Las elecciones del 2014, hora de despertar!

editorialPor: Ignacio Javier Arce, especial para El Nuevo Georgia

Han pasado más de 25 años desde que debutó la película Stand And Deliver (Con Deseos de Triunfar). Para aquellos que no la recuerdan o son muy jóvenes para recordarla, Con Deseos de Triunfar es la película basada en la vida real del profesor Jaime Escalante quién a pesar de todas las adversidades decidió enseñar Cálculo avanzado en la Escuela Secundaria de Garfield en East Los Ángeles.

En 1982 dieciocho de sus estudiantes tomaron el difícil examen Advanced Placement Calculus (Posición Avanzada de Cálculo) y lo aprobaron, esto inmediatamente provocó sospechas. ¿Cómo es posible que un número significativo de estudiantes hispanos provenientes de una escuela mediocre pudieran pasar dicho examen?

Debido a estas sospechas pero sin pruebas de que habían hecho trampa, a la mayoría de los estudiantes les exigieron que tomaran el examen de nuevo. De los que volvieron a tomar este examen (16 de 18) todos obtuvieron resultados tan buenos que les restituyeron sus calificaciones originales, con esto logro los estudiantes demostraron a todos que habían sido subestimados y que la inteligencia no es el derecho exclusivo de clases más privilegiadas.

Para el año 1987 el número de estudiantes de Garfield High School que pasarían dicho examen había aumentado a ochenta y siete.

Nosotros los votantes latinos estamos en una situación muy similar a la que estaban los estudiantes de la Escuela Garfield en 1982, durante las elecciones del 2012 hicimos un gran esfuerzo para movilizar y aumentar a niveles nunca antes alcanzados el número de personas latinas que fueron a votar, inmediatamente después de las elecciones muchos políticos se sorprendieron y se asustaron al mismo tiempo por este número tan alto de votantes latinos.

Pero, así como en la película, para muchos políticos la sorpresa inicial y la incredibilidad se convirtieron en escepticismo e incluso despecha por el voto latino y están contando que esto no se volverá a repetir, especialmente durante las elecciones venideras del 2014.

Existe un grupo dentro de un partido político–estoy muy seguro que todos sabemos a quiénes me estoy refiriendo–, que están determinados a sabotear cualquier legislación que favorezca nuestras comunidades.

Este grupo se ha vuelto más sigiloso y sofisticado en sus tácticas, sus mensajes son menos vociferantes dentro del público en general pero sus mensajes son más alarmantes dentro de grupos y medios informativos conservadores, solo miren “fair & balanced” Fox News, o lean el Washington Times cualquier día y casi siempre habrá algo negativo hacia los hispanos, la meta principal de este grupo es retener el control del Congreso y ganar el Senado por medio de la movilización del mayor número posible de votantes conservadores y esperar que el resto de los votantes se mantengan inertes durante las próximas elecciones.

Una de sus tácticas principales para lograr esta meta ha sido seguir derogando la comunidad hispana, sus mensajes han sido muy a menudo que somos portadores de todo tipo de enfermedades, que no pagamos impuestos, que no apreciamos los valores americanos, etc, y en este momento están bloqueando o demorando cualquier legislación a nuestro favor porque cuentan con la victoria en noviembre.

Todos sabemos que muchos votantes latinos están decepcionados y desanimados por la falta de progreso por parte de los políticos que pensamos iban a ayudar a nuestras causas, pero la alternativa de no votar en el 2014 es mucho peor; mucha gente no sabe que las leyes son creadas por los miembros de la Cámara y el Senado y no por el Presidente y si nosotros permitimos que ambas casas legislativas sean tomadas por los políticos conservadores intransigentes entonces nuestras causas están perdidas porque no hay duda de que estos políticos están haciendo todo lo posible por alcanzar ese objetivo.

Tenemos que tener en mente que cualquiera que sea el resultado de las próximas elecciones, si votamos en grandes números, todos los políticos sin importar de qué partido sean van a saber que las elecciones del 2012 no fueron una situación fortuita, por lo tanto nos van a respetar más y lo más importante es que lo van a pensar dos veces antes de pasar legislaciones que afecten negativamente nuestra comunidad.

Este mensaje está siendo dirigido principalmente a todos nuestros líderes que como usted tienen la capacidad de movilizar una vez más el voto latino, especialmente en los estados de Georgia, Mississippi, Kentucky, North Carolina y Louisiana porque tradicionalmente han sido conservadores, pero esta vez existe la posibilidad que ganen los candidatos que se inclinan a favorecer nuestras causas.

Recordemos que una de las virtudes que tenemos como latinos es la tenacidad y no nos damos por vencidos fácilmente, demostremos una vez más con nuestro voto que no seremos derrotados.


Cada semana estamos rifando iPads, Laptops, TVs cada semana y la rifa de un Nissan Versa Note en Agosto del 2015

Lo público y lo privado

editorialSi algo se aprende en el ejercicio del periodismo y las comunicaciones en estos tiempos, es que el hilo entre lo público y lo privado se pierde con extrema facilidad sobre todo cuando nuestras acciones en privado generan algún daño a la sociedad y ésta es vulnerada por nuestra mala conducta.

Ante este panorama al periodista no se le puede ni acusar ni amenazar bajo el pretexto de la difamación pues legalmente el argumento se cae por su propio peso, en la medida en que muchos por sus malas acciones han dejado una estela de evidencia en su contra que sus hojas de vidas pasan a ser prontuarios delincuenciales.

Como medio de comunicación estamos a un paso de que se nos amenace de demanda por parte de personas que en lo privado han estafado, robado o vulnerado la confianza de otros y cuando esto sale a la luz pública entonces quieren tapar el sol con un dedo y el periodista es entonces la piedra en el zapato, al final de cuentas eso es parte de nuestro trabajo.

Ni los funcionarios públicos, ni quienes han decidido ser figuras públicas por su propia cuenta, pueden llamar a sus malas acciones “cosas personales” porque han afectado la confianza pública y peor aún, si con ello han sido objeto de arrestos, condenas o comparecencias ante las cortes por sus hechos delictivos.

Sin referirnos a nombres—para no herir susceptibilidades–, hay en nuestra comunidad personajes siniestros que se han vestido de toda clase de pieles para engañar incautos. Los hemos conocido como mecánicos, luego como pastores, más tarde como doctores, representantes artísticos, cocineros de alta gama y charlatanes.

Pero lo peor de eso no es lo que han hecho, sino la cara con que esperan que los recibamos cuando desaparecen por un tiempo mientras se baja la marea a ver si a todos se les olvidaron sus fechorías. Por fortuna los archivos judiciales prevalecen y sirven de evidencia para que estos rufianes o se enderezan de verdad o buscan otro sitio donde rehacer sus torcidos negocios, pero no entre nosotros si es que no se regeneran.

No se puede ser tan cara dura de haber delinquido, una, dos, tres cuatro, cinco y “N” veces y pretender que a la vuelta de algunos años toda esa desconfianza ganada a sudor va a ser borrón y cuenta nueva. La mente individual puede ser traicionera, pero reparar, renovar y crear la memoria histórica para que lo bueno y lo malo no se olviden es parte de la responsabilidad que le asiste a los medios de comunicación.

Ahora bien, vale esta reflexión para llegar al tema de lo público y lo privado cuando se trata de todo aquello que colocamos en las redes sociales en los reconocidos “perfiles públicos” y pretender que los demás tomemos como privado lo que cada quien está publicando a los cuatro vientos.

A ninguna publicación en las redes sociales o en internet que no sea tratada debidamente con los candados de seguridad requeridos, puede reclamársele un carácter de privado como muchos pretenden que se haga, simplemente porque no les interesa que en un momento dado los errores de los demás terminen por ensuciarles sus brillantes hojas de vida.

Vargas Llosa (EL PAÍS, SL, 2011.) lo sabe decir de una mejor manera: “La desaparición de lo privado, el que nadie respete la intimidad ajena, el que ella se haya convertido en un espectáculo que excita el interés general y haya una industria informativa que alimente sin tregua y sin límites ese voyerismo universal es una manifestación de barbarie. Pues con la desaparición del dominio de lo privado muchas de las mejores creaciones y funciones de lo humano se deterioran y envilecen, empezando por todo aquello que está subordinado al cuidado de ciertas formas, como el erotismo, el amor, la amistad, el pudor, las maneras, la creación artística, lo sagrado y la moral.”

Nosotros solo agregaríamos que para no vernos enredados en la mala conducta de los demás, averigüemos mejor con quién nos juntamos y de paso hacer la respectiva “búsqueda” en Internet, así nos evitaríamos muchos dolores de cabeza, porque de todos modos nuestro trabajo como medio de comunicación es dar a conocer lo que otros preferirían que nadie dijera… De eso se trata!


Cada semana estamos rifando iPads, Laptops, TVs cada semana y la rifa de un Nissan Versa Note en Agosto del 2015

La crisis que nace de las drogas y las armas

editorialNo cabe duda que Los Estados Unidos de América es uno de los principales productores y exportadores de armas del mundo, sino al mismo tiempo uno de los más furtivos consumidores de todo tipo de drogas entre las que se cuentan y se cotizan la cocaína y la heroína, sustancias que en un grueso volumen son importadas de otros países especialmente de América Latina.

Esta demoníaca combinación de armas que van y drogas que vienen, tienen hoy a Centroamérica en una de sus peores encrucijadas porque de sus propias casas están siendo expulsados todos los días miles de menores que ante la certidumbre no tener nada más que perder sino su vida, eso es lo único que arriesgan.

La crisis humanitaria a la que los políticos de Washington le quieren echar tierra y culpar al presidente Obama va más allá de la simple aparición de un puñado de menores pidiendo que los dejen entrar para salvar sus vidas, sino que tiene sus raíces en las mismas políticas que el país ha exportado hacia América Latina, y así se lo dejaron saber los obispos católicos al gobierno.

“Estados Unidos no puede separar la crisis humanitaria de varios miles de menores no acompañados viajando a la frontera estadounidense de las causas fundamentales en América Latina, muchas generadas por políticas estadounidenses, dijo el presidente del Comité sobre Justicia y Paz Internacional de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos durante una carta enviada al Secretario de Estado John Kerry el 24 de Julio.

La carta del Obispo Richard Pates de Des Moines, Iowa, fue enviada tras su reciente viaje a Honduras, Guatemala y El Salvador del 24 de Junio al 2 de Julio.

Luego de haber visto la crisis de primera mano el religioso se lo dejó saber al Secretario de Estado: “La crisis en nuestras fronteras no se resolverá hasta que mínimamente las drogas y el flujo de armas, provisiones comerciales perjudiciales y otras políticas económicas fundamentales que contribuyen a la violencia se aborden y se rectifiquen,” indicó Monseñor Pates en la carta.

El prelado católico abordó temas como los tratados de libre comercio que han dejado sin trabajo a cientos de miles de familias en todos los países expulsadores de migrantes.

“Hemos escuchado con frecuencia durante nuestra visita, de parte de líderes de la Iglesia, así como representantes de la sociedad civil, que la aplicación del Acuerdo de Libre Comercio Centroamericano (CAFTA), y las políticas comerciales similares, en muchos casos ha devastado a los pequeños productores y empresas agrícolas en la región, mientras presionan las condiciones laborales y los salarios”.

Abordando la violencia y drogas, como causas frecuentes de la migración, Pates indicó, “Los Estados Unidos deben reconocer nuestras propias contribuciones a esta crisis, y apoyar los programas más eficaces que reducen el uso de drogas aquí en casa. Del mismo modo, la regulación de las exportaciones de armas, junto con la reforma de la justicia penal para enfocar la rehabilitación en lugar de castigo, deben ponerse en práctica por nuestros estados y el gobierno federal”.

El Obispo Pates también hizo notar el impacto destructivo en el medio ambiente y las consecuencias a la salud pública de compañías mineras en América Latina. Y también dijo que el gobierno estadounidense junto a los canadienses, deben someter a las compañías mineras que operan en esas regiones a los mismos estándares de cuidado de la vida humana y el medio ambiente como las compañías que operan en Estados Unidos.

La esperanza que se guarda es que no solo Kerry, sino la mano de republicanos que han venido utilizando el tema de la crisis de los menores con fines políticos, adviertan que tarde o temprano el daño que han causado en las países latinoamericanos se les está regresando y es tiempo de que actúen por primera vez de manera responsable.


Sálvese Quien Pueda

Un voto vale más que mil palabras

editorialSeguimos los latinos enfrascados en la misma diatriba de siempre, ¿qué es primero, la opinión o el voto? Todos opinamos, todos hablamos, todos decimos, todos queremos, pocos votamos, en conclusión, poco logramos, casi nada hacemos, nadie nos tiene en cuenta.

Así podríamos resumir un tanto el histórico problema de nuestra comunidad en relación con la importancia de la participación en los verdaderos asuntos y negocios que le interesan a nuestra gente y los que de una u otra manera van a permitir que nos vean, nos escuchen, nos tengan en cuenta, nos respeten y nos incluyan.

El ejercicio del voto por parte de los latinos tanto a nivel nacional como local se hace cada día de una importancia que nunca antes se había sentido y se había necesitado. Los políticos extremistas, especialmente los republicanos azuzados por el Tea Party, buscan sin tregua la mejor manera de aplastar a la creciente e imparable fuerza de los latinos y si no estamos bien parados, nos van a seguir causando demasiado daño.

La Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Elegidos y Designados de Estados Unidos –NALEO-, por sus siglas en inglés, pronostica que 7.8 millones de latinos votarán en las elecciones intermedias de noviembre próximo, un 18% más que en 2010, eso a nivel general es un gran paso, cuya ejecución no debemos perder de vista.

En ese mismo sentido, el Centro Hispano Pew, advierte que en las próximas dos décadas, una convergencia de tendencias sociales y demográficas hará que el número de latinos que puedan votar se duplique de 23.7 millones actualmente a 40 millones para el año 2032, una proyección a largo plazo, que debe irse motivando desde ya, para alcanzar esos objetivos.

Mientras tanto, quienes trabajan por lograr mayores registros de votantes, hacen todo lo posible por alcanzar esos nuevos ciudadanos que van surgiendo de entre los latinos, algunos de ellos por naturalización, otros por nacimiento pero en iguales circunstancias, posibles votos que deben ayudar a todos a salir de las sombras, a ser vistos, ser oídos, ser tenidos en cuenta, ser respetados!

La Asociación de Funcionarios Latinos Electos y Designados de Georgia—GALEO, por sus siglas en inglés, ha estimado en más de 184 mil los latinos que están registrados para votar en Georgia. Eso en carta blanca, no es más que el tres por ciento del electorado general estatal.

Pero GALEO, advierte que la cifra parece reducida pero es diciente, sobre todo si se tiene en cuenta que los esfuerzos serios y comprometidos por registrar a los latinos en el estado no son muy antiguos, y que, desde 2008, el electorado latino en Georgia ha experimentado un crecimiento del 26%.

Para el mes de noviembre habrá dos elecciones de vital importancia en el estado, la primera es la que tiene que ver con la gobernación, en momentos en que Georgia está en el lugar número 50 de crecimiento económico y una corrupción galopante en su administración que tiene sus raíces en el primer mandatario.

La segunda, es la silla que deja libre el senador republicano federal Saxby Chambliss, la cual disputará Michelle Nunn y la que a su vez, hace parte de seis curules que el partido demócrata busca ganarse a nivel nacional para aumentar y reforzar su mayoría en Washington.

Los latinos no debemos estar ajenos a estos procesos, porque en ellos se definen asuntos que tiene que ver con nuestra seguridad, nuestra economía, nuestros empleos, nuestra educación y nuestro futuro.


Cada semana estamos rifando iPads, Laptops, TVs cada semana y la rifa de un Nissan Versa Note en Agosto del 2015

Tener nada y arriesgarlo todo

editorialMientras enrollaba en sus manos el cable de unos audífonos que caían de su cuello y terminaban en su celular, el chico pensaba dos veces lo que iba a responder cuidándose de no decir más de la cuenta, pero al final sintió confianza y no fue menos que un libro abierto al que podía revisársele letra a letra y página por página. Es de buena estatura y su historial clínico y perfil morfológico bien detallado dentro de su expediente, dan fe de que está en perfecto estado de salud.

Si pasa por su lado, usted nunca se va a imaginar ni dos líneas de su historia. Salió de su país, Honduras, recién había cumplido los 17 años, con mil Lempiras en el bolsillo—algo menos de cien dólares–, dispuesto a vencer todas las fronteras a su paso con el fin de conquistar la cúspide de sus sueños: Estados Unidos.

Como miles de menores, este joven, del que nos reservamos detalles por razones de seguridad para él y quienes lo tienen a su cargo, hace parte de ese enjambre de niños que tienen hoy por hoy encendido el debate acerca del masivo éxodo por la frontera sur del país de quienes salen de sus ranchos, parcelas, veredas, pueblos, montes y montañas a arriesgar todo lo que tienen que en casi todos los casos no es nada más que su propia vida.

“Carlos”, como decidimos llamarlo en nuestro artículo de la página 14, dice que no tardó mucho en pasar las fronteras de Guatemala y México, pero alcanzar la de Estados Unidos le tardó casi un mes, incluyendo los 20 que debió vivir en México de un albergue a otro, tres días con sus noches en la frontera y ya dentro del país, más de 3 meses en un albergue en San Antonio Texas.

La política del gobierno de Estados Unidos de detener a niños migrantes no acompañados, algunos por períodos largos, y someterlos a un procesamiento inadecuado los pone en peligro, señaló Human Rights Watch.

El pasado 24 de junio de 2014, el Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes celebró una audiencia sobre niños migrantes no acompañados: menores que viajan sin padres o tutores. El Comité Judicial de la Cámara también llevará a cabo una audiencia sobre el tema.

El gobierno de EE.UU., predice que 90.000 niños migrantes no acompañados cruzarán la frontera entre Estados Unidos y México en el año fiscal 2014, 10 veces más el número que cruzó en 2011. Miles de niños más han cruzado acompañados de un padre, lo que también supone un aumento respecto a años anteriores.

“La política del gobierno de EE.UU. de detener a niños en grandes cantidades perjudica a los menores e incumple las normas internacionales”, dijo Clara Long, investigadora de EE.UU. de Human Rights Watch.

“El Congreso debería explorar alternativas a la detención como las que emplean con éxito otros países que tienen experiencia en auges de cruces fronterizos de este tipo”.

Pero más allá del debate y las consecuencias de todo tipo, los motivos de este masivo éxodo, siguen siendo los mismos. Una terrible situación socioeconómica en los países centroamericanos que aboca a los menores a esperar solo llegar a la adolescencia para escapar de la pobreza y el olvido en que han crecido sus parientes.

Carlos tiene claro que cuando decidió salirse de su casa en agosto de 2013, no lo hizo por el miedo a las maras, aunque ya había oído hablar de ellas y en su pueblo todos les temían, sino más bien porque ninguno de sus 4 hermanos mayores había terminado siquiera la primaria, y los cultivos de maíz y frijoles de los cuales subsistían eran cada año una ruleta rusa, a veces daban cosechas suficientes a veces no.

Hoy entiende que de personas como él es que hablan las noticias todos los días, y por ello anda receloso, es tímido y no quiere poner en peligro su estadía en el país bajo la custodia de una persona que le hizo el favor de responder por él ante el gobierno americano, pero guarda las esperanzas de quedarse, porque su enfoque desde que tiene uso de razón es el mismo “superarse y salir adelante” y esas dos palabras, no tienen cabida en el lugar donde vive su familia.


Cada semana estamos rifando iPads, Laptops, TVs cada semana y la rifa de un Nissan Versa Note en Agosto del 2015

Stewart o la caldera del diablo

editorialLo que se diga sobre el Centro de Detención Stewart es poco, si se tienen en cuenta las miles de historias de abusos que se han cometido desde su apertura y más aun desde que la administración del presidente Obama se dedicara a perseguir a los inmigrantes indocumentados y entregárselos a los concesionarios privados de estos centros carcelarios, que han encontrado el mejor negocio en la destrucción de millones de familias alrededor del país.

Ni las organizaciones de derechos civiles, ni la oficina de Amnistía Internacional, ni las coaliciones locales han logrado amainar un poco la furia desbocada como se trabaja en estos centros, donde a los internos de les aísla de manera irregular, se les obliga a trabajar por 3 dólares el día y se les cobran tarifas desorbitantes por las llamadas telefónicas y los pocos alimentos que consiguen en sus tiendas.

En los últimos días algunas familias se han comunicado con nuestras oficinas para mostrar su inconformidad debido al trato de que han sido objeto sus familiares detenidos en Stewart, sobre todo en lo relacionado a las comidas, un tema que ha sido recurrente y que los responsables del centro siguen negando, así como las autoridades de inmigración.

Una mujer desde Carolina del Norte contaba, por ejemplo, que su esposo, quien lleva varios meses detenidos se había enfermado del estómago y que, la mañana del jueves 12 de junio “hicieron el café con la misma agua en la que antes habían hervido los huevos del desayuno”.

¿Se pueden corroborar estas denuncias? Es difícil, porque los internos pueden entregar sus versiones a los medios, pero cuando la querella se remite a las autoridades correspondientes no solo minimizan el hecho, sino no es que terminan por negarlo.

Ni si se destaca un reportero en cada centro de detención las 24 horas del día, podría obtenerse un argumento lo suficientemente sólido como para saber que lo que allá sucede no va a ser luego desvirtuado por “la versión oficial”, mientras los querellantes no tienen más remedio que seguir viviendo su propio calvario.

Otra mujer, cuyo esposo acaba de terminar de pagar una larga condena en una cárcel federal, llamaba porque quería ser asesorada por una organización que le explicara mejor, por qué después de una condena de 20 años, su marido debía estar ahora preso en la cárcel de Stewart, y no era enviado a su país de manera expedita, al fin y al cabo ya había pagado su condena y según los reglamentos actuales, para este tipo de personas es que se debe proceder rápidamente en removerlas del país.

“Ahora me acaba de decir que les cortaron el agua caliente y todos se están bañando con agua fría”, dijo la mujer.

Consultado el vocero de la oficina de ICE en Atlanta sobre estos dos aspectos fue enfático en decir que “No hay huelga de hambre en Stewart. Tuvimos algunos detenidos protestando por la comida un día de la semana pasada, pero sus preocupaciones han sido abordadas.” Dijo Vincent Pichard.

En lo relacionado al agua caliente, dijo que “Una unidad tiene un problema de mantenimiento con agua caliente que todavía está siendo atendido, pero los detenidos están siendo trasladados a otras unidades para las duchas…durante las reparaciones.”

Azadeh Shahshahani de la Unión Americana de Libertades Civiles—ACLU-, por sus siglas en inglés, corroboró lo expuesto por las dos querellantes diciendo. “Nosotros también hemos escuchado de familiares y abogados de inmigración acerca de una huelga de hambre y una emergencia en Stewart en algún momento de la semana pasada.”

Los representantes de ACLU de Georgia y Georgia Detention Watch visitaron Stewart el fin de semana pasado y se reunieron con algunos inmigrantes detenidos. “Entendemos que algunos inmigrantes detenidos iniciaron una huelga de hambre para protestar por la calidad de los alimentos y otras condiciones inhumanas en las instalaciones”, dijo Shahshahani.

“Estamos muy preocupados por la continuación de las condiciones deficientes en las instalaciones, que hemos documentado desde mayo de 2012, en nuestro informe, ‘Los prisioneros de Beneficio: Inmigrantes y de detención en Georgia’. De nuevo hacemos un llamado a ICE para cerrar este centro, reconocido como uno de las peores en el país, y asegurar que los inmigrantes gocen de la dignidad humana y los derechos constitucionales.”


Cada semana estamos rifando iPads, Laptops, TVs cada semana y la rifa de un Nissan Versa Note en Agosto del 2015

Los jóvenes de hoy, el ejemplo de Carolina

editorialLas comparaciones son odiosas, pero a su edad, muchas niñas ya son madres. Carolina sin embargo, a su edad, ha logrado llegar lejos, hoy es recipiente de una beca de liderazgo de la Fundación Goizueta, premio que solo se le entrega a quienes han demostrado desde su corta edad que han impactado y seguirán impactando a su comunidad, a través de sus acciones y cuyos pasos vale la pena seguir.

La reciente Encuesta sobre la Comunidad Estadounidense, basada en el Censo de Los Estados Unidos, dice que casi un tercio de los 2.6 millones de no ciudadanos de 18 a 24 años de edad que viven en los Estados Unidos estaban matriculados en la universidad.

Entre los no ciudadanos de 18 a 24 años nacidos en Asia, el 65 por ciento estaban matriculados en la universidad, seguidos por los nacidos en Europa (54 por ciento), África (54 por ciento) y la región de Latinoamérica y el Caribe (18 por ciento).

Es decir, que siendo la comunidad de mayor crecimiento en el país, la latina es la que menos va las universidades y por ende hace parte de una fuerza laboral no calificada en mayor proporción, lo que origina menores ingresos y por ende su calidad de vida es más precaria.

Esto se ratifica los mismos datos del Censo, donde se da cuenta que los latinos continúan siendo uno de los grupos étnicos con mayor nivel de pobreza, entre los peores pagados en su trabajo y quienes tienen menos acceso a programas de seguro médico.

El reporte de Foundation for Child Development (Fundación para el Desarrollo del Niño) compara el bienestar de niños hispanos, blancos, negros y asiáticos con padres inmigrantes y padres nacidos en Estados Unidos, por ejemplo, y encuentra que los niños hispanos de padres inmigrantes presentan los peores indicadores de pobreza y promedio de sueldo por vivienda cuando son comparados con otros grupos con padres inmigrantes.

También sufren mayor riesgo de mortalidad infantil y niveles más bajos de familias con seguro médico. Para tener una dimensión de la problemática, los hijos de inmigrantes representan uno de cada cuatro niños en Estados Unidos, señala el mismo reporte.

Un 71% de los niños hispanos con padres inmigrantes son pobres o casi pobres en Estados Unidos, comparados con un 55% de niños hispanos con padres nacidos en Estados Unidos, indica el estudio. El informe considera vivir casi en la pobreza cuando una familia de tres miembros con dos hijos gana un promedio de 36.243 dólares anuales según estándares de 2010.

Para los hijos de inmigrantes negros y asiáticos los niveles de pobreza o casi pobreza son mucho más bajos: oscilan del 29% al 34%.
En cuanto a salud, un 74% de los hijos de padres inmigrantes hispanos gozan de buena o excelente salud en comparación con el 84% de la que gozan hijos de inmigrantes negros o asiáticos, dice el estudio, titulado “Niños diversos: raza, etnicidad e inmigración en la nueva generación no mayoritaria de Estados Unidos”.

La educación es otro campo en el que los hispanos inmigrantes se quedan atrás: en 2010 tan sólo un 37% de los niños hispanos con padres inmigrantes estaban inscritos en educación preescolar mientras que el resto de grupos oscilaba entre el 50% y el 55%.

Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) en su informe de 2014 sobre natalidad señalan también que uno de cada cuatro bebés en Estados Unidos es de madres adolescentes de entre 15 y 17 años, y las hispanas son uno de los grupos con mayor incidencia.

Pese a que entre las hispanas la tasa de natalidad disminuyó también en un 63 por ciento en las últimas décadas, el índice de embarazos es mayor entre las adolescentes latinas en comparación con otros grupos, de acuerdo con el informe.

Por eso, vale la pena celebrar el esfuerzo de jóvenes como Carolina Mauersberg, a quien en la página 5 de esta misma edición destacamos como un ejemplo entre miles, pero que muchas veces no alcanzan a superar los número que nos lleguen a indicar que en 10, 15 o 20 años vamos a ser una comunidad fortalecida y pujante, si tenemos en cuenta el capital humano con que contamos.

Vale la pena seguir adelante, jóvenes, padres de familia y comunidad en general. Es tarea de todos!


Cada semana estamos rifando iPads, Laptops, TVs cada semana y la rifa de un Nissan Versa Note en Agosto del 2015

¿Y dónde está el consulado?

editorialEn las últimas semanas pareciera que ha vuelto a revivir aquella plaga de los años pasados en los que, cientos de personas eran víctimas de un contratista o subcontratista que se quedaba con el dinero de sus trabajadores, o por alguna razón, sino es que por muchas de ellas, el tema se ha mantenido en silencio, lo cierto es que, sigue habiendo entre nosotros esa peste de ladrones que se vale de la vulnerabilidad de los demás para hacer de las suyas.

Hace poco dos personas llegaron a esta sala de redacción para indagar a cerca de los procedimientos que debían seguir para recuperar cinco mil y 3 mil dólares respectivamente que sus anteriores “patrones” se negaban a pagarles.

Sobre este tema corrieron ríos de tinta en el pasado, porque hubo épocas en que no era a uno, sino a todos los de su cuadrilla o grupo o equipo a los que una persona inescrupulosa se negaba a entregarles el dinero ganado con el sudor de su frente, ahora, insistimos pareciera como si el problema hubiera mermado, pero al mismo tiempo no sabemos si es que sigue igual, pero más solapado.

Lo cierto es que, para las peores épocas entre finales de los noventa y principio del dos mil, la oficina de protección del consulado de México en Atlanta hizo un trabajo extraordinario que entendemos se ha mantenido de alguna manera, y ese trabajo no es más que ayudar a las autoridades a poner en cintura a todos estos sinvergüenzas que se roban el dinero de sus trabajadores.

Para la época mencionada se establecieron muchos acuerdos, alianzas, acercamientos, convenios, como quiera llamarse con las autoridades y organismos que vigilan porque esta situación se controle, y los resultados se vieron cuando cientos de afectados pudieron recibir el salario que se habían ganado o recuperaron el dinero de los contratos que habían ejecutado.

Hoy no sabemos en realidad cómo anda ese tema, pero entendemos que desde el gobierno de México se siguen promoviendo la semana de los derechos del trabajador y otras iniciativas que si la gente aprovechara mejor, otro gallo les cantaría, pero a nivel de otras misiones la querella sigue siendo igual.

A parte del consulado mexicano que por la proporción de la comunidad que atiende tiene más funcionarios asignados, en el resto, cada cónsul hace lo que puede y generalmente es dedicarse a hacer trámites y al resto de su gente que se la coma el tigre, amén de los perfiles de quienes fungen como tales, muchos de los cuales, son conocidos en sus casas y un poco entre los tres gatos que los acompañan.

Es una pena saber, por ejemplo, que a Miguel, un hombre hondureño que trabajó para un contratista por un par de semanas, no se le paguen los mil 500 dólares a que tiene derecho; que no encuentre apoyo en su consulado y que solo, a la merced del sistema que no conoce, admita frente a nosotros que ya su dinero estaba perdido.

Sería bueno que los cónsules –y entendemos que algunos lo hacen–, se apoyen en los recursos que por su trayectoria y experiencia ofrece el consulado mexicano y ellos mismos hagan las relaciones necesarias para cuando un connacional se acerque a sus ventanillas a pedir ayuda porque le viene siendo robado su salario, no se encuentre con una respuesta fría, como que “busque un abogado” o “vaya a la Corte”, eso ya debieron haberlo escuchado muchas veces.


Cada semana estamos rifando iPads, Laptops, TVs cada semana y la rifa de un Nissan Versa Note en Agosto del 2015

El desafío de los Dreamers

editorialOfrecemos en la página 14 de esta edición un breve recuento de lo que se llama El informe Noncitizens Under Age 35: 2010-2012 (No ciudadanos menores de 35 años: 2010-2012) una encuesta sobre la comunidad estadounidense que sirve para decantar información demográfica y socioeconómica sobre la población no ciudadana menor de 35 años de edad y otra vez los datos son reveladores cuando les colocamos el adjetivo: “Latinos”.

La encuesta no mide ni pregunta sobre estadía legal en el país, pero si la raza y eso es un indicador interesante cuando de saber en qué anda nuestra gente se trata.

Nos interesan mucho los jóvenes y los niños y eso no lo negamos, porque son el futuro de esta nación y del mundo en general y de la forma en que hoy los veamos, los tratemos y los apoyemos sabremos lo que nos puede esperar.

En el aspecto educativo la encuesta nos muestra que casi un tercio de los 2.6 millones de no ciudadanos de 18 a 24 años de edad que viven en los Estados Unidos estaban matriculados en la universidad.

Entre los no ciudadanos de 18 a 24 años nacidos en Asia, el 65 por ciento estaban matriculados en la universidad, seguidos por los nacidos en Europa (54 por ciento), África (54 por ciento) y la región de Latinoamérica y el Caribe (18 por ciento), es decir, que seguimos estando en el último lugar entre los que asistimos a la universidad, y así, no estamos haciendo mucho.

Otra cifra que llama la poderosamente la atención es que, más del 64 por ciento de los 10.3 millones de no ciudadanos en los Estados Unidos menores de 35 años nacieron en Latinoamérica y el Caribe. Asia (23 por ciento) constituyó el segundo grupo en términos de tamaño de no ciudadanos menores de 35 años en los Estados Unidos, seguido de Europa (6 por ciento).

Otra vez la paradoja, mientras somos más de 6 millones del total de los 10.3 millones de extranjeros jóvenes, solo el 18% de éstos van a la universidad, una cifra muy por debajo comparada con los asiáticos, que siendo solo el 23 por ciento, su presencia en las universidades es del 65 por ciento.

Aquí pudiéramos tratar de poner todas las excusas que se nos ocurran. Quienes vivimos en Georgia podríamos apelar a la forma miope y cretina como la Junta de Regentes del Sistema Universitario de Georgia ha conducido sus políticas de acceso a las universidades, dejándose contagiar por el odio de los legisladores republicanos hacia los inmigrantes, pero ese no es todo el problema.

Dejamos claro que la encuesta no muestra el estatus de los jóvenes, y sabemos que muchos de esos más de 10 millones menores de 35 años, son nacidos aquí en Estados Unidos y otra gran proporción han obtenido sus documentos legales en el país por cualquier razón, e igual, les ha valido un rábano seguir una carrera universitaria y buscar un mejor futuro para sus familias y la misma sociedad.

El desafío de los Dreamers que siguen luchando, exponiéndose, desobedeciendo las reglas y demandando las normas debe ser apoyado por todos nosotros de manera incondicional, sabiendo que ellos no tienen la oportunidad que otros, para ir a la universidad y no cejarán en hacer lo que esté a su alcance para lograrlo.


Sálvese Quien Pueda

Difícil no hablar de inmigración

editorialSe torna una tarea difícil buscar un tema para editorializar que no tenga que ver con la inmigración, no solo porque trabajamos por los intereses de una comunidad migrante, sino porque vivimos, respiramos, tocamos, cuestionamos, luchamos y perdemos el sueño con lo que sucede alrededor de lo que a ella concierne, y eso, hace que se vuelva inevitable y casi que insustituible.

Podríamos escribir sobre la mansión de 2.1 millón de dólares que el arzobispo de Atlanta Wilton Gregory construyó para satisfacer su placeres mundanos, pero, ¿a quién le importa la fortuna que se gaste el arzobispo si a fin de cuentas ese dinero no se lo robó a nadie y hace parte de una herencia que alguien dejó para provecho de su iglesia?

Ahora, si los herederos de Margaret Mitchell autora de Lo que el Viento se Llevó, hubieran especificado que los 14 millones de dólares en aporte a la iglesia católica que ellos dejaban cumpliendo la voluntad de la difunta debían distribuirse de otra forma, ahí sí que hay un problema, pero al parecer no fue así, y a fin de cuentas, a los latinos les vale cuerno, si eso no les quita ni les pone.

Podríamos escribir sobre la bochornosa pelea de los hijos de Martin Luther King, por la venta de la Biblia y el premio Nobel que se ganó el líder afroamericano, y que no hace sino empañar la imagen de una de las figuras más prominentes del siglo XX en Estados Unidos, pero en conclusión, si los venden o no, los latinos tienen que salir a ganarse para el pan como todos los días.

Igual, podríamos hablar del arranque del Obamacare, para algunos la panacea, para otros un elefante blanco de desproporcionadas magnitudes, pero igual. Con Obamacare o sin Obamacare los latinos sin documentos deben enfrentarse todos los días al demonio de las policías locales, que son en su más simple descripción un monstruo chupa sangre de los indocumentados.

Por eso, volvemos al tema migratorio, esta vez porque Obama pensaba que se había salido con la suya queriendo echarles toda el agua sucia de su incompetencia a los republicanos, y el tiro se le ha salido por la culata, pero no solo a él, también a los demócratas solapados que ya traían el disco rayado de tanto repetirlo.

El diario de mayor influencia en el mundo, The New York Times, acaba de poner el dedo en la llaga al evidenciar que Obama no ha hecho más que mentir a todos, mientras opera una maquinaria de falsedades alrededor del tema de la reforma convirtiéndose en el verdadero peligro para las familias inmigrantes, antes que el propio partido republicano.

El diario ha pedido a Obama que actúe porque de las 3.2 millones de deportaciones conducidas en los pasados 10 años y que corresponden a los gobiernos de Bush y de él, la mayoría han sido por ofensas menores entre las que se destacan las “lucecitas” del stop o los direccionales de los vehículos, que terminan identificando a un conductor sin licencia.

Así las cosas, las deportaciones por esas ofensas, pasaron de 43,000 durante los cinco años del gobierno de Bush a 193,000 bajo el de Obama.
“Obama ha agravado este fracaso aferrándose a una estrategia despiadada de endurecimiento de la aplicación (de las normas) a la misma gente que ha prometido ayudar con la legislación que no ha conseguido sacar adelante”, afirma el diario.

Dice que con esta política ha logrado “aumentar el miedo, la ruptura de familias y la falta de oportunidades a la que se enfrentan 11 millones de personas que no pueden cumplir la ley”, y lo instan a proteger los derechos de los inmigrantes, “detener la maquinaria de las deportaciones cuando se abusa de ella” y a centrar sus esfuerzos en combatir a las mafias y bandas que suponen una “verdadera amenaza”.


Sálvese Quien Pueda