lograr progresar en la vida.

Lo triste de la excusitis es que la persona que lo practica gasta más tiempo y esfuerzo inventando excusas, que lo que le tomaría tomar el toro por los cuernos y ponerse las pilas para hacer algo positivo, en lugar de seguir arruinado su vida y la de los que los rodean.

De la misma manera que resulta más fácil decir una mentira que confrontar la verdad, pareciera que es más fácil inventarse una excusa que hacer algo al respecto. Lo malo del asunto es que tanto la mentira como las excusas son devastadoras, y tarde o temprano la verdad sale a la luz dejándonos con una tremenda etiqueta en la frente que dice que “no somos dignos de confianza”. Nosotros mismos cerramos las puertas a oportunidades futuras.

Hoy conocí a una joven de 21 años llamada Heidy Quinteros que es gerente de turno (shift manager) en un restaurante de Arby’s, la cual tiene dos trabajos y está estudiando la carrera de enfermería que espera terminar dentro de unos tres años. En su otro trabajo cuida a dos niños, uno de 2 meses y otro de 5 años. Va a clases de 8 a 10 de la mañana y de 5 a 10 de la noche y normalmente duerme un promedio unas 3 horas.

A pesar de que Heidy pudiera estar agotada del ritmo de trabajo y estudio que lleva, me llamó mucho la atención que todo el tiempo atendió a los clientes de Arby’s con un sonrisa y amabilidad que por lo general no se ven todos los días. Por cierto, cabe mencionar que ella no sabía en ese momento que yo estaba escribiendo este artículo, por lo que sé que su amabilidad y buen trato a los clientes son genuinos.

Estoy seguro que Heidy pudiera tener mil excusas para quejarse de la vida, del trabajo y de un sin número de cosas, pero ella ha decidido dejar de lado las excusas y trabajar duro para alcanzar sus sueños y sus metas, y aunque no va a ser fácil, estoy seguro que lo va a lograr si se propone seguir adelante hasta el final.

Cuánta gente joven hay hoy en día que no continúan sus estudios, y que presentan toda clase de excusas y justificaciones. ¿Cómo podrían llegar a ser sus vidas si tuvieran la misma actitud de Heidy?

Sin importar si se trata de jóvenes o adultos, si se tiene o no una buena educación, si se tiene o no dinero o papeles, cualquiera que sea su situación personal o familiar, depende de nosotros mismos el dejar de lado la excusas y abrirse camino por la vida. La recompensa al final del camino es muy satisfactoria.

Deseándote éxito en la vida,
Eduardo Silva
¡Posibilidades… Nada es imposible para el que cree!
www.EduardoSilva.biz


Sálvese Quien Pueda

YO SOY RESPONSABLE

Eduardo SilvaTodo parece indicar que desde la niñez, hemos aprendido a echarle la culpa a los demás cuando algo sale mal, y así librarnos del regaño o castigo de los padres.

Escuchamos a los niños decir cosas como: “yo no fui”, “yo no tengo la culpa”, “fue mi hermano”, “me obligaron”, etc.

Y aunque uno pudiera pensar que eso es “normal” entre los niños, crecemos, y sin darnos cuenta, ya siendo adultos seguimos con esa mentalidad de culpar a los demás por lo que nos sucede.

Inconscientemente, culpamos a nuestros padres porque no fueron suficientemente firmes con nosotros, y por eso ahora nuestra vida es un desastre. Culpamos a los maestros porque no saben enseñar, y por eso no pasamos tal o cual clase. Culpamos a nuestra pareja porque no nos comprende, y por eso nos emborrachamos, o andamos con otra pareja buscando comprensión. Culpamos a nuestro empleador o jefe, porque no sabe nada, y nosotros cargamos con toda la carga del trabajo; y la lista sigue y sigue…

En ocasiones hasta llegamos a culpar a objetos inanimados diciendo cosas como: “me caí por culpa de esa caja que se me atravesó en el camino”, o decimos cosas como: “¿quién fue el tonto al que se le ocurrió poner ese poste justo donde yo iba a pasar?”.

Lo grave del asunto, es que como tenemos tan arraigada esa forma de pensar o reaccionar, nos engañamos a nosotros mismos cuando vamos por la vida culpando a medio mundo por lo que nos sucede, en lugar de decir “yo soy responsable”.

Cuando dejamos de culpar a los demás, y comenzamos a reconocer que en la mayoría de los casos, nosotros somos los verdaderos culpables de lo que nos acontece; y en lugar de buscar un culpable decimos, YO SOY RESPONSABLE, es hasta ese momento, en que verdaderamente tenemos el poder de hacer algo al respecto y buscar soluciones, en lugar de buscar excusas o evasivas.

Es como en el caso de una persona alcohólica, que hasta que reconoce que tiene un problema de alcoholismo, es cuando puede comenzar el proceso de rehabilitación que le permita ganar la batalla contra esa adicción.

De igual manera, hasta que el alumno reconoce que no es que el maestro enseñe mal, sino por el contrario, que no se ha esforzado por estudiar, buscar ayuda, investigar, etc. es hasta entonces que puede mejorar sus calificaciones.

Los adultos que tienden a culpar a los demás, se convierten en víctimas de los demás y de las circunstancias; y mentalmente se comportan como niños que no quieren reconocer su culpa y aceptar su responsabilidad; y por consiguiente, están condenados por ellos mismos a vivir vidas frustradas y llenas de amargura, y no logran desarrollar el potencial tan grande que tienen.

Cuando comenzamos a decir YO SOY RESPONSABLE, entonces podemos comenzar a desatar y desarrollar todo el potencial con el que Dios nos ha creado; y es entonces que podemos comenzar a transformar nuestras vidas, y las de los que nos rodean; y podemos alcanzar cosas que antes parecían imposibles de lograr.

Por cierto, no me culpes por decirte la verdad; ya es hora que despiertes a la realidad.

Deseándote éxito en la vida,
Eduardo Silva
¡Posibilidades… Nada es imposible para el que cree!
www.EduardoSilva.biz


Sálvese Quien Pueda