Del animal social, al animal político

editorialEl sabio catalán del siglo XIX, Ramón Vinyes, radicado en las costas colombianas tenía entre sus frases que aun trascienden en esa región de mágicos contrastes, que el hombre siempre debe “bracear fuerte sobre las aguas estancadas”, esto, para figurar que es fácil nadar cuando nos ayudan los movimientos externos e incluso las corrientes contrarias, pero que la faena se torna más difícil si nada se mueve.

Los antropólogos cimentan sus teorías del desarrollo humano en algo muy cierto, y es que, el hombre—si se considera un animal entre los demás—es el único que crea cultura, por la capacidad que tiene de transformar su medio ambiente a través de la creación de nuevas cosas, en otras palabras, el no quedarse quieto y bracear aun sobre esas aguas estancadas es la clave de los avances en la historia.

El más célebre de los filósofos griegos, Aristóteles en su libro 1 de Política, nos enfrenta por primera vez, desde que se tenga noticias al concepto del Zóon politikon (en griego, ζῷον: animal, y πoλίτικoν: social o político) cuyo significado literal de la misma es: “animal social” o más específicamente “animal político”, y hace referencia al ser humano, el cual a diferencia de los animales posee la capacidad natural de relacionarse políticamente, o sea crear sociedades y organizar la vida en ciudades-estado.

Quienes van más allá del concepto, advierten que cuando Aristóteles definía al hombre como “zoon politikón”, hacía referencia a su dimensión social y política. “El hombre y el animal por naturaleza son sociales, pero solo el hombre es político, siempre que viva en comunidad. Por tanto, la dimensión social ayuda a constituir la base de la educación y la dimensión política contribuye a la extensión de esa educación”

Pues esa extensión de lo social, a la educación y finalmente a lo político, es a donde nos debemos dirigir nosotros los latinos, quienes somos contados entre ese 17 por ciento que conforma ya la población de Los Estados Unidos, pero que por razones diversas, incluyendo, las que esgrime Aristóteles nos hemos venido quedando rezagados, a nivel nacional, estatal y local, porque hemos dejado de lado a ese animal político que todos deberíamos ser y nos hemos conformado por ser solo lo primero: animales racionales.

Las consecuencias no pueden ser más evidentes: tenemos los más altos índices de deserción escolar, bajos índices de jóvenes terminando carreras universitarias, niveles sobresalientes de pobreza, falta de vivienda, baja o nula cobertura de salud, baja o escasa incidencia en las decisiones de los sistemas escolares, los concejos locales y peor aun en el nivel estatal.

No obstante, y aunque pocos le den crédito, la mayoría de quienes se identifican como latinos en Estados Unidos, no son inmigrantes, de acuerdo al Pew Research Center, el 75% de éstos son nacidos en el país y por obvias razones son ciudadanos estadounidenses. Hoy, los latinos constituyen el 11% del electorado.

“Los 25,2 millones de hispanos habilitados para votar pueden inclinar la balanza de cualquier postulante”.

¿Pero realmente le estamos dando importancia a esos números? ¿Nos interesa realmente participar en las elecciones locales, estatales y federales? ¿Conocemos realmente el poder que tenemos en nuestras manos si pusiéramos a andar esos 25 millones de votos a favor de un proyecto que se identifique con nuestras necesidades?

Un tercio de los votantes latinos tienen entre 18 y 29 años, son más jóvenes que los blancos, y la gran paradoja es que los mexicanos representan el 64% de la población latina, pero apenas la mitad de ellos acude a las urnas.

A nivel local, sucede algo parecido, no estamos participando en casi nada que tenga que ver con elecciones, pero todos los días podemos estarnos quejando de las policías locales, de las ordenanzas que pareciera están hechas en nuestra contra, de las nuevas disposiciones que cada vez nos agarran con los cinturones desajustados, y de una serie de episodios que pudieran tener otro final, si nosotros decidiéramos participar, ya que tenemos el privilegio de hacerlo.

En el condado de Gwinnett, por ejemplo, donde el porcentaje de población latina es uno de los más elevados a nivel estatal, y por ende tiene el mayor índice de potenciales votantes registrados, las cifras de participación son lánguidas.

No podremos comenzar a cambiar nada, si no participamos, no podremos reclamar nada si no participamos, no podremos ofrecerle esa mejor vida a nuestros hijos si es que no votamos y no enseñamos a los jóvenes a participar activamente en los procesos políticos de cada ciudad y condado, solo así, podremos ser en realidad lo que cientos de años atrás descubrió Aristóteles en nuestra naturaleza, cuando vio en nosotros ese animal político capaz de cambiar su propia historia, y para lograrlo, nada mejor que seguir braceando fuerte sobre las aguas estancadas.


Sálvese Quien Pueda

Vendrá más calor extremo al Sureste de EE.UU.

editorialmedia@riskybusiness.org
El Sureste de los Estados Unidos y Texas están particularmente en riesgo por el cambio climático, según un nuevo informe publicado por el Proyecto Risky Business (Negocios Arriesgados) – una iniciativa independiente presidida por Hank Paulson, Michael R. Bloomberg y Tom Steyer. El informe también concluye que en la región hay potencial para reducir esos riesgos considerablemente, si los políticos y líderes empresariales toman acciones para reducir las emisiones y adaptarse al cambio climático.

El informe, Contra Calor y Marea: Riesgo Climático en el Sureste de los EEUU y Texas, encuentra que para mediados de siglo, la incidencia de temperaturas mayores a 95 grados Fahrenheit probablemente aumentará de un promedio de 9 días por año, a un promedio de 62 días por año. Para finales del siglo, este número ascenderá a 124 días por año.

El calor extremo dañará la salud de las personas en el Sureste. En los próximos 25 años, Florida probablemente verá hasta 1.840 muertes adicionales por año, y Texas, hasta 2.580 muertes adicionales por año, debido al calor extremo. Para mediados de siglo, estos dos estados combinados probablemente verán casi 10.000 muertes adicionales por año. Las personas de la tercera edad serán particularmente vulnerables a estos cambios.

“El aumento de calor y humedad plantean riesgos graves para la salud de los ciudadanos de todo el Sureste, especialmente para las personas de la tercera edad, los enfermos, y las poblaciones que no tienen acceso confiable a aire acondicionado”, dijo el Dr. Al Sommer, miembro del Comité de Riesgos del Proyecto Risky Business. “En el Sureste, donde es probable que veamos nuevos récords de temperatura, necesitaremos mejores sistemas de respuesta de emergencia.”

Sin acciones concertadas, los efectos del cambio climático también tendrán severos impactos económicos. Hank Paulson, co-Presidente de Risky Business, señaló: “De Norfolk a Nueva Orleans, el Sureste confronta graves riesgos como consecuencia del cambio climático. El incremento en los niveles de los mares probablemente dañará propiedades, mientras que el calor más extremo reducirá la productividad laboral y el rendimiento de los cultivos. El sector manufacturero que ahora impulsa el desarrollo en la región sufrirá por amenazas de marejadas ciclónicas que afectarán a las carreteras, los ríos, los ferrocarriles y los puertos.”

Las industrias a alto riesgo de impactos del calentamiento sobre la productividad laboral incluyen la manufactura, la agricultura y el transporte. A mediados de siglo, los estados del Sureste probablemente verán una disminución de hasta 0,6% en la productividad laboral en estas industrias de alto riesgo. En Mississippi hay una probabilidad de 1 en 20 de que la productividad laboral disminuya por más de un 2,5% en 2050 en estos sectores de alto riesgo.

Si los agricultores no se adaptan, podrían ver severas disminuciones de rendimiento en los cultivos comerciales. En los próximos 5 a 25 años, el Sureste probablemente verá una disminución de hasta 21% en las cosechas de maíz, y de hasta 14% en las de soya. A finales del siglo, el impacto en estos cultivos será aún mayor: las cosechas de maíz probablemente disminuirán hasta en un 86%, y las de soya, hasta en un 76%. Los estados que dependen en gran medida de la agricultura, como Kentucky, sentirán el efecto particularmente.

“El Sureste de los Estados Unidos ya está sintiendo los efectos negativos del cambio climático – y si no tomamos acción, la gente que vive en la región pagará el precio”, dice Tom Steyer, co-Presidente de Risky Business. “Para proteger la seguridad económica de la región, los líderes empresariales, las ciudades y los inversionistas deben actuar con rapidez para mitigar los efectos del cambio climático.”

Entre $48,2 mil millones y $ 68,7 mil millones en propiedades costeras existentes en el Sureste probablemente estarán por debajo del nivel del mar en 2050. Ciudades como Miami y Nueva Orleans probablemente sentirán efectos graves.

Contra Calor y Marea: Riesgo Climático en el Sureste de los EEUU y Texas es el cuarto informe del Proyecto Risky Business. En 2014, el Proyecto publicó Risky Business: Los Riesgos Económicos del Cambio Climático a los Estados Unidos, que emplea un análisis estándar de evaluación de riesgos para determinar el rango de las posibles consecuencias del cambio climático para cada región de los EEUU – y para ciertos sectores de la economía. A principios de este año, publicó Calor en el Corazón del País, que se concentra en los impactos potenciales en el medio-oeste del país. Todos los informes se pueden encontrar en www.riskybusiness.org


Sálvese Quien Pueda

El Poder de los latinos en EE.UU.

Mónica MaldonadoPor: Mónica Maldonado, especial para El Nuevo Georgia
Durante la historia reciente de los EE.UU., la población latina ha crecido substantivamente. En 1970 los latinos componían alrededor de 9,1 millones de los habitantes en el país, Hoy en día, esta cifra se ha multiplicado hasta por seis veces. Los latinos han aumentado a más de 53 millones.

Ya que el aumento de los latinos representó más de la mitad del crecimiento de la población estadounidense desde el 2000 hasta el 2012, es claro que los latinos han llegado con poderosa influencia, además, se proyecta que los latinos serán responsables por más del 60% del crecimiento de la población nacional hasta el año 2050. De hecho, los latinos son el grupo minoritario de más rápido crecimiento. Sin embargo, la presencia latina simplemente no es igual al poder que afecta el cambio. Acción, organización y participación son los que en realidad hacen el cambio.

La participación ciudadana tiene que ser una prioridad entre los latinos. Según el último censo, los latinos representan alrededor del 17% de la población. Como la minoría más grande del país, nuestro gobierno y las organizaciones deben reflejar eso. Actualmente, de los 535 escaños en el Congreso, solo 35 pertenecen a latinos, lo cual es menos del 7%. ¿Cómo se puede esperar que el Congreso entienda los intereses, luchas, o necesidades de sus electores cuando más del 80% de sus miembros pertenecen a un grupo étnico que no es minoría?

Los latinos necesitan trabajar como una comunidad para ayudar a traer el cambio, las políticas y los programas que están directamente relacionadas con las luchas únicas y específicas que enfrenta nuestra comunidad. Los latinos se enfrentan a retos diferentes a otros grupos, por un lado, entre los latinos hay bajo nivel de educación después de la secundaria. Aunque los latinos asisten a la universidad en la misma proporción que los blancos, no se gradúan en los mismos índices.

Esto significa que a pesar de que los latinos pueden asistir a la universidad, una gran parte de ellos no terminan o alcanzan un título universitario.

La brecha en el rendimiento escolar latino es un problema real e inminente. De lejos, los latinos son el mayor grupo minoritario en el sistema educativo de los Estados Unidos. Aproximadamente uno de cada cuatro estudiantes en la secundaria es latino. De estos estudiantes, las estimaciones actuales indican que el 14% de ellos abandonan la secundaria, sustancialmente mayor que la misma cifra de los estudiantes blancos no latinos (5%) y los estudiantes afroamericanos (7%). Además, los estudiantes latinos siguen a la zaga de los estudiantes blancos en otros marcadores educativos.

Los estudiantes latinos tienen menos probabilidades de matricularse en una universidad de cuatro años, asistir a una universidad selectiva, menos probabilidades de estar matriculado en la universidad a tiempo completo, y menos probabilidades de completar una licenciatura.

Según un estudio llevado a cabo a través de la Universidad de Georgetown, cerca del 63% de los trabajos requerirán al menos un título universitario en el 2018. Si esto sigue igual, una parte sustancial de los Estados Unidos no será educado y estará sin preparación para contribuir significativamente a una fuerza de trabajo profesional. En consecuencia, esto reduciría la competitividad global de este país.

A la luz de este tema, los latinos deben organizar sus esfuerzos para luchar por políticas y programas que aboguen por nuestra juventud y garanticen su éxito en las escuelas. Hay estudios que muestran que los esfuerzos enfocados a la cultura de uno, son más efectivos que los programas generales destinados a alcanzar al público en general. Con esto en mente, los latinos deberían presionar por legislaciones que afronten la educación deficiente comúnmente enfrentada por los latinos. Estos esfuerzos les deberían de importar a todos para evitar que una parte influyente del país sea pasada inadvertidamente.

Adicionalmente, los latinos entienden el tema de la inmigración mejor que cualquier otro grupo en el país. La inmigración es un tema cercano al corazón porque es un asunto que ha sido enfrentado por los antepasados más recientes de los latinos. Usted puede encontrar un latino cuyos tatara-tatara-tatara abuelos inmigraron o incluso tan recientes como sus propios tíos, primos, y hermanos. Esto debería darnos una voz más fuerte para dirigir las políticas nacionales de inmigración.

Estas y muchas otras luchas que enfrenta la comunidad sólo pueden abordarse mediante la participación sistemática por todos los latinos. Esto puede comenzar con solo algunos pocos individuos, pero al final, el cambio se hace posible con el apoyo de toda la comunidad. Es por esto que es importante a nivel nacional y local la participación cívica.

La participación local es importante porque sólo los miembros locales pueden entender las necesidades específicas de su comunidad local. Básicamente, la defensa nacional comienza en el nivel local. Líderes latinos son necesarios al nivel local para inspirar a los jóvenes, tanto en el gobierno como en las organizaciones comunitarias.

Los acontecimientos recientes han demostrado la influencia que los latinos pueden tener cuando se forman juntos para avanzar un cambio efectivo. El candidato presidencial republicano Donald Trump ha sido recientemente objeto de críticas por sus declaraciones contra los mexicanos y los inmigrantes en Estados Unidos. Como resultado de la unificación latina, Trump ha enfrentado reacciones de otras empresas y organizaciones.

Miss México se retiró del certamen de Miss Universo. NBC Universal ha terminado lazos con Trump, es decir que los concursos Miss USA y Miss Universo no serán televisados en sus redes. Univisión, la estación en español más popular para los latinos en los EE.UU., también ha anunciado que no continuará su colaboración con la organización Miss Universo.

La tienda Macy’s dice que va a dejar de vender las marcas de la empresa Trump. Entre los latinos famosos, Rosalyn Sánchez y Cristian De La Fuente se han negado a continuar sus aventuras como los co-anfitriones del concurso de Miss EE.UU. J. Balvin ha anunciado que él, ya no desea llevar a cabo su presentación en el concurso de Miss EE.UU. Eva Longoria, el vocalista de Maná, Shakira, Ricky Martin, Juanes y Francisca Valenzuela están en la lista de celebridades que también han hablado en contra de los comentarios de Trump y han elogiado los esfuerzos unificados para apoyar a los latinos.

La presencia sustancial de los latinos en los Estados Unidos puede convertirse en una poderosa influencia. A través de la unidad pueden organizarse para implementar el cambio. Como la minoría de mayor crecimiento en los Estados Unidos, es seguro decir que es de suma importancia que se escuche la voz latina.


Sálvese Quien Pueda

Estados Unidos da un primer paso para acabar con la detención de familias migrantes

editorial

La decisión del Departamento de Seguridad Nacional (Department of Homeland Security, DHS) de Estados Unidos de reducir la detención inmigratoria de familias podría ayudar a miles de niños y madres que huyen de situaciones de persecución, señaló hoy Human Rights Watch. El secretario del DHS, Jeh Johnson, anunció el 24 de junio de 2015 que el gobierno de Obama tenía intención de implementar “cambios sustanciales” en materia de detención inmigratoria de familias.

Las más beneficiadas serían las familias que solicitan asilo en EE. UU., aseveró Human Rights Watch. Johnson indicó que “una vez que una familia ha establecido que reúne los requisitos para solicitar asilo u otros beneficios conforme a nuestra legislación, la detención a largo plazo representa un uso ineficiente de nuestros recursos y debería interrumpirse”.

“Al disminuir las detenciones familiares, EE. UU., finalmente estaría entrando en razón con respecto a la situación inmigratoria”, destacó Antonio Ginatta, director de incidencia del programa sobre Estados Unidos de Human Rights Watch. “EE. UU. Nunca debería haber encerrado a familias por tiempo indefinido, ni mucho menos a quienes solicitan asilo”.

Según estadísticas del gobierno estadounidense, el 88 por ciento de las familias detenidas han demostrado que tienen argumentos razonables o creíbles para temer regresar a su país de origen, lo cual supone el primer paso para reunir los requisitos de asilo en EE. UU.

El anuncio del DHS se produce luego de que una delegación del Congreso estadounidense visitara un centro de detención de familias en Texas. El 22 de junio, miembros de la delegación instaron a que concluyeran las detenciones familiares. Human Rights Watch ha documentado evidencias de los efectos gravemente perjudiciales provocados por esta práctica y, junto con otras organizaciones de derechos humanos, ha solicitado reiteradamente que se ponga fin a la detención de familias.

Durante el último año, EE. UU., amplió significativamente la capacidad de detención familiar, que pasó de menos de 100 a casi 3.000 plazas, supuestamente en respuesta a un incremento en la cantidad de familias que intentan ingresar en EE. UU.

El anuncio del DHS no especificó de qué manera el departamento abordaría el problema de las elevadas fianzas que provocaban que las familias continuaran detenidas, ni si pondría fin a la detención por tiempo indefinido de familias que no solicitaban asilo.

En el anuncio si hizo referencia reiteradamente al acto de solicitar asilo como “migración ilegal”, lo cual sugiere indebidamente que quienes huyen de amenazas a su vida o su libertad actúan en cierto modo ilegalmente, observó Human Rights Watch.

La detención inmigratoria por tiempo indefinido tiene graves secuelas psicológicas para los niños y sus padres, señaló Human Rights Watch. El derecho internacional prohíbe detener a menores sin excepción, así como la detención de solicitantes de asilo, salvo como medida de último recurso y únicamente por motivos extraordinarios, como la posibilidad de riesgo para la población.

“El Departamento de Seguridad Nacional ha recurrido a la detención de familias como primera alternativa, desestimando el perjuicio que esto supone para los menores”, observó Ginatta. “Este nuevo enfoque debería ser el primer paso en una dirección que permita erradicar la detención de todas las familias, en forma permanente”.


Sálvese Quien Pueda

Siembra vientos…

editorialPudiéramos salir a condenar a Dylann Roof tras haber sido acusado de matar a nueve feligreses negros en una iglesia de Carolina del Sur el pasado 18 de junio, tras conocerse además una serie de fotografías y mensajes explícitos en los cuales el factor racial pareciera haber jugado un papel importante, tratándose de un chico “blanco” que de manera abierta se siente amenazado por la comunidad de raza negra.

Roof, quien no es ni será, ni el primer, ni el último americano en salir un día armado a matar gente por deporte, protagoniza apenas el más reciente incidente, no sabemos si mientras este periódico va a la imprenta y regresa tendremos otro caso similar, tratándose ésta de una sociedad enferma, desprendida de casi todos los valores y azuzada constantemente por mensajes erróneos que envían a diario nuestros políticos desde las legislaturas estatales, y por qué no, desde los estrados federales y ahora desde sus trincheras de campañas presidenciales.

Salir a condenar a Roof, es fácil, lo difícil ya lo hicieron los familiares de sus víctimas quienes no solo asumieron el perdón como parte del proceso de sanación y resignación, sino como alternativa al odio que no podrá nunca ser vencido con sus mismas fórmulas como muchos pretenden, sin embargo, en el plano social, la brecha no se cierra con el mero acto del perdón.

A comienzos de año, el Southern Poverty Law Center, publicó su informe anual sobre el comportamiento de los grupos de odio en el país, y aunque advierte que se han reducido en un 17%, señalan que esa cifra pudiera no ser real, porque ahora estas organizaciones se saben esconder a través de grupos y páginas en internet, y justamente a través de este mecanismo, Roff no solo había expresado su intención de cometer la masacre, sino de comenzar ese “gran movimiento” de reivindicación de su raza blanca por encima de las inferiores, pensamiento que desde sus sótanos vacios comparten sin duda muchos de nuestros políticos y dirigentes “caucásicos”

Dice el Southern Poverty Law Center, que en estados Unidos operan 784 grupos de odio reconocidos, de los cuales, 28 están ubicados en Georgia, 18 en Alabama, 29 en Tennessee, 22 en Misisipi, 19 en Carolina del Sur, 24 en Carolina del Norte y al menos 50 en Florida.

Los grupos neonazis se han duplicado desde la llegada de Obama al poder advierte el informe, y eso no es casualidad, ya que seguimos viendo como en nuestro estado el temido Ku Klux Klan, se ha fortalecido en los últimos años y se ha extendido por otros estados del sur, donde prácticamente había desaparecido, como innegable señal de que, los discursos de odio están calando hondo en los oídos, en las mentes y en las conciencias de nuestra gente y en especial de nuestra juventud muchas veces perturbada por otros factores sociales, siquiátricos y sicológicos.

Lo que hemos visto de Roof en los últimos días es inquietante, porque a la vista de muchos gritó y expresó siempre lo que llevaba por dentro y lo que era capaz de hacer, basta con ver sus fotos en las redes sociales, donde aparece al lado de símbolos del racismo y la esclavitud en Estados Unidos, como la bandera confederada, muy arraigada en el corazón de los supremacistas y que aun sigue hondeando en la sede de gobierno del pueblo donde se ha dado la más reciente masacre, porque a pesar del dolor y la indignación, sigue prevaleciendo la terquedad política y antes que ello, la egolatría racista de muchos de nuestros “anglosajones” gobernantes.

Recientemente Jim Cooley llegó el aeropuerto de Atlanta, con un fusil AR-15 cargado, y lo más asombroso es que su acto fue completamente legal, gracias a que en el 2014, la ley HB- 512 Safe Carry Protection Act permitió a las personas cargar libremente un rifle en este tipo de lugares, “mientras no atenten contra la seguridad” y es probable que veamos escenas como éstas en iglesias y colegios, añadiendo más tensión en una sociedad de por sí socavada por la inversión de sus valores y predisposición a ver en las armas una tabla de salvación que no es más que un espejismo que trae millonarias ganancias a los productores de las mismas y dolor miles de familias inocentes cada año.

Por eso Roof, no es más que otro desenfrenado chico producto de las circunstancias y sus víctimas las nuevas estadísticas de lo que ya se vuelve normal, cuando nuestros dirigentes no hacen sino sembrar a diario percepciones erróneas acerca de nuestra seguridad y del rumbo de la nación “más poderosa del mundo”.


Sálvese Quien Pueda

Alcanzando un sueño

editorialSergio Corral ya no ve a los robots como esos seres imaginarios que pueden hacer todo y son invencibles por sus características mecánicas y formas humanoides, para este adolescente quien se destaca entre sus compañeros de curso, el tema es tan serio que desde hace dos años participa en concursos de robótica y su experiencia le ha servido para ganarse algunos premios en ese campo.

“Quisiera participar en el diseño de un robot que pueda servir para rescatar sobrevivientes en zonas de desastres donde sea muy difícil que las personas puedan llegar” escribió el joven en un corto ensayo para acceder a una beca de Cruz y Asociados en Atlanta, donde un grupo selecto de chicos y chicas buscaban una oportunidad para ser ayudados en sus estudios.

Por su parte Juan Panduro, tiene una historia aun más conmovedora. Desde muy pequeño ha tenido que hacerle frente a la crudeza de las enfermedades y debido a un tumor cancerígeno perdió un ojo, lo que le ha valido para ser objeto de burla de muchos de sus compañeros, aun así, este joven ha sorteado todos esos sinsabores.

“Soy un sobreviviente de cáncer que ha podido superar todos esos obstáculos”, escribió el joven quien se ha destacado no solo por sacar adelante sus estudios sino por hacer parte de varias organizaciones en las que sirve como voluntario donando su tiempo y conocimientos.

“Tengo una visión para un mundo mejor”, dice Panduro, cuando siente que por su discapacidad es visto de una manera burlesca y le hace frente a ello sacando lo mejor de sí para no dejarse afectar.

Otra chica cuenta que fue abusada desde niña y aun así ha podido sobresalir entre cientos de estudiantes que como ella buscaban estar en los primeros lugares, tienen puntajes de excelencia y están dotados de una visión del mundo y de la vida que solo requieren de un pequeño apoyo para salir adelante; son hijos de inmigrantes, la mayoría de ellos traídos desde niños.

Son el futuro del país al que sienten como suyo, pero el que no les ofrece las garantías de poder tener las mismas oportunidades, solo por no tener un documento que valide de manera definitiva su estadía en una tierra que ellos mismos ni siquiera escogieron, pero de la que hacen parte como cualquier “nativo”.

A grandes rasgos, así es el perfil general de los seis chicos que resultaron ser los ganadores de las becas Alcanzando un Sueño de Cruz y Asociados, quienes recibirán en sus manos un cheque con una buena cantidad para ayudarse con el pago de sus estudios, algunos son de Georgia otros de Arizona pero todos tienen en común, el origen, las buenas calificaciones, que son excelentes seres humanos, excelentes miembros de su comunidad y mejores ciudadanos que cualquiera que se crea el arquetipo de la raza sajona.

Estos son los jóvenes que nos representarán en las universidades y centros de educación superior alrededor del país, a los cuales debemos apoyar sin miramientos, sabiendo que cada uno de ellos será un embajador de nuestra comunidad y la muestra fehaciente de que, ese pueblo oprimido, obrero y mal pagado que sueñan los políticos retrógrados hacer de los inmigrantes, no les va a ser posible si todos contribuimos de alguna manera coadyuvando a que nuestros jóvenes encuentren maneras de salir adelante.

Si bien, no todos tienen las mismas aspiraciones ni los mismos sueños, no hay que olvidar que todos ellos harán parte de ese relevo generacional al que los de mente reducida le tienen miedo, pero que inevitablemente terminarán por cambiar la historia blanca y monolingüe de este país.


Sálvese Quien Pueda

Cuando el fraude entra a casa

editorialSi tuviéramos que sacar una moraleja del tema de los fraudes, incluso adelantándonos a la conclusión de este artículo, sería muy sencillo, la misma es que, nadie está a salvo, ni quien, previene, ni quien informa, ni quien se cree informado, las formas en las cuales los delincuentes se especializan para robar a los demás no conoce límites ni fronteras.

Así quedó evidenciad en el panel sobre “Fraude en la comunidad” organizado por New América Media y que se llevó a cabo en esta ciudad hace pocos días, al que concurrieron no solo autoridades sino medios de comunicación que se encargan de informar y educar a las minorías sobre diversos temas.

Uno de los testimonios que llamó la atención, fue el de la directora regional para el sureste del país de la Comisión Federal de Comercio Cindy Liebes, quien trabaja por casi 30 años en esa organización y su padre, un anciano de 92 años fue objeto de fraude telefónico, advirtiéndole que debía ayudar a uno de sus nietos que había sufrido un fatal accidente en México.

“No tengo un sobrino en México, nadie está detenido en mi familia, pero a mi padre que tiene ya problemas mentales, le quitaron 10 mil dólares…”, dijo la mujer, quien participaba del panel, no tanto por su testimonio, como para advertir acerca de las modalidades de estafa en Georgia.

Las cifras no son nada halagüeñas, el estado ocupa el segundo lugar, solamente superado por Florida, en cuanto a fraudes de todo tipo, siendo el de más incidencia el robo de identidad, el que hacen las “compañías” que se dicen ayudan a solucionar problemas de crédito y el robo por llamadas telefónicas, lo preocupante es que no hay un patrón establecido por los estafadores como para seguirles la pista a todos, porque cada uno tiene su forma de operar.

Jennifer Leach, asistente del director de la oficina de la Comisión Federal de Comercio con sede en Washington, diría más tarde que el fenómeno de Georgia podría deberse a la diversidad de inmigrantes que tiene ahora el estado y que, muchas veces los afectados por la barrera del idioma terminan por no reportar a las autoridades.

Sea cual sea el motivo, uno de los pasos que debemos seguir quienes ya estamos enterados del fenómeno es tomar todas las medidas de precaución a que se tenga lugar, esperando que las mismas funcionen, porque hasta en nuestras oficinas del periódico El Nuevo Georgia, hemos sido objeto de fraude con pagos efectuados con tarjetas de crédito que aparentemente han sido robadas.

En cierta oportunidad un cliente pagó una serie de anuncios sobre reclutamiento de personal para trabajar en construcción, con una tarjeta que aparentemente había sido robada en Canadá y desde donde el banco responsable exigió la devolución del dinero a la persona afectada, las conclusiones de la investigación, nunca llegamos a conocerlas.

Regularmente no falta quien nos consulte acerca de una lotería que se ganó en España, país al que nunca ha ido ni en sus sueños; o quienes respondan al famoso banco en África desde donde el pariente perdido dejó instrucciones para que le fueran entregados los 5 millones de dólares que tenía aborrecidos en una cuenta que ahora requiere sean entregados al beneficiario.

Pero sin duda la estafa más común es la del famoso trabajo de niñera con el que caen todos los días personas de nuestra comunidad a quienes “contratan” para cuidar a un niño de otra ciudad cuyos padres vendrán por cortos días a Atlanta, trabajo por el que ofrecen sueldos de presidentes de compañía, con el objeto de que nuestra gente reciba un cheque sin fondo, y les devuelva la diferencia a los futuros patrones.

Hace poco tiempo eran las compañías que ofrecían trabajar desde casa, o las típicas llamadas telefónicas advirtiendo sobre un familiar al que el coyote tenía secuestrado en la frontera las que hacían mella en la comunidad, por fortuna las dos modalidades ahora son menos frecuentes, pero se han intensificado los fraudes por correo electrónico; los que advierten sobre la factura vencida de Georgia Power y la inminente interrupción del servicio si no se deposita cierta cantidad y por supuesto, siguen de moda los fraudes con las famosas ofertas únicas de televisión.

Como personas, como comunidad, debemos estar atentos a todo aquello que parece demasiado bueno para ser cierto, y antes que nada, si descubre que está siendo objeto de chantaje o fraude o ya lo ha sido, no dudar dos veces para llamar a la policía en primera instancia, pues es probable que no sea usted solo el objetivo de los bandidos en su empeño por obtener su dinero.


Sálvese Quien Pueda

Imaginación sin límites

editorialDe Daniel Salter, pudiera uno decir es ese tipo de hombres que se la saben todas, por eso no deja de ser notable verlo visiblemente asombrado por el descubrimiento que sus hombres hicieron la semana pasada, cuando en medio de un cargamento de galletas y golosinas hallaron droga procedente de México.

Salter es el jefe de la oficina de la Agencia Antidrogas en Atlanta, y su trabajo lo ha llevado por Colombia, donde dice ayudó a perseguir al temido Cartel de Medellín en sus mejores épocas; también fue funcionario del gobierno de su país en Perú, Bolivia y El Salvador, ahora más relajado pero no menos preocupado, labora desde esta ciudad.

Pero lo que el jefe de la DEA quiso decirle a la comunidad latina en español, realmente era para asombrarse, sobre todo porque no vaciló aceptar la oferta de hablarles a los latinos en su idioma. Para él, el mensaje que tenía era muy importante.

“Ayúdennos denunciando todos los movimientos sospechosos que vean en sus vecindarios”, dijo Salter.

Anteriormente acababa de informar sobre la incautación de 50 kilogramos de heroína y 14 kilos de metanfetaminas, camufladas en mazapán, galletas y golosinas en empaques de “De la rosa”, una marca muy popular entre las familias mexicanas.

El peligro que advierten las autoridades no es tanto el trasiego de drogas que se ha vuelto “común” entre ambos países animado por un consumo interno que no parece frenarse nunca, y unos precios desorbitantes en los mercados clandestinos, sino las maniobras de esconder las sustancias prohibidas en lo inimaginable.

“Imagínense que esa droga llegue por error a manos de los niños”, dijo el director de la DEA. Independientemente de lo que significa para las autoridades el perseguir el delito del tráfico de drogas, el usar ciertos mecanismos para ocultar el contrabando pone en riesgo de vulnerabilidad a la comunidad en general, y ahí es donde se hace importante la colaboración ciudadana.

Usualmente los latinos decimos que no tenemos la cultura de la colaboración con las autoridades, y eso se debe a la falta de confianza que muchos de quienes dicen representarla han cosechado. La corrupción en todos los estamentos de nuestros países latinoamericanos es tal, que los peores calificados con los integrantes de los gobiernos y todos los que para el sistema presten algún servicio.

Sin embargo, se hace imprescindible que una vez aquí, donde el tema de la corrupción es menos “común” cada uno de nosotros nos convirtamos en guardianes de nuestra seguridad y la de nuestras familias, a fin de cuentas, nada de lo que dejemos de hacer será más perjudicial para los demás que para nosotros, a la postre, los afectados vamos a ser todos.

Si bien, las bandas de narcotraficantes buscan operar de la manera más oculta que puedan y sus acciones son hijas de la clandestinidad, no es menos cierto que muchas veces el descaro de las mismas llega hasta nuestros vecindarios ante la mirada absorta e indiferente de los ciudadanos de bien.

Aquí donde aún se puede confiar en el anonimato de una llamada y en la eficaz respuesta por parte de quienes ejercen la autoridad, es donde ahora estamos y es el lugar que debemos proteger para que nuestras familias y en general nuestra sociedad no termine por ser una fiel copia de la Colombia de los años ochenta o del México actual donde los carteles y las bandas criminales parecen arrebatarle todos los días un pedazo de país a la institucionalidad.

Cuando los narcotraficantes utilizan métodos que ponen en peligro nuestra integridad, eso nos muestra que su total falta de conciencia no mide riesgos y antepone todo su interés mezquino al del dinero mal habido y sus ansias de subvertir a toda costa y por todos los medios el orden y las instituciones, por lo tanto, se convierten en unos claros enemigos de la sociedad y como tales, debemos verlos todos.

A Atlanta la han venido invadiendo los traficantes de drogas, principalmente los carteles mexicanos; los traficantes de personas y proxenetas, y por desgracia unos y otros tienen muchas relaciones entre sí, pero la comunidad de gente de bien e individuos que no negocian sus principios es muy fuerte aun, y a esos es a quienes se refería Salter, el jefe de la DEA en Atlanta, cuando hizo un llamado a estar alertas y a denunciar a los que delinquen y ponen en riesgo a nuestra comunidad.


Sálvese Quien Pueda

Una vida de servicios

editorialNo hubiéramos podido esperar menos durante el homenaje al arquitecto Teodoro Maus hace unos días, aquí en la ciudad de Atlanta. El entusiasmo y el cariño demostrado durante ese encuentro fue la manifestación más sentida de un agradecimiento que la comunidad tiene hacia uno de sus líderes naturales, el que sin nada a cambio ha dado parte de sus mejores años por la defensa de los derechos de su gente.

Hablar del arquitecto y ex cónsul de México en Atlanta, Teodoro Maus, es referirnos, antes que a un hombre, a una institución quien durante las últimas dos décadas ha sabido poner en alto el nombre, no solo de sus connacionales, sino de la comunidad inmigrante en general, posición que asumió desde sus funciones como diplomático.

Abrió Maus una senda en la que muchos podemos caminar hoy más tranquilos y con la frente en alto; le dio cara a los problemas que más aquejaban a todos sus semejantes en lo relacionado a las injusticias sociales y supo llamar al pan, pan y al vino, vino, frente a las autoridades locales, quienes habían optado por ignorar lo que a sus ojos venía ocurriendo.

Es común escuchar entre sus recuerdos, las Olimpiadas de 1996 como imán que atrajera a la mayor ola de inmigrantes, especialmente mexicanos al estado de Georgia y en ese punto se detiene a explicar la importancia de esa mano de obra para la feliz conclusión de los escenarios deportivos y el buen desarrollo del centenario de los Juegos Olímpicos de la era moderna en esta ciudad con sudor y sabor hispanos.

A partir de entonces el oleaje migratorio pareció ser inaguantable y la ciudad tuvo su mejor período de florecimiento mientras más latinos llegaban a contribuir con su mano de obra a bajo costo, ni se diga del aporte a los campos de Georgia en la recolección de cosechas y el impulso a la industria avícola ubicada entre las más grandes e importantes del mundo.

Hablar del arquitecto Teodoro Maus, es repasar todos esos episodios que han ido tomados de la mano, por un lado de la prosperidad del estado y las regiones que han acogido a los inmigrantes y por el otro, las injusticias y persecuciones en su contra, y ante todo ello, él siempre ha estado parado en la brecha, impulsado a unos e inquiriendo a otros, pero buscando el equilibrio que lleve a la convivencia entre todos, sin que nadie tenga que pasar por encima de nadie.

Ese ha sido uno de los grandes aportes que podemos resaltar de este hombre, a quien no le ha importado tener que enfrentarse a políticos, sistemas, posiciones adversas, contradictores y zancadillas, para hacer valer la voz de quienes en un momento les fue arrebatada la voz.

Creó el Centro Mexicano de Atlanta, la Cámara México Americana de Negocios, la Coordinadora de Líderes Comunitarios; jugó un papel importante en la creación de El Banco de Nuestra Comunidad, además de otras organizaciones de derechos civiles y desarrollo económico en las que tomó parte sin otras pretensiones que las de servir a su gente, como lo hizo con la fundación de becas Celia y Marcos, con la que decenas de estudiantes latinos se vieron favorecidos para acceder a estudios superiores.

Fue socio de una empresa de tamales en la que no tuvo éxito, lo metieron en otros negocios que tampoco funcionaron, no porque él no fuera capaz, sino porque en su ingenuidad no alcanzaba a entender que solo lo buscaban para hacer uso de sus recursos económicos, aun así, nunca cejó en seguir echándole ganas a sus causas sociales, y ninguno de sus descalabros subsecuentes lograron detenerlo.

Finalmente fue el artífice de la Alianza Latina de Georgia por los Derechos Humanos—GLAHR—y de la Radio Información 1310, dos instituciones que lograron darle cohesión a la comunidad en los momentos más cruciales de su lucha por la defensa de los derechos humanos y civiles, y antes que nada, a darle presencia e identidad a cientos de familias vulneradas por los mezquinos intereses de los políticos de ambos partidos, quienes encontraron en ellas el mejor pretexto para hacer proselitismo a costa de sus desgracias.

Hasta donde sabemos, Teodoro Maus nunca ha pedido, ni reclamado nada a cambio, por el contrario ha puesto el patrimonio familiar en riesgo frente a lo que él considera debe ser una lucha de todos, y ese es su mayor aporte, no solo a la lucha sino a la comunidad, por ha sido un ejemplo probo de desprendimiento, honestidad y tesón.

Nos unimos desde El Nuevo Georgia, a las voces que se han alzado para celebrar la vida de este hombre que ha optado por el servicio a los demás, antes que por la comodidad de un merecido y sosegado retiro…Larga vida arquitecto Maus!


Sálvese Quien Pueda

En sus marcas…

editorialPara nadie es una sorpresa el lanzamiento de la candidatura de la ex secretaria de estado Hillary Clinton, para los comicios presidenciales de 2016, es el típico ejemplo del secreto a voces que todos conocen pero que el interesado para ponerle sal y pimiento a la historia se niega a aceptar hasta que lo hace. Hasta ahí todo va bien.

¿Reconocida la señora Clinton? Si, es una de las figuras más sobresalientes desde el mandato azarado de su esposo Bill y pilar fundamental en los momentos más difíciles de ese periodo, que no fueron precisamente situaciones políticas o administrativas sino de alcoba, o mejor de oficina oval, para ser más precisos.

Que sabe la señora Clinton de política, nadie lo duda. Fue la jefe de esa dependencia en momentos muy coyunturales de la primera administración de Obama y no le fue mal, aunque los republicanos conociendo su perfil presidencial, se hubieran empeñado en hacer creer lo contrario, llevándosela entre los cuernos con el atentado de Bengasi, donde fue asesinado el embajador de Estados Unidos en Libia.

Lo otro que sabe la señora Clinton es apagar incendios, sino que lo diga la misma Mónica Lewinsky y el propio ex presidente Clinton, amén de los rayos y centellas que le tocó atrapar con las manos cuando fue secretaria de estado, eso nadie lo puede omitir.

Se sabe además de la señora Clinton que tiene un encanto particular que la hace arrastrar la opinión de multitudes, pero al mismo tiempo, en eso radica una de sus debilidades, y es que, pareciera que en torno a ella no existieran los términos medios, porque el que la quiere la quiere y el que no la quiere la detesta.

¿Por qué? Es tan sencillo como que algunas personas despiertan este tipo de pasiones, lo que finalmente termina siendo un factor en su contra. Para la ex senadora por Nueva York, el ser la esposa de uno de los hombres más populares de los últimos tiempos es una gran ventaja, pero en torno a ella y sus posturas públicas, son muchos los que desde ahora, sin ser republicanos, seguramente se estarán planteando una alternativa distinta.

En particular, tanto la ex senadora como el partido demócrata en general han asumido un camino sin retorno a las posturas liberales-socialistas con las que muchos moderados no comulgan y eso hace vulnerable su candidatura. Dentro de las comunidades de fe, por ejemplo, el solo nombre de la ahora precandidata produce un abierto rechazo que no le conviene al papel de postulante al primer cargo del país, porque desde esas trincheras se mueven muchos votos de opinión.

Por otra parte, y aunque hasta el momento los republicanos tampoco es que estén bien parados con los prospectos que tienen, no cabe duda que una postura moderada y sobria que asome la cabeza desde esa trinchera haría mella en las aspiraciones de Clinton.

Para nuestra comunidad latina, la senadora es una persona conocida y aceptada, excepto porque en el juego político que le ha correspondido ha fallado en ser clara con relación a lo que haría con los 11 millones de inmigrantes que viven aquí, ya no tan en las sombras y a los que el presidente Barack Obama, les mintió de manera reiterada cuando se negó en repetidas ocasiones a cumplirles su promesa de impulsar una reforma migratoria amplia y comprensiva.

Parte de la “derrota” demócrata en las elecciones de medio término se debió a ese tipo de situaciones y promesas no cumplidas, ahora aparece en escena la ex senadora Clinton y la pregunta de muchos es si seguirá los pasos de Obama quien con el sol a sus espaldas lo único que puede hacer es tratar de remendar lo que no tuvo la voluntad de cambiar.

Con Hillary Clinton y Ted Cruz, los primeros en lanzarse al agua, no hay nada claro todavía para la comunidad latina, lo único claro es que esta campaña ya arrancó y falta todavía mucha tela por cortar.

Desde Latino Decisions:

“Cuando le dijeron que Clinton renovaría la acción ejecutiva en el 2017 si es elegido presidente, el 85% de los latinos dicen que apoyarían su comparación con el 11% que no lo haría. Esto incluye el 73% de latinos independientes y el 56% de los latinos republicanos que apoyaría la señora Clinton.

Sin embargo, cuando le dijeron que Clinton podría dejar que la acción ejecutiva caduca y no renovarlo si es elegido, sólo el 37% de los latinos dicen que apoyarían su mientras que el 55% no lo haría. Esto incluye un 53% de los latinos demócratas que dijeron que sería poco probable que apoyar la señora Clinton si ella no ha cometido a la renovación de la acción ejecutiva “.


Sálvese Quien Pueda