Otra vez de idiotas útiles

editorialNo cabe duda, esta semana nadie amaneció dando ni siquiera un centavo por el éxito del plan de reforma económica 2013 en cuyo contenido se aloja un despreciable “plan de reforma migratoria” con camino a la criminalización de millones y millones de indocumentados, la mayoría de ellos de origen latino, eso sí, todo ellos, disfrazado como “camino a la ciudadanía”.

Los análisis ya no son los mismos de comienzos de año, los más optimistas siguen luchando por un proyecto moribundo de reforma que tiene más de perverso que de humano y de burla que de alivio, tal como lo prometió el presidente Barack Obama a la comunidad en general lo que desbordó el voto de esta minoría hacia su candidatura y de paso hacia su partido el demócrata.

En los espacios de opinión de los domingos, vimos más de lo mismo, los republicanos aun con la misma desfachatez hablando de la seguridad en la frontera y una serie de cretinadas que ya ni en sus casas se las deben creer, menospreciando el poder de decisión de la comunidad inmigrante y cavando más profundo su hueco para el fracaso, allá ellos y los latinos que todavía le apuesten a ese partido para depositarles su voto de confianza.

Por otra parte los demócratas, mostrando sus mejores poses de redentores, cuando no han sido otros, sino ellos mismos, los que han echado por la borda todo el caudal de apoyo recibido en las pasadas elecciones y aun muchos de ellos se rehúsan a tomar el serie el plan de reforma al sistema migratorio.

Y en medio de todo ello, un presidente que al final no pasará de ser más que una moneda de cuero, con una serie de promesas incumplidas, una dañina agenda de extrema derecha que ha socavado los cimientos morales de la nación y dan al traste con el sentimiento de comunidades como la afroamericana a la que también se ha llevado enredada entre sus pies, pues aunque parezca increíble algunos logros del movimiento de los derechos civiles como la defensa del voto han perdido terreno durante esta administración.

“Y ahora surge Siria –y aunque se supone que el Congreso puede caminar y mascar chicle al mismo tiempo para resolver asuntos domésticos e internacionales–, ya muchos están echando mano del conflicto para seguir alejando una solución”, escribió Maribel Hastings en su blog de Las Voces de América, y añade:

“Y a Siria súmenle el debate para el presupuesto del año fiscal 2014 y para elevar el tope de la deuda….” “…Postergar el tema migratorio ofrece a ambos partidos la excusa perfecta de comenzar a culparse mutuamente de la inacción, por lo que de nueva cuenta la reforma migratoria se utiliza como balón político con fines electoreros.

Los republicanos acusarán a los demócratas de intransigentes por insistir en el todo o nada de la vía a la ciudadanía; los demócratas acusarán a los republicanos de bloquear los esfuerzos de avanzar la reforma con la vía a la ciudadanía” escribió Hastings.

“Los republicanos siempre han argumentado que los demócratas, aun cuando eran mayoría en la Cámara Baja, no han querido avanzar el tema migratorio porque así pueden seguir explotándolo en contra de los republicanos. Estos, sin embargo, se han ganado a pulso las críticas y su mala reputación entre los votantes latinos, porque al no colaborar en la búsqueda de una solución permitieron que los extremistas definieran al partido como una colectividad antiinmigrante”

Con todo y ese panorama, lo mucho que aún queda por hacer, está de lado de los latinos y los grupos pro inmigrantes: marchas, protestas y desobediencia civil se ven en el horizonte, mientras se diluye este otro intento en uno de los momentos políticos más oscuros de la historia de Los Estados Unidos.


Cada semana estamos rifando iPads, Laptops, TVs cada semana y la rifa de un Nissan Versa Note en Agosto del 2015

El silencio de la gente buena

editorialHace un par de semanas en una reunión de la comunidad con el representante de una firma de abogados, surgió una de esas preguntas que acaparan toda la atención de quienes trabajamos en los medios de comunicación, porque traen todo ese componente de lo que puede ser una buena historia, pero que al final termina por diluirse sin haber pasado nada.

Una mujer que reside en el condado de Cobb narró que es beneficiaria del Estatus de Protección Temporal—TPS, por sus siglas en inglés, y que un abogado local, de origen latino, de cuyo nombre no me quiero acordar, como dijera Cervantes, le había hecho una aplicación de ajuste de estatus a su esposo, basados en su TPS.

La afectada solo quería saber qué pasaría con los papeles que sometió para su esposo, sabiendo que no tenían posibilidades de hacerlo y si corrían el riesgo de que hubieran quedado bajo el radar de las autoridades migratorias por ese “error”. Por desgracia, todas las respuestas para casos como éstos pueden llevar el signo de negativo.

Abordada después para conocer más del caso y buscar las evidencias en los documentos que la mujer dice tener, vimos como se frustraba una vez más, no el contarles una buena historia, sino el dejar en evidencia a un mal profesional, que conociendo la necesidad de la gente y de la comunidad, se valen de ella para sacarles dinero y explotarlas económicamente.

De paso, quién es adivino para saber si otras víctimas se hubieran atrevido a hablar y habrían complementado la denuncia contra este tipo de personas que entre los latinos, se sabe que hace su agosto todo el año, y debido al silencio que termina convirtiéndose en cómplice de los propios afectados, más incautos siguen cayendo cada día.

A la salida del recinto del que hicimos mención al comienzo de esta nota, otra mujer se acercó para referirnos que a su esposo hace muchos años otra abogada le había prometido cometerle una aplicación para tramitarle un permiso de trabajo, al cual no tenía derecho, y sí, en efecto, el hombre logró obtener un permiso que luego le fue revocado.

“Ahora no sabemos si eso lo va a afectar si viene una reforma migratoria”, dijo la mujer, quien tampoco quiso entrar en detalles para dejarnos contar completa su historia y saber así, no solo cuántos han sido timados por este tipo de delincuentes de cuello blanco, sino para alertar a otros que están a punto de cometer los mismos errores.

Esta semana el Servicio de Inmigración y Ciudadanía-USCIS, por sus siglas en inglés, alertó a cerca de un tipo de estafas telefónicas contra personas que tienen o han tenido alguna vez algún trámite con las autoridades migratorias, lo peor del caso, es que, cientos de familias alrededor del país pueden estar cayendo en este momento en esa trampa, mientras el silencio cómplice de quienes, a todo les da miedo, sigue siendo caldo de cultivo para que esto se multiplique.

En esto resumiríamos el mal que le hace el silencio de los afectados a casos como el de los abogados, que escondidos tras sus corbatas y su verborrea roban a diestra y siniestra a nuestra gente, ya Mahatma Gandhi lo había dicho desde el siglo pasado: “Lo más atroz de las cosas malas de la gente mala es el silencio de la gente buena”.


Cada semana estamos rifando iPads, Laptops, TVs cada semana y la rifa de un Nissan Versa Note en Agosto del 2015

El repudiable tráfico humano

editorialEntre nosotros el tráfico de personas se ha vuelto un problema común, de hecho casi todos conocemos a alguien que ha sido víctima de este flagelo y en el peor de los casos hasta quienes han pagado para ponerse él o poner a uno de los suyos en manos de un traficante, de ahí en adelante las historias son espeluznantes.

Cumpliendo con nuestra responsabilidad social, este año hemos dedicado nuestras páginas a darle una especial relevancia al tema, porque no podemos estar ajenos al impacto que este problema está causando en toda la sociedad y tampoco podemos asumir la “política” del avestruz.

Quincenalmente nuestra colaboradora Cipriana Rincón aborda un ángulo de esta problemática con la esperanza de crear conciencia entre todos y dejarnos saber a todos que cada quien puede aportar un poco a que las victimas no se sientan solas, puedan recuperar su voz y salgan de las sombras.

Esta misma semana se ha sabido de un operativo en el que al menos 150 personas alrededor del país en 76 ciudades han sido arrestadas por tráfico humano e inducir a la prostitución, el operativo lo lideró el FBI con agencias locales y el apoyo del Centro Nacional para Menores Desaparecidos y Explotados.

Pero aun millones de personas siguen en cautiverio alrededor del mundo, en Estados Unidos, en Atlanta y muy cerca de su vecindario seguramente. En el operativo del que hablamos, dos personas de esta ciudad fueron capturadas bajo los cargos de prostituir a menores de edad, en todo el país fueron rescatadas esta vez 105 víctimas.

El tráfico humano con fines sexuales o de esclavitud, servidumbre o en cualquier otra modalidad es un crimen detestable, es nuestro deber denunciarlo y también responsabilidad suya apoyar a las autoridades para que más personas puedan ser liberadas y sus captores puestos en el lugar en que merecen estar: la cárcel.


Cada semana estamos rifando iPads, Laptops, TVs cada semana y la rifa de un Nissan Versa Note en Agosto del 2015

Actuar bajo la ley y actuar con justicia: dos cosas distintas

editorial

“Si toleramos las injusticias, terminamos siendo cómplices de las mismas”
Henry Thoreau

“Estados Unidos es un país de leyes” se han cansado de repetirnos los republicanos más racistas, los moderados, los que nos quieren y los que nos detestan, y lo dicen muchos demócratas, sin partido, jueces, policías y hasta los que andan de a pie, se han aprendido esa frase para soltarla cada vez que quieren dejarnos saber que aquí “hay leyes” y que las mismas deben cumplirse.

Que es un país de leyes, no nos cabe duda, todos los estados y naciones están fundados sobre ellas, que en algunos se hagan cumplir y en otros no, esa es otra historia, sin embargo el que se apliquen las leyes con rigurosidad siguiendo ad pedem litterae lo que dicen, no significa que las actuaciones bajo esas circunstancias necesariamente sean justas.

De la justicia se dice que es: “Cualidad o virtud de proceder o juzgar respetando la verdad y de poner en práctica el derecho que asiste a toda persona a que se respeten sus derechos, que le sea reconocido lo que le corresponde o las consecuencias de su comportamiento” en sí, la justicia debe presidir las leyes fundamentales de una nación.

Sin ahondar en el tema hay dos hechos sobresalientes en esta definición, el primero es que se respeten los derechos que le asiste a toda persona y que le sea reconocido lo que le corresponde o las consecuencias de su comportamiento. Si vamos a lo que dicen los diccionarios sobre qué es la ley, veremos que es una: “Regla o norma establecida por una autoridad superior para mandar, prohibir o regular alguna cosa” Punto!

Tanto en su definición como en su aplicación el concepto de justicia está por encima del legal toda vez que en la primera hay cualidades y virtudes y en la otra solo normas establecidas y aceptadas por la mayoría, suponiéndose en el mejor sentido de las cosas, que las leyes nunca deberán estar por encima de lo que es justo para los seres humanos.

Bien podemos aplicar esta corta reflexión al tema migratorio donde los republicanos tan apegados a la ley como dicen serlo, buscan por todos los medios legislar bajo el imperio de la ley, por encima del amparo de la justicia, independientemente del impacto negativo que eso cause en sus comunidades.

También podemos traer a colación el caso Zimmerman, en el que sin duda todo el andamiaje legal y pericial pudo haber sido manejado bajo los más rigurosos estándares que para el efecto contemplan las leyes, pero donde sin duda, la aplicación de la justicia se ensombrece otra vez, porque no se le da a la persona lo que le corresponde…

Es decir, no se le concede a Travor Martin el respeto por su vida, por su libertad y ni siquiera por su muerte digna y tampoco se le concede a Zimmerman, su asesino, lo que le corresponde de acuerdo al acto que cometió por su arrogancia, por creerse el superhombre con una pistola en sus manos y por despreciar la vida de un adolescente, simplemente porque éste, siendo negro, no podía caminar libremente en una calle de su país donde solo deberían vivir los blancos.


Sálvese Quien Pueda

Jurásicos republicanos

editorialNi súplicas, ni encuestas, ni sondes, ni ruegos, ni la misma razón le valió a los dos senadores republicanos federales por Georgia Saxby Chambliss y Johnny Isakson, para que emitieran un voto favorable al mal llamado por nosotros los medios, “proyecto de reforma migratoria”. Eso corrobora una vez más que a los republicanos en su mayoría, ancianos caducos les vale una tira arreglar los problemas del país, y anteponen siempre sus intereses personales.

Dos encuestas recientes entre los electores de Georgia daban un claro respaldo de los georgianos al plan que contiene entre tantas otras cosas, un alivio migratorio a algunos millones de inmigrantes, en estos momentos sin documentos. En un primer sondeo un 34% estaba totalmente a favor de ese plan. En otro sondeo ese estimado llegaba al 61%.

Pues bien, demostrado hasta la saciedad ha estado en este debate que cuando la maquinaria republicana se une en torno a la defensa de sus intereses, es mucho el trabajo que debe hacerse aunque poco se logre, pero con dos o tres que entiendan que el país no se pude seguir manejando como cuando el arco iris era en blanco y negro, habremos hecho una gran labor, por eso es que las organizaciones siguen insistiendo en que las oficinas de esos políticos retrógrados, deben inundarse de llamadas abogando por un plan que reforme el sistema de inmigración del cual ellos mismos han dicho no sirve para nada.

En una declaración pública el senador Isakson dice de manera descarada que votó en contra del proyecto, porque, aunque sabe que las actuales leyes migratorias no funcionan, el plan de los ocho no aseguraba lo suficiente la frontera como para él estar seguro de que esa iniciativa era la correcta.

A renglón seguido advierte el septuagenario político que “él seguirá trabajando en un plan de reforma migratoria que si asegure la frontera”

Algo más sínico que esto no se le puede ocurrir a más nadie sino a un dinosaurio que todavía se cree viviendo en el período jurásico, que la gente viene al mundo porque los trae una cigüeña y que los pajaritos pueden nacer de sus madres por cesárea. Esa es la clase de políticos que no solo son la mula muerta en la mitad del camino, sino el peor indicio de que el partido al que pertenecen o hace un cambio generacional o se sigue quedando anquilosado en la craza ignorancia de quienes ahora lo conducen.

Con razón Jerry González, director de la Asociación de Funcionarios Latinos Electos y Designados de Georgia—GALEO, por sus siglas en inglés, decía que los senadores Chambliss y Isakson se encuentran entre la minoría de senadores que se oponen al paso de la histórica ley de reforma de inmigración que prevé el camino hacia la ciudadanía para los 11 millones de personas indocumentadas y promueve la prosperidad económica.

“Los georgianos apoyan abrumadoramente esfuerzos para arreglar el sistema de inmigración que sería un catalizador para el desarrollo económico de nuestro Estado, pero nuestros senadores nos fallaron hoy”, dijo el activista decepcionado por la posición mezquina de los “lideres” republicanos.

“Da pena enterarse que nuestros dos senadores de aquí de Georgia no hayan visto la importancia de este proyecto y se hayan dejado llevar por una comodidad política, era el momento de ponerse los pantalones bien ajustados”, dijo el representante estatal Pedro Marín, al respecto.

Lo cierto de todo esto es que, hay una ola de vejetes republicanos que se resisten a dejar el poder mientras le causan un daño irreparable a su país, consecuencias que sin duda pagarán sus nietos y futuras generaciones, cuando deban enfrentarse a una nación resentida, dividida todavía entre blancos y los otros despreciables, destrozada en su médula y con las secuelas de un pasado que les perseguirá hasta que las malas influencias de acciones como las de Chambliss y Isakson ya no hagan parte de su memoria colectiva.


Sálvese Quien Pueda

Servir y no ser servido

editorialHace un par de semanas mostrábamos aquí un poco la historia de América Gruner, una mujer activa entre su comunidad de Dalton y gran parte del condado de Withfield, ahora con influencia en la ciudad de Rome donde acaba de abrir una nueva sede de la Coalición de Líderes Comunitarios—CLILA-, por sus siglas en inglés.

Gruner nunca ha perseguido los premios, rehúye muchas veces a las cámaras y a diferencia de otros, su discurso es pausado pero contundente.

América se ha enfrentado casi sola a las autoridades anti-inmigrantes de su ciudad, se ha combatido, en el mejor sentido de la palabra con el sheriff de Withfield cuando de manera brabucona implementó la 287 (g) y de manera descarada comenzó a arrestar a personas de origen latino solo por su aspecto. Esta mujer nunca se le quedó callada, escuchó sus argumentos, pero en su propia cara le advirtió, que una cosa eran sus versiones, y otras la realidad misma que la gente vivía a diario.

Activista por convicción, no se ha medido en riesgos para que su comunidad no siga siendo vulnerada, por eso tiene como lema, servir y no ser servido, porque entiende, como nos dijo en una entrevista anterior, que muchos “lideres” latinos, habían usado a la gente como trampolín para acceder a puestos burocráticos, ascender en posiciones de mayor rango o simplemente para satisfacer sus egos.

Indiscutiblemente, eso para ella, ha sido siempre tema de malestar, porque también ha sido víctima de este tipo de gentes, quienes la han usado, han usado su organización para sumar puntos y obtener recursos y luego la han ignorado.

Lo que menos nos importa ahora es alimentar contiendas o generar desconfianza entre, quienes luchan de una u otra manera por la comunidad latina, pero en algún momento nuestra responsabilidad con la verdad y por qué no, con la justicia, nos tenía que llevar a denunciar estas anomalías.

No se vale que entre organizaciones locales, se den este tipo de cosas y se trata de menoscabar el trabajo de quienes, como Gruner, hacen lo que pueden, y un poco más, de manera desinteresada, sin generar un sueldo, sin obtener jugosos aportes de entidades y corporaciones y exponiendo todo su capital humano y de recursos para empujar a los suyos y seguir así adelante.


Cada semana estamos rifando iPads, Laptops, TVs cada semana y la rifa de un Nissan Versa Note en Agosto del 2015

O nuestros jóvenes estudian; o nos lleva la que nos trajo!

editorialLas desproporciones entre nuestros jóvenes de origen latino y los asiáticos, por ejemplo, siguen en aumento. Mientras los primeros van a la vanguardia en el tema de los niveles de escolaridad y de ingreso a las universidades y posteriores trabajos profesionales bien remunerados, tal pareciera como si cortar “yarda” o lavar platos en McDonalds, para muchos de nuestros chicos fuera el verdadero sueño Americano.

¿Es ofensivo pensar así?

-Claro que es ofensivo, pero eso no le quita lo real. Cada vez más son los jóvenes latinos que desertan de las escuelas secundarias porque “no les gusta” “se aburren”, “no se adaptan” o simplemente les importa un comino. ¿Son la mayoría? – Por fortuna no, pero son un gran número y eso nos causa un gran daño como comunidad, sobre todo cuando, en procesos como el que vivimos ahora, luchamos para ocupar el espacio que nos merecemos como seres humanos.

¿Y por cuál espacio luchamos, por el de cortadores de pasto, barrenderos, jornaleros y trajinados campesinos, o por el aquel que como personas nos devuelva la dignidad, el respeto, el decoro y la participación social y política que nos lleve de la mano con los principios de igual y justicia que tanto se pregona en estas tierras?

No quiere decir que los trabajos con los que ejemplificamos esta nota sean deshonrosos, pero tampoco hagamos el papel de tontos. Con ese tipo de labores se sostiene parte de la economía del país, se abaratan los productos de la canasta familiar y se engordan los bolsillos de las corporaciones, pero como grupo social no nos llevan a ningún lado.

En Georgia, por ejemplo, las estadísticas indican que el 56% de los estudiantes de las escuelas públicas ya no son blancos. Eso quiere decir que son negros, latinos y asiáticos. Como comunidad representamos solo el 9% del total de la población estatal, pero en algunos distritos escolares como el del condado de Hall, la presencia hispana es asombrosa, hay escuelas donde más del 70% son hispanos. Ese mismo fenómeno lo vemos en algunas escuelas primarias de Gwinnett, pero en las secundarias esos niveles ya no se mantienen.

Nuestros jóvenes se están saliendo de las escuelas para irse a lavar platos y lo paradójico es que muchos “son felices” ¿Y sus padres? – Están bien, gracias!

El tránsito de la secundaria a la universidad es otro rollo, los jóvenes que sobreviven a la graduación, en un gran número, lo primero que se les ocurre decir es que, “ir a la universidad es muy caro” Y así es. Estados Unidos, a diferencia de otros países tiene uno de los sistemas educativos más caros, pero al mismo tiempo conseguir becas por méritos propios, es de lo más común del mundo.

Aquí hay beca para todo, el problema es que, tanto los jóvenes como sus padres, quieren que todas esas cosas se les lleve a su casa, se les envíe por correo en un sobre perfumado o se les aparezca un ángel sin ellos mover un dedo y sin haber tenido un buen desempeño académico.

Muchos de nuestros jóvenes, aunque nos duela decirlo, ni siquiera les ha dado la gana de hacer los trámites de la Acción Diferida, y otros, salieron con el argumento de que $ 465 era demasiado dinero, y cuando son arrestados por las policías locales conduciendo sin licencia, consiguen hasta 2,000 dólares en cuestión de horas, sin que les remuerda la conciencia.

La responsabilidad que tenemos como padres de familia, no es solo la de llevar el dinero a la casa y gastarse el resto en 8 cartones de cerveza los fines de semana. Si queremos ganarnos el verdadero espacio por el que luchamos, tenemos que incentivar entre todos, que nuestros jóvenes no dejen la escuela, sigan una carrera profesional y dejen de estar haciendo los trabajos que ya sus padres están hartos de hacer por años, desde que llegaron a esta país para darles una mejor calidad de vida, a quienes hoy se niegan a querer seguir estudiando.


Sálvese Quien Pueda

El odio puede más que la cordura

editorialNo cabe duda que a los ultraconservadores del Partido Republicano, los está matando el odio y así como sus corazones están enfermos su partido no está mejor y si es que alguien no es lo suficientemente inteligente como cambiar la velocidad con que se dirigen al despeñadero, la colectividad como tal se las verá negras en el futuro próximo.

Los republicanos no pierden oportunidad para desdeñar de la comunidad inmigrante, y lo hacen con tanto desparpajo que se inventan estudios donde advierten que somos menos que idiotas y no podemos pensar; se inventan supuestos como que traemos pestes y enfermedades y se complacen en urdir leyes perversas como las de Arizona que son ahora reflejo de estados como Georgia.

A pesar de que los mapas etnográficos han venido cambiando alrededor de la nación, los republicanos siguen creyendo que los blancos todavía son la mayoría, que la raza aria, como la defendía Hitler es superior a todas las demás y que ellos van a poder sostenerse en el poder solo con el voto de éstos.

Recientemente en la convención republicana en Athens el orador invitado Karl Rove, se salvó de ser abucheado por la mayoría porque se atrevió a decir que su partido había dejado de lado la importancia del voto hispano, y la única manera que tuvo para bajar los odios en el recinto que se encendieron con su declaración, fue cambiar de página y criticar al presidente Barack Obama y apelar al reciente escándalo con el IRS.

De ahí en adelante lo demás fue degradante, pero de gran importancia para los asambleístas porque los cuatro candidatos que aspiran a la curul que dejará el senador republicano Saxby Chambliss, se fueron lanza en ristre contra la reforma migratoria, a la que le desearon el peor de los destinos y prometieron oponerse hasta con sus propias vidas.

Seguidamente el congresista por Savannah Jack Kingston, quien quiere llegar al senado federal dijo que era necesario que se pusiera fin a otorgarle la ciudadanía a los hijos de extranjeros nacidos en el país y que de ser elegido él llevaría esa bandera a Washington, lo que implica reformar la enmienda 14 y cuya propuesta ni siquiera ha pasado a ser discutida por ninguna de las dos cámaras federales por ser un tema muy sensible.

Pero la cereza en el pastel la puso el gobernador Nathan Deal, quien en el año 2009 fue escogido entre los 15 políticos más corruptos del país. Deal les advirtió a sus correligionarios que el Partido Republicano debía dejar de ser lo que era ahora, y citó como dato preocupante que el 56% de los estudiantes de las escuelas públicas del estado no eran “blancos”, como a ellos les gustaría y que ahí estaba el futuro electoral de Georgia.

Aun así, para no dejar de complacer a los que estaban sedientos, no de escuchar verdades sino de oír lo que incita al odio racial, les dijo seguidamente que el Departamento de Estado le había concedido una rebaja del 20% en las cuotas de refugiados para el estado de Georgia, es decir, unos 3 mil beneficiarios menos, porque estas personas tenían derecho a Medicaid, estampillas de comida y vivienda, todos éstos, programas federales y no estatales.

Deal usó el tema de los atentados en Boston, para azuzar a los presentes a irse contra los inmigrantes, recordando que los jóvenes chechenos habían entrado al país con visa de refugiados, como queriendo decir que el resto de todos los beneficiarios del programa, en su mayoría africanos y asiáticos y de paso todos los inmigrantes no “anglosajones” eran un peligro para el país.

No cabe duda que estos republicanos están viendo la realidad de su partido y el futuro del mismo, pero en aras de seguir alimentando el odio exacerbado en la mayoría de sus representantes, prefieren seguirse engañando entre sí, esgrimiendo argumentos, mentiras y falsos estudios que ni ellos mismos se creen, pero que vergonzosamente les siguen representando votos.


Sálvese Quien Pueda

Cerrarle las puertas a Solalinde

editorialCerrarle las puertas a Alejandro Solalinde no solo ha sido un error histórico como él mismo lo ha dejado ver, sino un descomunal golpe a la comunidad inmigrante en general que espera de sus líderes religiosos, más que buenas intenciones y cartas con buen estilo y hermosas palabras, actitudes concretas y decisiones inteligentes que estén acorde con lo que predican.

La historia la presentamos en la página 17 de esta edición. Alejandro Solalinde es un cura mexicano que se ha sabido amarrar bien los pantalones frente a la adversidad, la pobreza, la desatención y complacencia de algunas autoridades de su país con el hampa que azota a los migrantes centroamericanos que pasan por suelo mexicano, y ha puesto su deber por encima de su propia vida.

Así es conocido este guerrero de las causas sociales, que finalmente son parte esencial del evangelio que pregona lejos de los lujos, las clases, las pompas y las encumbradas posiciones a que aspiran muchos dentro de la cúpula romana, solo para darse la gran vida, contrario a lo que Jesús hizo a su paso por esta tierra en la que también se declaró extranjero.

Pues bien, narra Solalinde que el Obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Atlanta Luis Zarama, no solo le cerró las puertas de la Iglesia de la que ambos son “pastores” sino que le negó toda posibilidad de oficiar algún servicio en una parroquia, por temor a que se “hiciera política” desde esa tribuna, en su paso por esta ciudad el próximo 14 y 15 de mayo, en el marco de una caravana que lo llevará hasta Washington.

Al malestar de Solalinde que no tiene pelos en la lengua para denunciar lo que cree que no tiene fundamento en sus creencias, se añade el hecho de que, la Iglesia Católica de Estados Unidos en general ha visto un reverdecimiento inusitado gracias a los inmigrantes, especialmente los mexicanos, lo que convierte a este país en el cuarto de mayor concentración de romanistas, después de Brazil, México y Filipinas.

En un informe de la Conferencia de Episcopal de Estados Unidos, se advierte que la iglesia católica estadounidense, se ha convertido en la más grande confesión religiosa del país que ha visto aumentar su número de fieles a 68, 5 millones de personas.

En un estudio elaborado por The Catherine of Siena Institute se observa que el total de iglesias protestantes han pasado de ser un 65% en 1910 a representar el 25% del mapa del cristianismo en territorio estadounidense, con una caída de 40 puntos porcentuales. Así, si hace cien años los católicos eran el 22%, ahora representaban el 35%, con un aumento de 13 puntos.

Georgia está ubicado en el puesto número 42 entre los 50 estados, donde los católicos representan solo un 8% del total de su población, en cuanto al número real de quienes se identifican como católicos Georgia ocupa el lugar número 30 con aproximadamente 447.126 personas, paradójicamente, casi la misma cifra que en el 2010, el Censo de Estados Unidos reconocía era el número de inmigrantes en esta sección del país.

No se diga del dinero que los inmigrantes, con papeles o sin papeles le dejan a la institución romana en aportes y contribuciones, lo que a nivel nacional ubica al país en la primera fuente de financiamiento de la Iglesia Católica Romana, para solventar y sostener las pompas y lujos con que se vive en El vaticano y en la mayoría de las diócesis y arquidiócesis como la de Atlanta.

Por todo ello, cerrarle las puertas a Solalinde que representa a los inmigrantes frágiles, a los menos favorecidos, a los muertos de hambre, a los vulnerados, a los atacados y despreciados en la primera potencia mundial, con el argumento de que “la iglesia no se tome para hacer política” y “no se sabe lo que vayan a hacer los inmigrantes” no solo es un error de apreciación de la fe que dicha Iglesia profesa, sino querer taparse los ojos una vez más y hacerse los de vista gorda.


Sálvese Quien Pueda

Debajo de la alfombra

editorialSí, hay personas manejando sin licencia a las que algunos policías en sus “rutinas” diarias detienen y les preguntan ¿por qué no pueden sacar una licencia de conducir? Y cuando los latinos les dicen que porque no tienen un número de Seguro Social, éstos vuelven a preguntarles, ¿Por qué no lo sacan si es fácil? Y cuando reciben la respuesta más cerca a la realidad, entonces los bombardean con la pregunta final ¿y por qué no aplican para una visa?

Se ve a diario eh! O son, o se hacen, pero el punto no es la relativa ignorancia hacia un problema que lleva años carcomiéndose a la comunidad inmigrante, sino dejándole millonarios aportes a las ciudades y a los condados, este aporte no hace parte de las cifras que los institutos de economía revisan cuando analizan lo mucho que intervienen los indocumentados en el sostenimiento de estos entes territoriales.

El pasado 11 de abril el Cónsul General de México en Atlanta, Ricardo Cámara, se reunió con el Jefe de la Policía de Norcross, Warren Summers “con el fin de fortalecer la relación y los lazos de cooperación para atender a la comunidad mexicana en esa ciudad”. Eso se ve muy bien, suena bien y está bien, ojalá otros cónsules dejaran de calentar su silla todo el día e hicieran trabajos como éste, pero ese no es el punto.

El punto es que, para las personas de a pie, una cosa es que las autoridades se sienten y otra distinta el “peso de la ley” eso no tiene discusión, un retén es un retén y un encuentro entre un oficial de policía y un inmigrante sin documentos es de por sí una pesadilla, en otras palabras no todo lo que brilla es oro.

Beatriz Guerrero una dama mexicana residente en Forest park, se quejaba recientemente ante este medio de comunicación porque dice que el acoso de la policía en la ciudad de Forest Park en el condado de Clayton se vuelve en ocasiones insoportable. Forest Parkway, Jonesboro Road y Moreland, son los sitios preferidos por los agentes, dijo la mujer.

A juicio de Guerrero, por ahí es donde andan más los hispanos y ella ha sido testigo e la forma en los tratan, al menos, eso es lo que ella dice, al tiempo que se queja de que éstos policías son muy bruscos.

Mil veces el departamento de policía de Forest Park se ha reunido con las autoridades extranjeras para mostrarles cómo trabajan, si no estamos mal en la apreciación, fueron el primer órgano policial en crear una academia de policía para la comunidad, en la que personas del común se instruyen y aprenden sobre leyes y el accionar de ese cuerpo armado, pero en la calle, cuando un policía está frente a un inmigrante con o sin papales, la cosa es diferente.

La señora Guerrero, una mujer ya entrada en años, dice que ella es ciudadana y lo corrobora con su pasaporte azul, aun así, dice que un oficial la tomó bruscamente por su brazo, cuando ella trataba de traducirle a otra inmigrante que estaba siendo arrestada lo que debía hacer, porque no le estaba entendiendo al oficial.

Paul Bridges, el alcalde de Uvalda, la ciudad del sur que se ha vuelto popular porque tiene a un mandatario gabacho amigo de los inmigrantes, dijo recientemente que los miembros del concejo de su localidad actuaban de manera descarada cuando aprobaban multas hasta de mil dólares para quienes fueran sorprendidos manejando sin licencia, y que al otro lado de la carretera, la multa solo era de 50 dólares. Negocio redondo.

Para ilustrar un poco más el punto al que pretendemos llegar, hace unas pocas semanas la comunidad latina organizada en un Comité Popular, se dirigió hasta las oficinas del jefe de policía de la ciudad de Doraville, en el condado de DeKalb, el señor John King. La queja era una sola, los constantes retenes en un área de influencia casi 100% latina.

King los escuchó y les dio sus puntos de vista, fue amable como lo es siempre, hizo chistes, se esforzó por dejar salir su origen mexicano y el acercamiento que guarda todavía con aquel país de sus progenitores y explicó detalladamente y sin prisa, el motivo de los retenes los que achacó al movimiento de pandillas que azotan el área y que son una amenaza para la seguridad pública.

En segundo lugar, puso como motivo de los retenes la venta de alucinógenos y de drogas controladas y de paso dijo que muchos paisanos seguían conduciendo luego de haber consumido licor. Eso lo entiende todo el mundo, ese es trabajo de la policía y quienes lo visitaron no tuvieron ninguna dificultad en reconocer la problemática, aunque cuestionaron los métodos de contrarrestarla.

Este pasado domingo 21 de abril, luego de un corto receso, los retenes de la Winter Chapel y la New Peachtree volvieron al escenario en las primeras horas del día, que es una de las quejas de la comunidad, porque a su parecer las pandillas y en general los delincuentes hacen sus fechorías es en las horas de la noche o tratando de ser menos visibles.

Recordando aquella reunión entre la comunidad y el jefe King, uno de sus asistentes le entregó en aquella oportunidad un balance detallado de lo que habían sido los resultados de los retenes a partir del primero de enero de 2013 hasta la primera semana de marzo y llama la atención que lo que menos se ha arrestado ha sido a pandilleros, el principal dolor de cabeza del jefe policial.

Juan Carlos Martínez, uno de los querellantes de Doraville dijo en esa oportunidad que había personas a las que habían arrestados dos y tres veces en esos retenes y que cada multa cuesta 800 dólares, solo por no tener licencia, así las cosas, lo que uno ve a ojo de buen cubero, es que, no solo la “seguridad” tiene un precio, sino que en ocasiones las palabras no compaginan con la realidad.

Haciendo un cálculo sin mayores pretensiones estadísticas, de las 93 personas arrestadas en Doraville entre enero y marzo de 2013 en los consabidos retenes, 46 fueron por conducir sin licencia (42.2%) y 12 por licencias suspendidas (11.6%), lo que equivale casi al mismo delito; 30 fueron arrestadas por drogas (27.9%) 3 por llevar niños sin la debida restricción en sus sillas (2.79%) y 2 por DUI (2.72%)

Nuevamente, si sumamos lo que no son felonías, encontramos que el 56.73% de los arrestados no llenan el perfil criminal que el jefe King dice estar combatiendo por medio de los retenes, y los pandilleros parecen invisibles, pero si le colocamos precio a los arrestos por no licencia a un promedio de 800 dólares por cabeza, las cifras sonríen con más de 45.000.00 en recaudos, en pocas horas y con el menor esfuerzo.

Por eso, no es que seamos pesimistas frente a las declaraciones de escritorio y las señales de buena voluntad y entendimiento, protocolariamente y en política todo es válido y tiene sus razones de ser, hacen parte de un aparato sencillo y a veces complejo que se llama relaciones públicas, con las cuales no se arregla nada, pero si uno no levanta debajo de la alfombra, todo parece que fuera más bonito.


Sálvese Quien Pueda